Bienestar

Las 4 hormonas de la felicidad: cómo estimular los neurotransmisores que te pueden cambiar la vida y cómo reconocer cuando algo está fallando

Este conjunto de hormonas tienen un papel muy importante en nuestra vida cotidiana.

En esta noticia

Las hormonas son mensajeras químicas en nuestro cuerpo que tienen un papel fundamental en casi todos los aspectos de nuestra vida.

Desde los antojos hasta nuestro ánimo cotidiano, todo está influenciado por estas sustancias. Sin embargo, entre este complejo sistema hormonal, existe un grupo especialmente importante: las llamadas "hormonas de la felicidad"

Estos neurotransmisores tienen el poder de cambiar nuestra vida, y lo más sorprendente es que podemos estimular su producción de manera consciente.

Los 5 hábitos claves para activar la hormona de la felicidad

Hallazgo científico: esta sería la hormona responsable de las náuseas y vómitos en el embarazo

Las 4 hormonas de la felicidad: la importancia de cada una en nuestro organismo

Para entender el fenómeno de las "hormonas de la felicidad", es clave comprender qué son realmente estas sustancias químicas y cómo afectan nuestro bienestar emocional.

Según explicaciones de la Dra. Sophie Mort, experta en salud mental de Headspace, en el sitio Glamour, las hormonas de la felicidad no son un término científico exacto, sino más bien una forma coloquial de referirse a los neurotransmisores asociados con el bienestar

Este cuarteto de hormonas conforman el bienestar emocional de cada una de las personas (Fuente: archivo)

Estas sustancias son producidas naturalmente por varias glándulas en nuestro cuerpo y circulan por el torrente sanguíneo, regulando diferentes aspectos de nuestro funcionamiento corporal.

  • Serotonina: encargada de regular el estado de ánimo, el apetito y el sueño.
  • Dopamina: influyente en la motivación, el placer y la sensación de recompensa.
  • Endorfinas: reducen la percepción del dolor y generan una sensación de euforia.
  • Oxitocina: conocida como la "hormona del amor", debido a su función en el fortalecimiento de los lazos sociales y la conexión emocional.

¿Cómo se manifiestan las hormonas de la felicidad? "Estos neurotransmisores son objeto de un amplio debate en la actualidad, a menudo sin una comprensión clara de lo que cada uno es, qué hace y por qué es importante", explica la Dra. Mort. 

Estas hormonas son producidas naturalmente por nuestro cuerpo y regulan diversos aspectos de nuestra salud física y emocional (Fuente: archivo)

Por ejemplo, la dopamina, frecuentemente denominada "la hormona de la felicidad", no necesariamente nos induce felicidad directamente. Más bien, genera un impulso que alimenta nuestra motivación para repetir ciertas actividades, manteniendo nuestra atención en ellas.

Además, la dopamina tiene un papel en la regulación del movimiento y puede aumentar en momentos de terror, como lo experimentan los veteranos de guerra traumatizados al escuchar sonidos de batalla.

La dopamina es crucial para la motivación, el placer y la sensación de recompensa (Fuente: archivo)

¿Cuáles son algunas formas cotidianas de estimular cada una de ellas?

Es posible estimular la producción de las hormonas de la felicidad mediante actividades cotidianas simples:

  • Serotonina: exponerse al sol y hacer ejercicio regularmente.
  • Dopamina: establecer y alcanzar metas, dedicarse a hobbies y disfrutar de la música.
  • Endorfinas: practicar ejercicio físico, reír y meditar.
  • Oxitocina: mantener relaciones sexuales y compartir momentos con seres queridos.

Aunque la meditación se asocia específicamente con la producción de endorfinas, estudios demostraron que también aumenta la liberación de dopamina, serotonina y oxitocina.

Las investigaciones científicas que confirmaron los efectos negativos de pasar mucho tiempo sentado a diario

Las investigaciones científicas que demostraron que los "conocidos" son tan importantes para el bienestar emocional como los amigos y la familia

¿Cómo sabemos cuándo están fallando estas hormonas de la felicidad y qué debemos hacer?

Detectar una deficiencia de hormonas de la felicidad no siempre se traduce en tristeza o depresión. 

La Dra. Mort señala que realizar actividades para estimular la producción de estas hormonas puede ser útil para mejorar el estado de ánimo

Tener una rutina diaria facilitará la concentración o motivación y, en caso de que los síntomas persistan o interfieran con las actividades diarias, es importante consultar a un médico o profesional de la salud mental para recibir atención adecuada.

Temas relacionados
Más noticias de ciencia
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.