Religión

Descubrimiento histórico: revelan el verdadero origen de la Biblia y encuentran un fragmento perdido durante milenios

Un investigador austriaco encontró un fragmento perdido en el Nuevo Testamento. ¿Qué secretos se esconden en el capítulo 11 y 12 de Mateo?

En esta noticia

Grigory Kessel, investigador de la Academia Austríaca de Ciencias, anunció un histórico descubrimiento a través de un artículo publicado en la revista New Testament Studies. Su equipo encontró un fragmento oculto que podría revelar el origen de la Biblia

Se trata de una de las ediciones más antiguas del Nuevo Testamento, el cual contiene versículos del Evangelio de Mateo con detalles jamás vistos.

TikTok

La Nostradamus de los famosos realizó 22 predicciones para este año: ¿cuáles son?

 

"Las diferencias eran claras: se encuentran frases y palabras diferentes que indican que se trata de una traducción más antigua que jamás se conoció", aclaró Kessel. 

La drástica decisión de Lacalle Pou que perjudica a los argentinos

La NASA mostró la foto más nítida de un plato volador tras una persecución espacial: "Fue desafiante"

¿Qué revela el fragmento oculto de la Biblia?

Este enigmático descubrimiento, enmascarado en un antiguo libro guardado entre los archivos del Vaticano, revela sorprendentes diferencias en el Evangelio. 

"Este versículo está oculto en el sentido de que, a principios del siglo VI, la copia en pergamino del Libro de los Evangelios fue reutilizada dos veces. Ahora, en la misma página se pueden encontrar hasta tres capas de escritura en diferentes idiomas", explicó Kessel.

Según el investigador, esta antigua traducción al siríaco plantea interrogantes sobre el origen de la Biblia. Además, señaló que "sugiere una conexión con el norte del Imperio Persa, que practicaba zoroastrismo". 

El Ministerio de Desarrollo Social avanza con un nuevo programa de asistencia: monto de cobro, condiciones y a quiénes beneficiará

Becas Progresar: tras el aumento, vence el plazo para sumar un extra 

¿Cuál es la relevancia de este fragmento para el origen de la Biblia?

Según Christoph Marckchies, profesor de Cristianismo Antiguo en la Universidad de Humboldt de Berlín, este descubrimiento es sumamente importante para la comprensión del Catolicismo Apostólico Romano

"Los evangelios del Nuevo Testamento se remontan, aproximadamente, al año 70 después de Cristo y los manuscritos más antiguos conocidos son los papiros de la primera mitad del siglo II encontrados en Egipto", explicó. 

Además, aclaró que la mayoría de los fragmentos están escritos en griego. Por esta razón, la aparición del siríaco se convierte en objeto de estudio e investigación. 

La relevancia de este hallazgo radica en su potencial para comprender los orígenes y la evolución de la fe, ya que arroja luz sobre los primeros siglos del cristianismo y desafía nuestra comprensión actual de la religión

Temas relacionados
Más noticias de descubrimiento
Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • MM

    Mauro Mura

    11/05/23

    En estricto rigor yo he leído que supuestamente existió una sola fuente, la que llaman fuenteQ. De todas maneras concuerdo con que el artículo está mal escrito, me quedé con las ganas de saber en que se diferencia ese extracto de Mateo que mencionan con lo que está escrito actualmente.

    Responder
  • HMC

    Hugo Molinas Coach

    11/05/23

    El artículo tiene por lo menos tres errores groseros.. el origen de la Biblia no es uno solo porque la Biblia es un conjunto de 120 libros y tienen diversos orígenes y diversos idiomas originales de escritura. También se menciona un libro de los evangelios que dicho sea de paso no existe un libro de los evangelios como tal sino que los evangelios son libros en sí mismo y cada uno con su nombre pero ninguno se llama libro de los evangelios. Así que los invito a traducir correctamente el artículo o a realizar las correcciones antes de publicar, con esos errores ni siquiera tengo ganas de verificar las fuentes ni las referencias de los supuestos científicos.

    Responder