Estrés cambiario

Reservas al límite: ¿cuándo calcula el mercado que se agotan?

Las reservas liquidas se agotan y el mercado mira a enero y a marzo como las fechas límite para cerrar con el FMI y darle aire a las arcas del Central

Las reservas se están agotando. Distintas estimaciones dan cuenta de la gravedad la situación del balance del BCRA ya que los activos del Central se encuentran en franco deterioro.

El mercado cree que luce clave un acuerdo con el FMI para evitar que la entidad monetaria se quede sin cash.

Si se toman los próximos pagos, el Central podría quedarse sin recursos en marzo. Sin embargo, en función de lo que ocurra con la demanda de dólares y los pagos a acreedores privados, el faltante de dólares podría ser antes de marzo.

GRA Consultores, dirigido por Gabriel Rubinstein, calcula que actualmente las reservas netas se ubican en u$s 4789 millones, mientras que las netas liquidas se ubican ya en negativo, en -u$s 1445 millones.

Lo que preocupa al mercado no es solamente el stock actual sino el flujo de fondos de corto plazo que podría hacer que el BCRA se quede sin cash en el corto plazo.

Según los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI), las reservas netas se ubican en u$s 6470 millones.

Si a ello se le restan los DEGs, las mismas alcanzan los u$s 4212 millones y si a su vez, se le quitan la posición en oro, las reservas netas suman u$s 566 millones. Los ojos están puestos en los flujos de pagos del Gobierno con acreedores privados.

"Si tenemos en cuenta los pagos de deuda soberana (tanto bonos como a FMI y otros organismos), sub soberana y corporativa y asumimos nulas intervenciones en el MULC y en los dólares financieros, las reservas netas pasarían a negativo el 22 de marzo. Ello ocurrirá tras el pago al FMI de u$s 2.870 millones si no hay acuerdo el 21 y 22 de marzo de 2022. A su vez, si a las reservas netas se le quitan los DEG y el oro, las mismas pasarían a negativo en enero próximo, cuando el 9 de dicho mes se deban pagar u$s 693 millones a acreedores privados", advierten desde PPI.

Es decir, dado que las reservas netas (sin DEGs ni oro) suman u$s 566 millones, si se le restan los pagos por u$s 693 millones, a comienzo de 2022 el BCRA podría iniciar el año con liquidez negativa.

Parte de esta situación explica las causas por las cuales el Gobierno busca cerrar un acuerdo con el FMI. Algunas fuentes dentro del Gobierno advierten que esperan cerrar un entendimiento con el FMI antes de marzo y otros esperan que se cierre antes de fin de año.

En este escenario, el nivel de reservas netas internacionales actual es el nivel más bajo desde abril pasado.

Según estimaciones de Gabriel Caamaño, director de Ecoledesma, las reservas internacionales netas del BCRA, (liquidez en Moneda Extranjera), cerraron octubre por debajo de u$s 5500 millones.

A su vez, si se le resta el oro, las mismas se ubican por debajo de u$s 1900 millones. De esta forma, según el economista, las reservas netas retrocedieron u$s 335 millones y u$s 407 millones, respectivamente, en un mes donde se pisaron fuerte las importaciones para detener la sangría.

Por su parte, Fernando Marull, economista y director de FMyA recuerda que el Gobierno tiene dólares hasta marzo para cerrar con el Fondo.

"Si se mantiene el status quo actual, el Gobierno tiene hasta marzo para cerrar con el FMI. Con un valor total de reservas de u$s 4000 millones, divido por u$s 100 millones diarios, el Gobierno tiene 40 días para cerrar con el Fondo. Sin embargo, dicho calculo no es lineal ya que pueden ingresar dólares del agro y un mayor cepo al dólar, por lo que el Gobierno puede estirar hasta marzo el cierre del acuerdo", dijo el economista.

La necesidad de cerrar con el FMI

Hay un consenso en el mercado de que los desequilibrios macroeconómicos que enfrenta la economía argentina junto con el cronograma de pago de deuda necesitan ser encarados a través de un programa económico, el cual debería venir de la mano con un acuerdo con el FMI.

