Llega el invierno

Cómo calentar la casa más barato y fácil: qué opciones hay, cuáles se pagan solas y cómo se instalan

La llegada del invierno significa un aumento en los gastos de gas y electricidad para calentar la casa. Acá hay algunas alternativas para que estos no sean tan altos como otros años.

Llega el invierno y las temperaturas empiezan a bajar, por lo que muchas personas se preparan para prender la estufa y empezar a encarar los altos gastos que representa tener el gas abierto durante gran parte del día.

Pero existen varias opciones para calentar la casa sin tener que prender el gas o consumir una cantidad excesiva de electricidad -algo que generalmente sucede con las estufas eléctricas-.

Bitcoin y oro: qué conviene más para no perder contra la crisis y la inflación

El desesperado plan de rescate de u$s 2.900 millones para Luna: por qué no funciona 

Cómo calentar la casa en invierno sin gas

La primera recomendación que se da a la hora de calentar la casa sin usar gas es cambiar a un sistema eléctrico híbrido que use tanto conexión con la red eléctrica y con algún tipo de producción alternativa.

Las más populares son las granjas solares, con un sinfín de empresas que venden paneles para recolectar la energía del sol y luego utilizarla para bajar los gastos eléctricos.

Una de ellas es Huawei, que presentó su sistema de paneles solares llamado Back Up Box. El mismo permite almacenar energía solar en una batería que se puede utilizar cuando el usuario lo desea -cómo lo puede ser durante la noche cuando es necesario alimentar los sistemas de calefacción-.

El mismo tiene un precio de u$s 3250 si se instala completamente (con la batería incluida), mientras que sólo los paneles solares salen unos u$s 2500.

la mejor calefacción eléctrica

Por otro lado, también es necesario contar con un sistema de calefacción que funcione principalmente con electricidad (a diferencia de los sistemas que funcionan a gas natural).

La opción más tradicional es el aire acondicionado que cuenta con tecnología "split", por lo que puede enfriar y calentar los ambientes de una casa con tan solo presionar un botón.

Lo malo de este producto es que tiene un alto consumo eléctrico, por lo que es esencial contar con un sistema de producción eléctrica alternativa si se busca ahorrar dinero en el proceso.

Por otro lado, también está la opción de Ecosol, un sistema de placas metálicas que se calientan a través de energía eléctrica y luego emiten un 85% de su calor por radiación.

Tags relacionados

Más noticias de Infotechnology

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios