Mercados

Wall Street vuelve a caer: inversores ven más riesgos de recesión tras la suba de tasas de la Fed

La Fed subió la tasa en 75 puntos básicos, su mayor aumento desde 1994. El mercado festejó la decisión de la Fed el miércoles, aunque el mercado ve más riesgos de una recesión.

Las acciones en Wall Street vuelven a caer luego del rally de ayer a partir de la decisión de la Reserva Federal (Fed) de subir 75 puntos básicos su tasa de interés. 

Si bien los mercados festejaron la decisión de tasas de ayer, los inversores revalúan ahora los riesgos de recesión y regresan los temores y la volatilidad al mercado. 

Los bonos argentinos se acoplan a la volatilidad global y vuelven a operar en rojo.

Reservas bajo presión: el BCRA vendió suma millonaria de dólares

  La Fed aplicó la mayor suba de tasas desde 1994 y plantea un escenario adverso para la Argentina

Wall Street en negativo

Wall Street reanuda la tendencia bajista y abre en negativo el jueves. 

El Dow Jones cae 2%, el S&P500 retrocede 2,8% y el Nasdaq pierde 3,5%. En el acumulado del año, el Dow Jones muestra una baja del 16%, mientras que el S&P500 sigue en terreno de mercado bajista, con una merma del 21%.

Por su parte, el Nasdaq es el índice que más cae, con un retroceso del 31% desde sus máximos históricos.

En Europa también se observan fuertes bajas, con una caída del 2,6% en el Stoxx50. La bolsa de Alemania y de Londres son las que más caen, con bajas respectivas de 3% cada una.

Miedo a recesión

Los futuros de acciones caen después del repunte posterior a la decisión de tasas de la Fed en el día de ayer.

Los mercados festejaron el miércoles luego de que la Fed haya elevado el costo del dinero en 75 puntos básicos, lo cual representó su mayor suba de tasas desde 1994.

El movimiento se ubicó por encima de los 50 puntos básicos (bps) que venía descontando el mercado hasta la semana pasada, pero en línea con lo que se descontaba en las últimas ruedas desde que se conoció el mal dato de inflación de mayo en Estados Unidos.

Por otro lado, tras el comunicado, en conferencia de prensa, el presidente de la Fed ,Jerome Powell, dijo que "creemos que la política que se necesitará será restrictiva" y que el hike de julio podría ser tanto de 50 pbs como de 75pbs.

Sin embargo, ese festejo inicial parece estar desvaneciéndose en el comienzo del jueves. Si bien los inversores originalmente dieron la bienvenida a la medida, el optimismo se desvaneció al contemplar el peligro que representaba para la economía, aumentando los riesgos de ver una recesión en el mediano plazo.

La expectativa de que la Fed suba aúm mas la tasa hacia adelante se mantiene.

Los analistas de Cohen resaltaron que las tasas de interés futuras ya pronostican con un 85% de probabilidades una suba de 75 pb para julio, mientras que para septiembre la mayor parte de las estimaciones ubican la suba en 50 pb.

Es decir, el hecho de que la Fed suba la tasa para combatir la inflación a un ritmo más agresivo que lo que se esperaba inicialmente, lleva a que la economía pueda desacelerarse más rápido, y allí aumentan los riesgos de recesión.

Tras la decisión de tasas de la Fed, los economistas de Wells Fargo dijeron que las chances de ver una recesión se elevaron al 50%.

Keith Wade, Chief Economist & Strategist de Schroders sostuvo que la economía tendrá que ralentizarse más para controlar la inflación.

"La Fed rebajó sus previsiones de crecimiento a menos del 2% para este año y el próximo con mayor desempleo. La Fed no llegó a pronosticar una recesión, aunque el presidente Powell dijo que factores fuera de su control podrían empeorar el resultado en su conferencia de prensa posterior a la reunión", sostuvo.

A su vez, el economista de Schroders comentó que las chances de una recesión en los próximos trimestres aumentó.

"El gasto del consumidor se está paralizando a medida que los precios más altos recortan el crecimiento del salario real. Los niveles de inventario se acumularon debido a que los productos sin vender permanecieron en el almacén. La última estimación de la Reserva Federal de Atlanta es de crecimiento cero en el segundo trimestre, lo que lleva a la economía estadounidense al borde de la recesión después de una lectura negativa en el primer trimestre", sostuvo Wade.