Existieron distintos factores que dejaron de beneficiar a la Argentina para que el BCRA pueda acumular reservas como lo hizo en la primera parte del año y que por lo tanto, en un periodo estacionalmente débil en la acumulación de reservas, despegar la incertidumbre luce determinante.

Juan Manuel Franco, economista de Grupo SBS recuerda que desde que culminó la cosecha gruesa, el BCRA ya no pudo comprar dólares al ritmo que venía haciéndolo, que se vio beneficiado por la mejora en los términos de intercambio.

El economista de Grupo SBS agrega que, desde fines de julio de este año, la estacionalidad dejó de jugar tan a favor y esa acumulación se redujo notablemente, convirtiéndose en ventas.

"Ante un bajo nivel de reservas, el BCRA optó por tomar algunas medidas tanto sobre pagos de importaciones como sobre determinadas operaciones financieras con bonos con el objetivo de limitar la pérdida de reservas. Hacia adelante, la asignación especial de DEGs del FMI permitirá abonar los pagos de diciembre a febrero con el organismo, pero el pago de marzo, por u$s 2900 millones se hará más complicado, por lo que idealmente se deberá alcanzar un acuerdo con el FMI para ese entonces", dijo.

En ese sentido, Franco considera que la cosecha fina de trigo en noviembre-diciembre podría dar algo de aire. Sin embargo, destaca que la estacional demanda de dólares por turismo que tiene lugar entre diciembre y marzo también podría presionar y que, por lo tanto, cerrar con el FMI luce clave.

"Creemos que es vital un acuerdo con el FMI que apunte a recomponer reservas, algo que será un pilar fundamental considerando los pagos externos de Argentina en los próximos años", afirmó.

Con una misma visión, Martin Vauthier, economista de Anker Latinoamérica considera que, dado que hay pocos stocks y las reservas netas son escasas, es muy importante que aparezca un plan que permita anclar expectativas rápidamente, con un sendero fiscal que sea razonable y un esquema monetario y cambiario que le permita al BCRA recomponer reservas

"La recomposición de reservas debería ser la prioridad de cualquier programa, es decir que el BCRA pueda mejorar su balance. Para eso es clave que se baje la brecha cambiaria, la cual se va a lograr únicamente por las buenas, es decir, vía anclaje de expectativas. Por el lado del pasivo, el mismo se corrige si se cierra la canilla de emisión de pesos para financiar al Tesoro y por eso es importante que haya un sendero de consolidación fiscal que sea razonable para anclar expectativas", afirmó Vauthier.

Finalmente, en cuanto al nivel actual de dólares en el BCRA, Martin Vauthier señala que, más allá de la estimación que se haga sobre las reservas netas, las mismas son escasas y eso se ve en lo que es el desequilibrio monetario.

"El desequilibrio se percibe hoy con un balance del BCRA que luce muy deteriorado, con muchos pesos en el pasivo (entre base monetaria y pasivos remunerados) y pocos dólares en el lado del activo, es decir, pocas reservas netas. Este desequilibrio se refleja mayormente en una brecha cambiaria alta y con dólares financieros que se ubican en niveles de obvershooting", comentó el economista. 

Tags relacionados

Comentarios

  • I

    ingenieriaeduardo@yahoo.com

    Hace 7 días

    Si no arreglas con el fondo, China tampoco te va a financiar

    0
    0
    Responder
  • DH

    Duty Haus

    Hace 7 días

    Debrian sacar urgente los depositos en dolares ya que se los van a fumar!!

    2
    0
    Responder
    • ACC

      Alejandro Cordero Cordero

      Hace 7 días

      Usted es pelotu quien va a dejar los dolares en el banco,la gente lo tiene en sus casas.

      0
      0
      Responder
  • EEGG

    eduardo errnesto garay garay

    Hace 7 días

    Habría que dar por terminada la relación con el Fondo. Pedir un préstamo a la economía China. Y pagarle al contado a ese organismo, (para que se le termine con el negocio de los intereses eternos). Y que se agarren los cinturones los países occidentales que tienen una inflación galopante para ellos.

    0
    1
    Responder
    • JJT

      Juan Jose Tamburini

      Hace 7 días

      jajaja,

      1
      0
      Responder