Hogar

Aroma a toda hora: paso a paso para hacer un difusor de ambientes casero

Hacer tu propio aromatizador de ambientes casero es una forma económica y ecológica de mantener tu hogar fresco y acogedor. Seguí el paso a paso.

En un mundo donde la búsqueda de alternativas sostenibles y económicas es cada vez más relevante, el uso de productos caseros se define como una tendencia en ascenso. Entre estas opciones, los aromatizadores de ambientes hechos en casa se destacan como una solución decorativa práctica y económica ideal para mantener nuestro hogar con fragancias estimulantes a toda hora.

Este difusor esparcirá aromas en espacios cerrados gracias a las varitas que no requieren encenderse como los inciensos, sino que absorben las esencias y las expulsan al aire.

Cómo hacer un difusor de aromas casero

Los difusores de aromas son muy útiles para poder crear ambientes frescos y con buen olor, además de que se pueden utilizar si querés dar un paso más y practicar la aromaterapia. Te contamos cómo hacerlo (¡es muy fácil!).

Materiales para hacer un difusor de ambientes

  • Recipiente con una abertura estrecha, como un pequeño frasco. Su altura debe ser de entre 12 y 25 cm.
  • Varillas de ratán (también podés usar palitos de brochette). 
  • Aceite esencial (podés utilizar uno o combinar varios).
  • Aceite de base, que será un aceite neutro para diluir con el aceite esencial.

Pasos para hacer un difusor de aromas con varillas

  • Volcar 60 ml de aceite de base en una taza medidora, agregar 60 ml de agua y 5 ml de alcohol.
  • Añadir a la mezcla anterior unas 25-30 gotas del aceite esencial. Si vas a utilizar dos diferentes, que sean 15 gotas de cada uno. Si son más, repartí de manera que el total de gotas no supere las 30.
  • Agitar bien la mezcla para que se puedan combinar los aceites.
  • Volcar la mezcla de aceites en el recipiente de abertura estrecha que compraste.
  • Colocar entre 4-8 varillas en el recipiente, dispersas en forma de abanico. No las inclines todas hacia un mismo lado ya que el resultado final perdería eficacia.
  • Cuando las varillas lleven una hora en el recipiente, dales la vuelta para que se remojen también los extremos que están secos. Gracias a esto, el aceite comenzará rápidamente a desplegar su aroma.

Si todo está bien hecho, un día después ya sentirás el aroma en su totalidad.

Tip: Es recomendable que cada semana remuevas el aceite con suavidad, así te asegurás de que sigue bien mezclado. Cada 3-4 días debés voltear las varillas para evitar que se sequen y que el aroma pueda seguir difundiéndose con eficacia.

Temas relacionados
Más noticias de Decoración
>
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.