Ventas masivas

Impacto MSCI: las acciones de empresas argentinas en Wall Street se desplomaron hasta 8%

La mayoría de los ADR mostró bajas al igual que los activos en el mercado local. El Merval cayó 2,7%. En promedio, los bonos retrocedieron 1,1% pero hubo descensos superiores al 3,5%. El Riesgo País subió a 1574 unidades

Los activos argentinos se desplomaron este viernes en respuesta a la decisión del mayor proveedor de índices del mundo, MSCI, de reclasificar al país como mercado "standalone" ante la prolongada aplicación de controles de capital.

El S&P Merval perdió un 2,7% a 65.133,47 puntos, tras alcanzar un pérdida intradiaria máxima del 5,74% al inicio de la rueda y marcar en la primer parte del mes un nivel máximo histórico de 69.688,41 unidades.  

"Las acciones argentinas se vieron golpeadas luego de que ayer el ponderador estadounidense MSCI, contrario a lo que el mercado esperaba, determinó que Argentina reclasificará de mercados emergentes a independientes, lo cual fue tomado de manera negativa por el público inversor y se reflejó explícitamente en el índice Merval que se mantuvo muy negativo durante toda la rueda", explicó la analista de Rava Bursátil Noelia Bisso. 

Entre las bajas de mayor envergadura se destacaron las de las acciones del Banco Supervielle (-5,9%), Pampa (-5%), y la petrolera estatal YPF, que tal como se esperaba, terminó la jornada con un retroceso de 4,64%, al ritmo del fuerte derrumbe de los ADRs en Nueva York.   

En Wall Street, las acciones de empresas argentinas mostraron bajas aún más pronunciadas que en el mercado local, con números rojos en casi todos los rubros. La principal caída la ostentó Supervielle (-8,1%), seguido por Edenor (-6,8%) e YPF (-6,3%). 

"El Panel Líder sostuvo bajas generalizadas pero al cierre pocas superaron el 5%. Entre los ADRs, la empresa petrolera YPF, que era una de las que pertenecía al índice de emergentes, fue una de las empresas que mayor caída tuvo con una baja del 6,3%", detalló Bisso.

A partir de la decisión conocida el jueves, las acciones de empresas del país quedan fuera de los índices elaborados por MSCI y por lo tanto los fondos internacionales que replican estos indicadores no pueden mantener posición en estos activos. 

La consultora Portfolio Personal Inversiones explicó que "esta noticia no quita que el mercado local pueda recuperarse en el mediano plazo. Mas allá del movimiento que podamos ver estos días con el ruido de la noticia, la tendencia del mercado se guiará por las elecciones (de medio término en noviembre), las negociaciones con el FMI y Club de París, y el plan económico para los próximos años".

Por otro lado, los bonos cayeron en promedio un 1,1%, en una plaza que se reacomodó a las bajas registradas tras el cierre de la sesión previa, comentaron operadores. Las ventas fueron masivas para títulos nominados tanto en pesos como en dólares.

"En relación a la renta fija, los bonos soberanos en dólares también acompañaron las bajas de las acciones locales aunque en menor medida", explicó Bisso. 

"Las bajas promediaron el 2,5%, destacándose una gran caída del AL30D con un descenso de casi 3%. La buena noticia de pago al Club de París parece no haber movido la aguja para los inversores", analizó. 

Así, el riesgo país de Argentina, medido por el banco JP Morgan subió 18 unidades a 1.574 puntos básicos, su nivel más alto desde la mitad de mayo.

La decisión del MSCI


Si bien un downgrade estaba prácticamente descontado, la decisión supuso un empeoramiento de las condiciones de acceso al financiamiento. 

El país quedo en la misma situación que países como Jamaica, Panamá, Trinidad y Tobago, Botswana, Zimbabwe, El Líbano o Palestina. Dentro del estatus Standalone también se encuentran economías como la de Bosnia, Bulgaria, Malta y Ucrania.

"Desde septiembre de 2019, los inversores institucionales internacionales han estado sujetos a la imposición de controles de capital en el mercado de valores de Argentina", dijo Craig Feldman, Director Global de Index Management Research y miembro del Comité de Políticas del Índice MSCI al explicar la reclasificación.

Lea más: MSCI: la Argentina dejó de ser mercado emergente

"Con la nueva recalificación, que no estaba contemplada por el mercado, se logra un reacomodamiento de precios, que esperemos sea rápido ya que simplemente es un movimiento de flujo de fondos y no de valuación de empresas en sí", dijo a Reuters Ramiro Marra, director de Bull Market Group.

Sostuvo que "en el corto plazo hay movimientos articulados en base al dinero de los fondos de inversión, por lo que esperemos termine rápido este reacomodamiento para empezar a buscar drivers que hagan recomponer la situación de retraso que tienen los activos argentinos".

La noticia se conoció en la misma semana que el Gobierno anunció un entendimiento con el Club de París para reprogramar un nuevo acuerdo de vencimiento de deuda para marzo de 2022 y ante un ligero avance en el diálogo con el FMI para reestructurar u$s 45.000 millones. 



Tags relacionados

Compartí tus comentarios