Mercados

Acciones caen hasta 4,5% y los bonos pierden otro 1%, tras la decisión del MSCI

Con 1578 puntos, el riesgo país se coloca un 46% por encima de los niveles alcanzados tras el canje de deuda de septiembre de 2020 cuando el Gobierno logró reestructurar u$s 65.000 millones.

Los bonos argentinos arrancan la semana con caídas mayores al 0,9%, mientras Wall Street inicia la rueda en positivo y en zona de máximos históricos. 

Las acciones argentinas en Nueva York continúan con el ajuste del viernes producto de la reclasificación de MSCI desde emergente a Standalone y pierden más del 5 por ciento.  

El riesgo país se ubica en 1585 puntos, a menos de 4% de sus máximos recientes y sube un 46% desde el canje de deuda.

Todos los tramos de la curva operan con pérdidas. Estas son lideradas por el Global 2029 que cae 0,98%. Dentro del tramo corto y medio, el Global 2030 pierde 0,4% mientras que los Globales 2035 y 2038 retroceden 0,7% y 0,5% respectivamente. 

Por ultimo, la deuda más larga con vencimiento a 2041 y 2046 baja 0,5% y 0,9% respectivamente. 

Si bien el acuerdo con el Club de París fue positivo para los bonos, la deuda reaccionó negativamente a la clasificación de MSCI desde Emergente a Standalone.

Actualmente, la tasa de los bonos argentinos a 10 años es del 19,9% y supera a todos los países comparables. Cuanta más tasa, más riesgoso es el activo, por lo que podríamos decir que la deuda local es de las más riesgosas del planeta.

Siendo Standalone, la Argentina ahora comparte grupo con Jamaica, Panamá, Trinidad y Tobago, Bulgaria, Malta, Ucrania, Botsuana, Zimbabue, El Líbano y Palestina.

 Aun así, si comparamos la deuda de estos países con la de la Argentina, vemos que en promedio la Standalone rinde 6% cuando la de argentina rinde 19,9%. Es decir, los bonos argentinos rinden mas de tres veces la deuda de los peores calificados por MSCI.

La debilidad de los bonos de las últimas jornadas hizo que el riesgo país se dispare y regrese a niveles de máximos recientes. Actualmente el indicador se ubica en 1578 puntos y de esta manera se sitúa apenas un 4% por debajo de los máximos recientes.

A su vez, en 1578 puntos, el riesgo país se coloca un 46% por encima de los niveles alcanzados tras el canje de deuda en septiembre de 2020 cuando el Gobierno logro reestructurar u$s 65.000 millones.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) explicaron que la deuda en dólares deja atrás el rally que había iniciado en abril y que se había extendido hasta los primeros días de junio. 

A su vez, remarcaron que hacia adelante y con el acuerdo con el Club de París, las negociaciones con los organismos multilaterales (y las condiciones macro que de estas se desprenden) se retrasan oficialmente hasta después de las elecciones.

"De cara al segundo semestre, el mercado empieza a mirar con más atención todo el plano político y el armado de listas para las PASO en septiembre. Las elecciones legislativas se presentan como un posible punto de quiebre a las expectativas actuales", comentaron.

Desde Argenfunds asociaron la baja reciente de los bonos en dólares con el downgrade de MSCI sobre Argentina de la categoría Emergente a Standalone, pese al gesto de buena voluntad con el Club de París de hacer un pago parcial en julio, y así evitar un default además de lograr un puente de tiempo hasta marzo de 2022.

"La categoría Standalone está un escalón por debajo de Mercados de Frontera, nivel al que se preveía que iba a caer el país, de acuerdo a lo que descontaban los inversores. La reclasificación del país se concretará en el mes de noviembre, luego de permanecer tres años en la categoría de Emergentes", recordaron.

ADR con caídas de hasta 5%


En la primera rueda de la semana se observan caídas de hasta 5% en las acciones argentinas. 

Estas bajas están siendo lideradas por YPF que pierde 4,5%, seguida por Despegar que retrocede 3,9% y Cresud que baja 3,1%. 

Todo el resto del panel opera con perdidas salvo por las acciones de Edenor, MercadoLibre, Grupo Supervísele y Vista Oil que operan con subas de entre 1,8 y 1 por ciento. 

Tras la caída del viernes, el Merval en dólares volvió a operar debajo de u$s 400 y arranca la semana en u$s 383 puntos.

Aun con el ajuste actual, el índice logró recuperarse cerca de un 27% desde mayo, pasando desde niveles de u$s 300 hasta los valores actuales.

Desde PPI agregaron que, hacia adelante, los flujos que salgan de los fondos y ETFs que repliquen MSCI Emergentes impactarán exclusivamente a GLOB, YPF y AGRO en el corto plazo. A su vez, resaltaron la correlación con Brasil y el factor electoral como drivers para las acciones.

"El mercado local volverá a enfocarse en los otros drivers locales, como lo son la correlación con Brasil, las elecciones legislativas y la evolución de la economía - y las noticias que se vayan dando - en lo local. Respecto a las elecciones, el partido se está comenzando a jugar y el armado político de cada partido podría tener su impacto en las expectativas del mercado sobre las elecciones. En este marco, el mercado seguirá atento al armado de cada partido, donde la oposición ya empezó a mostrar sus cartas mientras poco se sabe del oficialismo en cuanto a su estrategia electoral", recalcaron. 

Wall Street en verde

A nivel global, las acciones operan mixtos, con el Dow Jones y el el S&P500 cayendo 0,75% y 0,16% mientras que el Nasdaq opera en terreno positivo, con ganancias de 0,85 por ciento. 

Los tres índices operan en zona de máximos históricos y acumulan ganancias mayores al 14% en lo que va del año.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios