Mercados a Fondo

"Tenemos una devaluación implícita": experto recomienda en qué invertir en este escenario

El Cronista conversó con Martín Yanzon, head trader de Conosur Investments sobre la actualidad financiera argentina, las oportunidades de inversión y el futuro de los activos locales.

El Gobierno aplicó medidas económicas para lograr una estabilidad cambiaria y de las variables financieras. Sin embargo, el mercado sigue viendo con preocupación los próximos meses, dada la dinámica inflacionaria y cambiaria.

En ese contexto, los inversores buscan donde posicionarse rumbo al 2023, el cual va a ser electoral.

Para tener un panorama sobre la actualidad financiera argentina y proyectar los próximos meses, El Cronista conversó con Juan Martin Yanzon, head trader de Conosur Investments, quien remarca que encuentra mayor potencial en la deuda en dólares local, advierte sobre los riesgos en la deuda en pesos y afirma que el "dólar soja" resulta un parche, con dudas al mediano plazo.

El súper dólar llega a un máximo de 20 años: cómo puede afectar a la Argentina

Bola de nieve: el método eficaz y más recomendado para terminar con todas las deudas en tiempo récord

-¿El dólar soja soluciona los problemas?

-El dólar soja es un incentivo de corto plazo. Es un parche. El problema es que el Gobierno está tratando de generar los incentivos correctos pero está dejando de lado los efectos adversos. Tener distintos tipos de cambio diferenciales que, en la superficie intentan tener incentivos positivos, en el fondo termina siendo un arma de doble filo. Cuando se ve el efecto secundario de la medida, el temor es que se pueda terminar en un lugar bastante complejo en el futuro. Tenemos una suerte de devaluación implícita y la duda es con qué pesos se va a pagar este nuevo esquema cambiario.

-El BCRA acumula reservas y para el agro es un negocio...

-Sí. El dólar soja trajo una liquidación del agro muy acelerada. La cantidad de dólares que se genera por la soja es casi un 50% más. Antes el productor, por cada dólar MEP,  necesitaba tres dólares oficiales. Ahora necesita dos, es decir, hubo una rebaja del 33% del precio del dólar MEP. En ese sentido, se genera una brecha artificial mucho más reducida para algunos, en este caso los productores de soja, que pueden generar presiones en otras variables financieras.

-No hay que dormirse con la dolarización de portafolios...

-Veníamos de portafolios muy dolarizados. De repente, el cambio sustancial que hubo en el escenario de tasas, que pasamos de tasas de 45% al 60%, en estos niveles de brecha, tiene sentido hacer algo, con un correcto análisis en cuanto al tamaño de carry trade. Si todo se mantiene igual, se necesita una brecha de 150% en un año para convalidar una pérdida haciendo carry trade. Con tasas más altas y brecha en 90% y aceleración del crawling peg, la tasa tiene más atractivo.

-Llegaron los dólares y mejoraron los bonos y acciones. ¿Puede seguir o frena junto con el dólar soja?

-Por más que se tenga dólares, de fondo sigue siendo el mismo emisor de deuda al cual el mercado no le cree. Creo que a estos precios, hay que verlo en términos relativos y ver qué empieza a quedar caro y qué empieza a quedar barato.

-¿Cómo sería?

Por ejemplo, el S&P Merval en dólares (CCL) está en máximos de la era Alberto Fernández, mientras que los bonos están en niveles de 27% de promedio de paridad. Estamos más cerca del mínimo de los bonos que de las acciones. Claramente estamos en un nivel de techo para las acciones y de mínimos en los bonos. Las acciones tuvieron un rally muy importante, sin embargo, los bonos no están subiendo en la misma magnitud. Creo que el mercado empieza a mirar con disonancia algunas cuestiones. Es decir, el S&P Merval está relativamente caro contra los bonos. Me gustan más los bonos hard dólar hoy en día antes que continuar con acciones.

-Es decir, están desacopladas las acciones respecto del nivel del riesgo país...

-Creo que hay que verlo todo en términos relativos. Hoy el S&P Merval (CCL) opera en u$s 500, lo cual está por encima de su promedio de la era Alberto Fernández que es u$s 350. En cambio, los bonos operan en u$s 25, lo cual es inferior al promedio de la era Fernández que es u$s 35. Por eso me da la sensación que hay un trade relativo que favorece hoy más a los bonos que a las acciones.

-Ambos activos son muy volátiles...

-Totalmente. Hay que entender que los bonos operan como las acciones ya que si bien son instrumentos de renta fija, el nivel de volatilidad que tienen es superior a cualquier índice americano. En cuanto a los análisis relativos, también se pueden hacer apuestas dentro de los distintos sectores locales. Si el inversor no quiere bonos, hay papeles que están atrasados dentro del S&P Merval como por ejemplo, los bancos. De cualquier manera, todos coincidimos en que Argentina esta barata pero tiene expectativas muy negativas por parte de los inversores.

-¿Crees que se paga el vencimiento de deuda en enero de u$s 1000 millones?

-El vencimiento de u$s 1000 millones de enero es desafiante pero no imposible. Si fuese u$s 10.000 millones seguramente sería imposible de pagar dado el nivel actual de reservas. Pero u$s 1000 millones no lo veo imposible. En definitiva, el problema de la deuda en dólares no es hoy, sino dentro de los próximos 5 a 6 años. Sin embargo, ese problema de mediano plazo el mercado lo está priceando hoy.

-¿Es más urgente el problema de la deuda en pesos?

-Totalmente. El problema que tiene la Argentina hoy, de corto plazo, es la deuda en pesos y no la de deuda en dólares. Hay una bola de deuda indexada que hay que ver cómo se va a desarmar.

-Los canjes y el buen rolleo calmaron al mercado en el corto plazo...

-Exacto. Creo que lo importante es ver cuál es la senda que se toma en torno a la sustentabilidad de la deuda. Algo muy importante y poco medible es mirar cómo estas medidas se llevan adelante y cuál es el tono que se aplica. El mercado le tiene miedo a la compulsividad de las soluciones, como puede ser un plan "Bonex", que si bien puede hacer a la deuda sustentable,  el tono podría ser muy negativo. Otra cosa es ofrecer distintos canjes voluntarios y acercados a lo que busca el mercado.

-El Gobierno está yendo por el lado conciliador...

-Efectivamente. Más allá de las soluciones depende mucho del tono y creo que algo de esto empieza a ocurrir. Que hayan emitido los bonos duales es una buena señal del gobierno hacia el mercado. El mercado empieza a ver a estas medidas con buenos ojos y se observa estabilidad en algunas variables financieras, con menor volatilidad financiera y cambiaria. En línea con la idea de cómo son las alternativas que se presentan y en el tono que lo hacen, van a hacer que los participantes del mercado acompañen (o no). En ese contexto, me animaría de hacer algo de tasa en pesos en una medida que no lastime.

-¿Te gustan las ON en dólares?

-Creo que los corporativos están muy caros. Veo a la deuda corporativa cara y barata a la soberana. Los corporativos que rinden entre 5% y 10%, mientras que los soberanos rinden por encima del 35%, por lo que se observa que el mercado subestima que las ON tienen incorporado riesgo local. El riesgo que pricean los corporativos no está en línea con el riesgo real que tienen. Por eso me gustan más los bonos hard dollar argentinos, con una estrategia dividido en tres en tercios, de entre el Global 2030, 2035 y 2038.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios