Salud

Lipoproteína: este es el tipo de colesterol al que pocos le prestan atención y que pone en riesgo a un 20 % de la gente

Conocé todo sobre el colesterol menos conocido que amenaza al 20% de la población.

En esta noticia

 El corazón es un motor vital que impulsa nuestra existencia y que enfrenta amenazas constantes. En este escenario de riesgo, la lipoproteína (a) aparece como un adversario silencioso. 

Esta forma de colesterol, de origen hereditario, representa un peligro cardiovascular para alrededor del 20% de la población mundial. ¡Conocé de qué se trata y cómo reducirlo! 

Horóscopo: así le irá a cada signo del zodíaco en abril, señalado como el mes más intenso del año por los astrólogos

Los 3 sorprendentes motivos por los que los gatos aman tirar al piso las cosas que están sobre las mesas

La Lipoproteína (a): un riesgo cardiovascular silencioso

Conscientes de su alta incidencia y la falta de conciencia sobre su peligrosidad, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) busca alertar sobre la presencia de la lipoproteína (a) en la población. 

Aunque no tan reconocida como el LDL, la lipoproteína (a) ha sido identificada como un marcador de riesgo cardiovascular significativo.

Estas sustancias son responsables del transporte del colesterol en la sangre, y se dividen principalmente en dos tipos: las lipoproteínas de alta densidad, también conocidas como colesterol HDL, y las lipoproteínas de baja densidad, o colesterol LDL. 

La lipoproteína (a) es un tipo de colesterol que puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. (Foto: archivo) 

En un artículo del sitio Alimente, la Dra. Mª Rosa Fernández Olmo, presidenta de la Asociación de Cardiología Preventiva de la SEC, asegura que la lipoproteína (a) es una variante del LDL a la que se agrega una proteína, la apo (a), confiriéndole características especiales, incluida su heredabilidad y su papel en procesos proinflamatorios y protrombóticos.

Además, tiene capacidad para aumentar el riesgo de padecer un infarto agudo de miocardio o un accidente cerebrovascular isquémico de manera precoz.

Cuando los niveles de lipoproteína (a) superan los 50 mg/dl, según explican desde la SEC, comienza a aumentar el riesgo cardiovascular. Sin embargo, ni la dieta ni el ejercicio parecen afectar estos niveles, y las opciones de tratamiento para reducirlos son limitadas, aunque se están llevando a cabo algunos ensayos clínicos al respecto. 

Por ello, las guías de práctica clínica recomiendan el uso de fármacos para reducir los niveles de colesterol LDL en todas aquellas personas con lipoproteína (a) elevada.

Dado que no existen opciones para intervenir directamente sobre la lipoproteína (a), el objetivo principal radica en controlar los demás factores de riesgo cardiovascular y mantenerlos bajo control. 

La lipoproteína (a) puede aumentar el riesgo de sufrir un infarto agudo de miocardio o un accidente cerebrovascular isquémico de forma precoz. (Foto: archivo)

Además de reducir los niveles de colesterol, se aconseja seguir una dieta equilibrada, realizar ejercicio físico de intensidad moderada de manera regular, evitar la obesidad y el sobrepeso, no fumar y controlar los niveles de presión arterial y glucosa en sangre.

Enfatizando la importancia de la detección temprana, la Asociación de Cardiología Preventiva de la SEC señala que la lipoproteína (a) no se evalúa de manera rutinaria en los análisis de sangre, a pesar de su relevancia. Incluso una persona con niveles normales de colesterol total puede tener elevada la lipoproteína (a). 

Por ello, es importante comunicar a los familiares cercanos (hermanos, padres, hijos) si se detectan niveles elevados de lipoproteína (a) para que puedan realizarse análisis y conocer su situación.

En una reciente reunión de la Asociación de Cardiología Preventiva de la SEC, se llevó a cabo la determinación de la lipoproteína (a) entre los asistentes como medida de concienciación entre los profesionales. 

De las 170 determinaciones realizadas (101 mujeres y 69 hombres), el 89% presentaba niveles de lipoproteína (a) por encima de 50 mg/dl, y el 2,9% superaba los 90 mg/dl.

Las 4 gemas perfectas para acompañar el día a día de las personas del signo de Leo

Elon Musk trabaja con el gobierno de Estados Unidos: una de sus empresas construye una red de satélites espía

Salud del corazón: ¿cómo reducir la lipoproteína?

Para reducir los niveles elevados de lipoproteína (a) y proteger la salud cardiovascular, se pueden tomar las siguientes medidas:

  • Consultar con un médico especialista: ante la presencia de niveles elevados de lipoproteína (a), es fundamental consultar con un cardiólogo para recibir orientación y tratamiento adecuado.

  • Seguir una dieta saludable: si bien la dieta puede tener un impacto limitado en los niveles de lipoproteína (a), optar por alimentos bajos en grasas saturadas y colesterol puede ayudar a controlar otros factores de riesgo cardiovascular.

  • Realizar actividad física regularmente: incorporar ejercicio físico moderado de forma regular puede contribuir al bienestar cardiovascular general y ayudar a mantener bajo control los niveles de otros tipos de colesterol.

  • Evitar el tabaquismo: puede aumentar el riesgo cardiovascular y tener un impacto negativo en los niveles de lipoproteína (a). Dejar de fumar es fundamental para proteger la salud del corazón.

  • Seguir el tratamiento médico recomendado: si el médico lo indica, seguir el tratamiento farmacológico prescrito puede ayudar a reducir los niveles de colesterol LDL, lo que a su vez puede beneficiar la salud cardiovascular en general.

  • Controlar otros factores de riesgo: mantener bajo control la presión arterial, controlar los niveles de glucosa en sangre y mantener un peso saludable son medidas adicionales importantes para proteger la salud cardiovascular y reducir el riesgo asociado con la lipoproteína (a).
Temas relacionados
Más noticias de Colesterol
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.