Nicolás Max, director de Asset Management de Criteria, advierte que si bien los indicadores adelantados todavía no muestran un aumento significativo de las chances de una recesión, no es un escenario que haya que descartar.

"Son más las veces que al ajuste de tasas de la Fed, sobrevino una recesión que las veces que no. De todos modos, la diferencia entre crecer poco y de tener una recesión, no es tan dramático. Es decir, por el hecho de que se dé una recesión, no hay que rasgarse las vestiduras. Como la economía viene fuerte, a lo sumo podremos ver una recesión suave y corta", dijo.

Dot Plot de la Fed

En el comunicado de ayer, los miembros de la Fed actualizaron sus proyecciones económicas y el Dot Plot, es decir, el diagrama de puntos en los que se refleja la trayectoria de tasas de interés que estiman los miembros de la Reserva Federal.

En ese sentido, la Fed ve una tasa de 3,4% a fin de 2022 (desde el 1,9% de marzo), lo que implicaría subas de 50 puntos básicos en cada una de las cuatro reuniones restantes del año.

El sendero de tasa que ven hacia adelante es de 3,8% en 2023, nuevamente 3,4% en 2024 para converger a 2,5% de largo plazo, marcando esto que siguen creyendo que debe subirse más la tasa el año que viene para terminar de reducir inflación y solo entonces comenzar un ciclo más laxo (dovish) nuevamente.

Adrián Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, sostuvo que los anuncios de ayer confirmaron que el Comité de Política Monetaria (FOMC) de la Fed prioriza controlar la inflación incluso cuando implique llevar a la economía a una recesión.

"Con presiones de oferta persistentes y ajenas al control de la Fed, la entidad no tendrá otra opción que enfriar abruptamente la demanda con una significativa suba de tasas. Por eso, el mercado tendrá que ir acostumbrándose a la idea de una recesión en el horizonte", comentó.

Bonos a la baja

Los bonos argentinos también abren a la baja, acompañando al dinámica bajista global. Todos los tramos de la curva argentina vuelven a abrir en rojo y se mantienen en zona de mínimos históricos.

Los Globales del tramo corto operan con una baja promedio de 1,2%, de igual manera que en el tramo medio, con el Global 2035 y 2038 cayendo 1,2% y 1,1% respectivamente.

Finalmente, los Globales del tramo largo caen 1,2% y 1,8% respectivamente.

Desde que salieron a cotizar, los Globales acumulan pérdidas de entre 35% y 54%. Es decir, que los bonos emitidos tras el canje de deuda hoy valen menos de la mitad respecto de los niveles que tenían cuando salieron a cotizar, en septiembre de 2020.

Actualmente, los rendimientos del tramo corto se ubican en 34%, mientras que la deuda más larga rinde 21% en promedio.

En este contexto, el riesgo país se ubica en 2100 puntos, operando en zona de máximos desde el canje de deuda.

Hoy la probabilidad de default a 2030 se ubica en 98% y, en paralelo, la paridades de los bonos en promedio se ubican debajo de los mínimos alcanzados en el peor momento de la pandemia.

De hecho, las paridades actuales de los bonos son similares a los que evidenciaba la deuda argentina en 2009 e incluso en niveles similares a los que operaba durante el peor momento de la crisis de 2001.

En relación a la deuda local y el impacto de las subas de tasas de la Fed, Yarde Buller sostuvo que las decisiones de tasas se mantendrán muy ligadas a lo que muestren los datos de inflación, por lo que el mercado tendrá que operar bajo una enorme incertidumbre con respecto al camino que seguirá la Fed.

En este marco, Yarde Buller alerta que "seguiremos sin encontrar estabilidad para las tasas de largo plazo, afectando a instrumentos de alta duration como nuestros Globales".

Paula Gándara, CIO de Adcap Asset Management, afirmó que el mercado de deuda sigue a la baja, mirando de reojo las metas con el FMI.

"El FMI anunció que revisarán los objetivos trimestrales. Sin embargo, no hará ninguna modificación con respecto las principales metas anuales: déficit fiscal, acumulación de reservas y financiamiento. Asimismo, dijo que el país llevará a cabo medidas de política adicionales para lograr cumplir los objetivos anuales. Mientras, vemos que los Bonos en dólares siguen a la baja", expresó.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios