Definen las tasas

Presión al dólar y la inflación: el fantasma de la caída de demanda de pesos acecha al mercado

La habitual estacionalidad de la demanda podría afectar la dinámica cambiaria e inflacionaria. El mercado cree que no debe haber recortes agresivos de las tasas de interés.

La caída estacional en la demanda de pesos que se avecina en las próximas semanas pone nuevamente en jaque a la relativa estabilidad cambiaria que se observa últimamente y a la merma en los niveles de inflación. Sobre todo, luego de la gran emisión monetaria que llevó adelante el Banco Central durante los últimos meses.

Los analistas del mercado concentran su atención en las próximas señales por parte del Central respecto a las tasas de interés, que en un contexto como este toma mayor relevancia, por lo que consideran que no hay demasiado margen para un relajamiento significativo en la política monetaria.

Nuevo cepo al dólar ahorro: habrá qué ganar más para poder comprar los u$s 200

"En los últimos meses, el BCRA emitió mucho para el dólar soja, para los DEG del FMI que vendió el Tesoro y para comprar bonos en el mercado secundario. Por más que haya un aumento en la demanda de dinero, también aumentó mucho la oferta, a pesar de que el Central intentó absorber", señaló Camilo Tiscornia, director de C&T Asesores Económicos.

El ministro Sergio Massa apuesta a que la inflación ceda durante este año.

El economista destacó que durante el mes pasado los depósitos a la vista del sector privado y el dinero circulante en poder del público registraron un incremento del 22%, lo que reflejó que "evidentemente, en algún momento se usó ese dinero, pero hacia fines del mes ya no era necesario y se empezó a reflejar en los tipos de cambio". 

"Creo que el gran desafío que tiene ahora el Banco Central es gestionar eso, porque una vez pasado el pico de la demanda, ahora en enero ese dinero ya no hará falta. Ahí es donde me parece que las tasas de interés no deberían bajar demasiado. Si lo hacen, creo que va a aumentar la presión alcista sobre el tipo de cambio", advirtió. 

Martín Vauthier, director de Anker Latinoamérica, coincidió en resaltar que, luego de la gran emisión de pesos que hubo durante los últimos meses y ante la aproximación de la caída estacional en la demanda de dinero, las autoridades del Central cuentan con poco espacio para disponer de una baja agresiva de las tasas de interés.

Por ahora, el titular del BCRA, Miguel Pesce, mantiene la tasa de política monetaria en 75% anual.

"El BCRA debe ser muy prudente y si eventualmente decide una baja de tasas, debería ser mucho más acotada que la que la desaceleración de la inflación y del ritmo de devaluación para así dejar una tasa real positiva. Sobre todo, contra la devaluación del dólar oficial para desalentar la acumulación de stock y mantener alto el costo de oportunidad de dolarizar carteras", afirmó Vauthier.

Claudio Caprarulo, director de Analytica, agregó que a la baja estacional en la demanda de dinero se suma que este año es electoral, lo que hace que muchos inversores y ahorristas adquieran un comportamiento más conservador debido a la incertidumbre, lo que puede alentar el apetito por la demanda de la moneda estadounidense.

Sin embargo, el especialista destacó que la leve desaceleración del índice inflacionario que se empezó a observar en los últimos meses y el hecho de que el Banco Central no haya bajado las tasas de interés generan una mejora en los rendimientos en pesos, lo cual puede ayudar a compensar un poco la tensión electoral.

"Es probable que la menor demanda de pesos genere algo de presión cambiaria. Especialmente, ya que los dólares financieros vienen algo rezagados respecto a las variables nominales de la economía. Además, hubo mucha emisión, por lo que no destacaría mayor presión cambiaria que en otros años y los riesgos pueden crecer si el Central baja las tasas", afirmó Adrián Yarde Buller, de Facimex Valores.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.