Fin de la liquidez

Tapering: la Fed empezaría a reducir su apoyo a la economía en noviembre

Se conocieron las minutas de la última reunión del banco central estadounidense. Los directivos de la Reserva Federal creen que sería correcto comenzar una baja gradual en la compra de bonos a mediados del mes que viene o bien en diciembre.

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) podría comenzar a reducir los estímulos implementados a partir de la crisis económica desatada por la pandemia  a mediados de noviembre o de diciembre, según se desprende de las actas de la última reunión que mantuvieron los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC). 

No obstante, los banqueros centrales siguen divididos sobre el grado de amenaza que supone la inflación y la rapidez con la que podrían tener que subir las tasas de interés.

"En la reunión no se tomó ninguna decisión sobre la moderación de las compras de activos, pero los participantes consideraron en general que, siempre que la recuperación económica se mantenga en la senda correcta, sería apropiado un proceso de reducción gradual que concluya a mediados del próximo año", se puede leer en las actas publicadas hoy.

Estados Unidos: la inflación llegó al 5,4% interanual en septiembre y crecen las dudas sobre la economía

Los miembros de la Fed debatieron la posibilidad de reducir las compras de bonos del Tesoro de a u$s 10.000 millones al mes y de los valores respaldados por hipotecas en u$s 5.000 millones al mes, pero varios directivos preferían recortes más rápidos.

Actualmente la Fed está comprando alrededor de u$s 120 mil millones de bonos mensuales, entre ambos instrumentos. De esta forma, ese número se iría recortando de a u$s 15 mil millones mes a mes.

Si la decisión de empezar a reducir las compras tiene lugar en la reunión de política monetaria del 2 y 3 de noviembre, según las actas, el proceso podría comenzar a mediados del mes o a mitad de diciembre.

FOCO EN TASAS DE INTERÉS


En las previsiones publicadas junto al comunicado de política monetaria de septiembre, la mitad de los responsables de la política monetaria consideraron que sería necesaria una alza de tasas antes de fines del próximo año, y todos menos uno previeron la primera antes de finales de 2023.

La clave para los inversores -y para los millones de estadounidenses que siguen sin encontrar trabajo- es si los responsables de la política monetaria tendrán que empezar a subir las tasas antes para evitar que la inflación se dispare, sacrificando potencialmente avances del mercado laboral.

El presidente del organismo, Jerome Powell, ha restado importancia a la posibilidad de verse obligado a adoptar esa incómoda posición, pero los datos pueden tender en su contra.

Los precios al consumidor subieron a una tasa interanual del 5,4% en septiembre, informó el miércoles el gobierno estadounidense, y los operadores de futuros de tasas de interés aumentaron sus apuestas a que la Fed tendrá que empezar a subirlas para el próximo septiembre.

En las minutas, "varios" responsables dijeron que las condiciones económicas probablemente justificarían mantener las tasas cerca de su nivel actual durante "el próximo par de años", señaló Reuters.

Sin embargo, "varios" consideraron que tendrían que subir a finales del próximo año porque se alcanzaría el pleno empleo.


Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • DA

    Dario Antocha

    Hace 14 segundos

    La FED, tiene un doble mandato, 1) controlar la inflación, 2) el nivel de empleo, esto amerita decisiones muy finas ya que cualquier evento negativo puede traer una sobre reacción del marcado que corriga las variables desarbitradas (no olvidar que el mercado es mas fuerte que la FED)

    0
    0
    Responder
  • DSS

    Diego Saurina Saurina

    Hace 7 días

    eso de bajar la compra de activos es una mentira que se comprueba con el hecho de que estados unidos aumenta el techo de la deuda.

    0
    0
    Responder