Salud

Los consejos perfectos para que las mujeres hagan ejercicios durante el embarazo y por qué es tan importante que las embarazadas estén en movimiento

Es importante adaptar la intensidad y duración del ejercicio durante el embarazo según las necesidades individuales de cada mujer.

En esta noticia

La práctica de actividad física durante el embarazo es objeto de interés por parte de la comunidad científica. Se han realizado numerosas investigaciones que destacan los beneficios de mantenerse activa durante esta etapa crucial de la vida de una mujer.

Más allá de los mitos y las preocupaciones tradicionales, hoy en día se reconoce ampliamente que el ejercicio moderado y adecuado puede contribuir significativamente al bienestar tanto de la madre como del bebé.

Según datos recopilados a nivel mundial, menos del 30% de las mujeres gestantes sigue las pautas establecidas para mantenerse activas durante esta etapa, mientras que entre el 45% y el 55% de las mujeres no embarazadas en países desarrollados sí lo hace.

Es fundamental brindar información precisa y actualizada que permita a las futuras madres tomar decisiones informadas sobre cómo mantenerse activas de manera segura durante esta etapa tan importante de sus vidas y la de sus bebés, siempre con consejo y consulta médica.

Es inevitable: un estudio científico reveló por qué las embarazadas tienen náuseas

Así impacta el calor en las embarazadas durante el verano

Consejos para mujeres: ¿cuáles son los beneficios de hacer ejercicio en el embarazo?

Los lineamientos establecidos por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) subrayan la importancia de la actividad física durante el embarazo al recomendar que las mujeres gestantes acumulen al menos 150 minutos de ejercicio aeróbico moderado a la semana.

La natación y el yoga prenatal son actividades de bajo impacto que pueden proporcionar beneficios físicos y emocionales durante el embarazo, como la reducción del estrés y la mejora de la flexibilidad.

Foto: archivo

Desde aliviar malestares y dolores propios de la gestación hasta prevenir un aumento excesivo de peso, los beneficios de la actividad física durante el embarazo son diversos y significativos, entre los cuales también están las posibilidades de reducir el riesgo de:

  • Parto prematuro
  • Reduce el dolor de espalda, el estreñimiento, la hinchazón y la inflamación
  • Preeclampsia
  • Parto por cesárea
  • Depresión posparto
  • Diabetes gestacional
  • Previene el sobrepeso
  • Mejora el estado de ánimo y los niveles de energía.
  • Mejora la forma física general.

Es necesario que, según cada caso y en tanto sea aprobado por el médico y posible de realizar, la mujer embarazada adopte un enfoque práctico e integre el ejercicio en su rutina diaria.

Por ejemplo, optar por subir escaleras en lugar de tomar el ascensor o tener reuniones mientras se camina puede ser una forma efectiva de aumentar la actividad física sin necesidad de dedicar tiempo extra específicamente para el ejercicio.

La diabetes gestacional es uno de las afecciones que puede despertarse en el embarazo

Foto: archivo

Además, es importante que las mujeres reconozcan y valoren las actividades cotidianas que ya realizan, como las tareas del hogar o hacer las compras, como parte de su ejercicio físico. Identificar estas oportunidades puede ayudar a construir un estilo de vida activo y saludable durante el embarazo.

El estudio científico que demuestra cómo se modifica el cerebro de las mujeres durante el embarazo

Horóscopo: las mujeres de estos 3 signos son las más independientes de todo el zodíaco

¿El ejercicio en embarazadas tiene beneficios para los bebés?

La Universidad de Salud de Utah resalta que el ejercicio durante el embarazo no solo beneficia a la madre, sino también al bebé en desarrollo. Estudios han revelado resultados alentadores en cuanto a la composición corporal y el desarrollo neurológico de los hijos de mujeres que mantuvieron una rutina de ejercicio regular durante la gestación.

De hecho, investigaciones encontraron que los niños nacidos de madres que hicieron ejercicio tienen una menor cantidad de grasa corporal al momento del nacimiento y a los 5 años de edad, lo que sugiere efectos positivos a largo plazo.

Estos hallazgos resaltan la importancia de promover la actividad física entre las mujeres embarazadas no solo para su propia salud, sino también para el desarrollo saludable de sus hijos.

Temas relacionados
Más noticias de Embarazo
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.