Cifras en rojo

Riesgo país sin techo: los bonos argentinos ya caen 4 veces más que sus pares de la región

El indicador que mide el JP Morgan renovó su récord post reestructuración y llegó a 2400 puntos básicos. Los bonos en dólares, en tanto, en el mes caen más de cuatro veces respecto al promedio emergente.

Los bonos argentinos en dólares que operan en el exterior siguen sin encontrar su piso y cotizan en mínimos desde que fueron emitidos. Como consecuencia, el riesgo país continúa su avance y vuelve a renovar su récord desde el canje de deuda con los acreedores privados que realizó el Gobierno en 2020.

El riesgo país de Argentina, es decir, la sobretasa de endeudamiento respecto al interés que paga Estados Unidos, hoy trepó otros 115 puntos básicos hasta alcanzar los 2400 unidades, un límite al que no llegaba desde el rebalanceo que se realizó sobre la medición a partir de los nuevos bonos.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, reestructuró la deuda con acreedores privados en agosto de 2020 y el riesgo país actual se ubica en más del doble desde la emisión de los nuevos bonos.

Esta cifra implica que el indicador se ubica en más del doble (122%) respecto a los 1083 que tocó el 10 de septiembre de 2020, cuando el JP Morgan empezó a ponderar estos títulos, luego de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, reestructurara la deuda con acreedores privados y emitiera los nuevos bonos.

DESPLOME DE BONOS


Los bonos argentinos en dólares bajo legislación extranjera, que en las últimas semanas vienen operando con caídas de manera sostenida, este viernes registraron fuertes bajas. Estos títulos descendieron entre 3% y 4,3% a lo largo de toda la curva de vencimientos, mientras la tasa de rendimiento trepó hasta el 36,6%.

En lo que va del mes, estos bonos acumulan desplomes de hasta 19%. Si bien estas bajas se dan en un contexto en el que el resto de los emergentes también retroceden, el deterioro de Argentina es de más del cuádruple en comparación con la baja del 4,5% promedio que acumulan los países de ese grupo.

Las constantes caídas de los bonos argentinos y el consecuente avance de los niveles del riesgo país reflejan la desconfianza de los inversores, impulsada por las fuertes tensiones y desequilibrios de la economía local, a lo que se suma el mal clima en los mercados globales.

"El viento de cola de los vaivenes internacionales sólo sopla por un tiempo y, a su fin, los bonos soberanos argentinos sólo tienen una situación macroeconómica y política débil como único sostén. El precio promedio ponderado tocó otro nuevo mínimo post reestructuración en u$s 25,53, mientras que la tasa promedio ponderada ascendió hasta 26,44%", indicó Portfolio Personal Inversiones.

Los analistas de la financiera destacaron que este mes es el peor desde septiembre 2020. A la vez, advirtieron que este mal desempeño, acompañado por un contexto internacional complejo para los mercados bursátiles, complica el panorama de la deuda soberana argentina para el segundo semestre.

"La debilidad de los emergentes se profundiza a medida que el mundo analiza la probabilidad de una recesión a nivel global y los mercados de commodities ya comenzaron a tomar nota. En cuanto a lo propio, la falta de acumulación de divisas del Banco Central y el deterioro de los números fiscales empañan el panorama", agregaron.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios