Bancos

ALERTA cajeros automáticos: no se puede poner la tarjeta sin antes hacer esto

Frente al aumento de estafas en los cajeros automáticos, hay ciertos recaudos que pueden tomar todos los usuarios para evitar ser víctimas.

Si bien los bancos cuentan con medidas de seguridad en sus instalaciones, en el último tiempo trascendieron nuevas modalidades de estafa que hacen que cualquier cajero automático represente una amenaza para el cliente. 

Ahora, los delincuentes ni siquiera deben estar presentes a la hora de efectuar una operación delictiva, sino que pueden replicar tarjetas y conseguir datos ajenos de forma completamente remota. 

Frente a estos riesgos, vale la pena tomar ciertos recaudos antes de realizar una extracción de dinero. A continuación, algunos consejos. 

Cajeros automáticos: qué hay que hacer para evitar una estafa

En primer lugar, se recomienda evitar los cajeros que se encuentren en zonas solitarias. Más bien, hay que elegir las terminales más seguras, ubicadas cerca de los bancos y con mayor afluencia de gente. 

Para conocer las diferentes alternativas, el usuario puede dirigirse a Google Maps y seguir estos pasos:

  • En la barra de búsqueda de Google Maps, escribí "cajeros automáticos" o "ATM" seguido de la ubicación en la que te encuentras o a la que te diriges. 
  • Hacé clic en el botón "Buscar" o presiona la tecla "Enter".
  • Google Maps mostrará todos los cajeros automáticos cercanos a tu ubicación o la ubicación que ingresaste.

Una vez en el cajero, el cliente deberá verificar que no haya ningún objeto sospechoso dentro de la máquina. Esto se debe a que los estafadores suelen vulnerar los ATM con el fin de bloquear el dispensador de dinero y hacerle creer a la persona que el sistema no anda, cuando en realidad la operación se concretó y los billetes quedaron estancados en el interior. 

En esta línea, los usuarios pueden chequear el panel del teclado o que no haya ningún elemento extraño en el espacio donde se introduce la tarjeta. 

Por otro lado, no se recomienda aceptar ayuda de extraños. En cambio, habrá que comunicarse directamente con el banco en caos de dudas. 

Finalmente, una mala costumbre que hay que evitar es la impresión del recibo en el cajero automático. Este papelito suele terminar en la basura dentro de las mismas instalaciones del banco e incluye datos personales que pueden ser de relevancia para un delincuente. 

Temas relacionados
Más noticias de cajero automático

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.