Guerra Rusia-Ucrania

Suecia y Finlandia pidieron entrar a la OTAN, pero Turquía se opone: qué puede pasar

Suecia y Finlandia presentaron formalmente sus solicitudes de ingreso, pero el proceso -que días atrás parecía que iba a avanzar rápidamente- podría verse obstaculizado por los cuestionamientos de Turquía.

Finlandia y Suecia solicitaron hoy, formalmente y de manera conjunta, su ingreso en la OTAN, una decisión empujada por la invasión rusa de Ucrania, pero se enfrentan a las objeciones de Turquía.

"Este es un buen día en un momento crítico para nuestra seguridad", dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. "Esto es un momento histórico y deberíamos aprovecharlo", agregó.

Sin embargo, los embajadores de la OTAN no lograron llegar a un acuerdo sobre el inicio de las conversaciones para la adhesión de Finlandia y Suecia, según pudieron saber Bloomberg y Associated Press.

Guerra Rusia-Ucrania, EN VIVO, Día 83 | Mariupol cae en poder del ejército ruso tras tras la evacuación de Azovstal

Guerra Rusia-Ucrania: luego de Finlandia, Suecia anuncia su intención de entrar a la OTAN, pero Turquía amenaza con vetarlo

La invasión rusa de Ucrania -que tuvo un impacto en la opinión pública de los países- empujó a Suecia y Finlandia a abandonar su histórica postura de neutralidad en favor de lo que, de concretarse, será el cambio más fuerte de las últimas décadas para Europa en materia de seguridad. Por su parte, sumar a esos países ayudaría a la OTAN a consolidar su posición en el noreste y el Mar Báltico.

Vladímir Putin recientemente dijo que la entrada de Suecia y Finlandia (que comparte alrededor de 1300 kilómetros de frontera con Rusia) no representaba una "amenaza directa" para su país, pero advirtió que habría una respuesta si se producía una expansión de la estructura militar. El ingreso de los países nórdicos a la alianza militar es un fuerte costo geopolítico para el Kremlin que antes de la invasión de Ucrania le había pedido garantías a la OTAN de que no se seguiría expandiendo al este.

Pero hay un obstáculo: Turquía. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan sugirió varias veces que bloquearía un eventual ingreso de Suecia y Finlandia a la alianza, para lo que se necesita un apoyo unánime por parte de los 30 miembros. El gobierno turco acusó a los países de dar refugio a un grupo de militantes kurdos a los que considera terroristas.

"No nos entregarán a los terroristas, pero nos pedirán que les permitamos entrar en la OTAN. La OTAN es una entidad de seguridad. Es una agencia de seguridad. Por lo tanto, no podemos decir 'sí' a privar de seguridad a esta organización de seguridad", dijo hoy Erdogan en un discurso ante legisladores de su partido. "La expansión de la OTAN sólo tiene sentido para nosotros en la medida del respeto que muestren hacia nuestras sensibilidades", agregó.

Turquía exige la repatriación de 33 personas vinculadas al Partido de los Trabajadores de Kurdistán y al predicador musulmán Fethullah Gülen, a quien el gobierno acusa de organizar un golpe de Estado en 2016. Según medios kurdos, hasta ahora Suecia y Finlandia han rechazado 19 pedidos de extradición, cinco están en suspenso, mientras otros nueve están siendo evaluados.

Antes de los cuestionamientos de Turquía, se esperaba que los embajadores de la OTAN aceptaran rápidamente ambos pedidos de ingreso, en lo que se consideraba una formalidad menor, y firmaran los protocolos de adhesión pocos días después. Ahora, ese plazo se ha retrasado, ya que no está claro cuánto tiempo se aferrará Turquía a sus demandas.

Finlandia pidió ingresar a la OTAN y la lacónica respuesta de Putin preanuncia otro frente de tensión con Rusia

Turquía está en conversaciones con Suecia y Finlandia, y los miembros de la OTAN dicen que confían en que las preocupaciones turcas puedan superarse. Sin embargo, no se descarta que Turquía pueda llegar a un acuerdo para iniciar el proceso de adhesión, sólo para vetarlo más adelante. 

Un oficial de la OTAN le dijo a Bloomberg que la alianza militar estaba determinada a resolver las diferencias y llegar a una conclusión rápida. El presidente de Finlandia, Sauli Niinisto, también se mostró confiado en que se puedan resolver las diferencias.

Si se superan las objeciones de Erdogan y se avanza con las conversaciones de adhesión, Suecia y Finlandia podrían convertirse en miembros pronto. El proceso suele durar entre ocho y doce meses, pero la OTAN quiere actuar con rapidez teniendo en cuenta las advertencias de Rusia a los países nórdicos, que ya consiguieron garantías de seguridad de Noruega, Dinamarca, Islandia y Francia, mientras se lleve a cabo el proceso.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios