Inversiones en pesos

¿Techo en la inflación? Cuál es el bono en pesos que los fondos ven como gran oportunidad

El mercado especula con que la expectativa inflacionaria podría seguir manteniéndose a la baja en los próximos meses. Y aparecen 'bonos tapados' en el radar de los inversores

En esta noticia

Tras el dato de inflación de noviembre de 4,9% que sorprendió a la baja, los analistas comienzan a ver con atractivo bonos que antes no estaban en el radar.

El mercado especula con que la expectativa inflacionaria podría seguir manteniéndose a la baja en los próximos meses. Esta expectativa despertó el interés de bonos en pesos a tasa fija con tasas que logran ganarle a la inflación esperada.

De esta manera, los bonos en pesos a tasa fija comienzan a tener nuevamente un atractivo adicional en un contexto de estabilización de la inflación.

El Banco Central fijó las metas para las tasas de interés, la inflación y el dólar

Rally del dólar y oportunidad: el MEP y el CCL quedaron baratos y anticipan hasta cuánto pueden subir

Inversiones en pesos

La inflación del mes de noviembre no estaba en los planes del mercado.

La misma resultó del 4,9% y si bien es un número muy elevado para una inflación mensual, la misma fue menor al rango que esperaba el mercado, así como también menor a la inflación de 5,8% de CABA.

El mercado busca permanentemente opciones para ganarle a la inflación y evitar que los pesos se evaporen contra la suba de los precios en la economía real.

Por ello, aparece un menú de opciones, dentro de los cuales, las inversiones a tasa fija comienzan a ser más atractivas.

El REM proyecta una inflación cercana al 100% para 2023 y en términos comparativos, los inversores observan rendimientos en el mercado que podrían lucir interesantes.

Por un lado, aparecen los bonos a tasa fija, con el TO23 rindiendo 110% de TNA y el TO26 que rinde 105% de TNA.

Para plazos más cortos, el mercado también busca las letras que emite el Tesoro a tasa fija, es decir, las tasas a descuento (Ledes).

Hoy el tramo más corto (enero y febrero) de Ledes opera con tasas del 75%, mientras que los plazos más largos (a agosto) operan con tasas de entre 80% al 84 por ciento. 

Los analistas de Portfolio Investment señalan que el número a tener en cuenta para obtener retornos reales es del 4% al 5% mensual, por lo que cualquier inversión por encima de esas tasas, va a lucir atractivo.

"Estimamos que el escenario para 2023 es de una apreciación del peso en términos reales, dado que es un año eleccionario. De hecho, ya lo estamos viendo, con el BCRA desacelerando la devaluación del peso como una estrategia de ancla inflacionaria. Si creemos en una inflación mensual del 4% a 5% mensual, cualquier activo que rinda por encima de eso, entonces la inversión a esas tasas luce atractiva y recomendable", dijeron.

Bonos a tasa fija preferidos por el mercado

Además de lo que rinden los bonos a tasa fija en la actualidad, el mercado especula con que, en algún momento, el BCRA pueda retomar el sendero bajista en las tasas de interés de referencia, lo cual provoque también una compresión en la curva de bonos.

Bajo ese escenario y dado el nivel de tasas actual, el mercado de deuda en pesos a tasa fija podría ser el más beneficiado, al menos en el corto plazo.

Mariano Calviello, head portfolio manager de Fondos FIMA, explicó que el mercado está intentando evaluar a mediano plazo si la tasa le ganará a la inflación, sobre todo a partir del último dato de IPC publicado.

En ese sentido, Calviello agregó que, a estos niveles anualizados de inflación, los activos de tasa fija comienzan a mostrarse competitivos, apoyados además por la posibilidad que este dato de noviembre habilite posibles bajas de niveles de tasa de referencia.

"En este caso, además habría que sumar al rendimiento de los activos de tasa fija, la posible ganancia de capital como consecuencia de la baja de tasas. Y en este escenario, los activos más largos (que maximizan estas ganancias) son justamente el TO23 y el TO26", dijo Calviello.

En particular, dentro del universo de bonos a tasa fija, Calviello encuentra al tramo corto de la curva de renta fija en pesos como el más atractivo.

"En aquellos porfolios que pueden tolerar la volatilidad del papel, creemos que pueden ser una alternativa interesante para obtener rendimientos en pesos. A tener en cuenta con este papel es la posibilidad de una aceleración de la inflación que invalide la estrategia y el vencimiento en octubre 2023", sostuvo.

Con una visión similar, Federico Pérez, gerente de inversiones de Mariva Fondos, remarcó que el dato de 4,9% de inflación de noviembre despertó el análisis del break-even de tasa vs CER.

Por lo tanto, mirando hacia adelante, rumbo a los vencimientos de febrero, Pérez agrega que si la inflación de diciembre resulta debajo de 6,25% resulta favorable la LEDE sobre LECER.

Ahora bien, Pérez advierte que en marzo 2023 disminuyen las expectativas de que la inflación desacelere, por lo tanto, desde Mariva Asset Management prefieren posicionarse en deuda CER.

"Hacia marzo 2023 nos inclinamos por posicionarnos en bonos indexados por inflación. Mismo argumento para plazos más largos (TO23/TO26), donde la liquidez en los bonos CER es muy superior a los de tasa fija", comentó Pérez.

Temas relacionados
Más noticias de pesos

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.