Coronavirus: un Papá Noel contagió a 61 ancianos en geriátrico y murieron 23

El hijo de un residente geriatrizado en Bélgica quiso darles una alegría en vísperas de la Navidad a decenas de ancianos que por meses no pudieron recibir visitas. Sin saberlo, se convirtió en un superpropagador del Covid-19.

Las fiestas de fin de año son fechas difíciles para  aquellos que están solos, y en especial, para los ancianos en geriátricos que ya atravesaron un 2020 sin visitas para prevenir los contagios de coronavirus.

En particular, los ancianos son uno de los grupos más vulnerables al Covid-19, sobre todo cuando reúnen otras comorbilidades.

 

Durante las fases más severas de cuarentena que estableció la mayoría de los países en el mundo por la pandemia, las residencias de ancianos tuvieron prohibidas las visitas de todo tipo e incluso, en muchos geriátricos los médicos sólo podían revisar a los ancianos en la entrada del establecimiento.

Por eso, cuando se aliviaron los contagios y las fases se relajaron, hijos y nietos de ancianos geriatrizados corrieron a visitarlos, aunque con protocolo. Pero un reencuentro resultó en tragedia: días antes de Nochebuena, un hombre se disfrazó de Papá Noel para visitar a su padre en una residencia para la tercera edad en la localidad de Mol de la provincia belga de Amberes. No sabía que estaba infectado de Covid-19.

Europapress

Repartió pequeños obsequios, usó barbijo al conversar con los residentes pero no mantuvo distanciamiento social, e incluso trascendieron fotos en las redes sociales en las que se lo ve posando junto a los ancianos.

Fueron pocos minutos, pero decisivos. Y cuando se marchó, había dejado el virus en el lugar. Tres días después le confirmaron diagnóstico positivo de Covid-19 luego de que sintiera síntomas, lo que precipitó que las autoridades sanitarias realizaran el test a todos en el geriátrico.

Al menos 14 empleados se infectaron, y 61 de los 169 residentes, de los cuales 23 fallecieron a consecuencia del Covid-19: cinco de ellos, en Nochebuena y Navidad, reportaron medios locales.

El alcalde de Mol, Wim Caeyers, dijo que “primero, el geriátrico dijo que se respetaron las reglas, pero luego e inmediatamente recibimos fotos de las familias de los residentes, en las que se puede ver que no fue así . El funcionario presume que una mala ventilación fue probablemente la causa de los contagios y pidió revisar las medidas de CO2.

 

 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios