Financiamiento

El mercado en alerta tras el resultado de la última licitación de Economía

El Gobierno buscaba conseguir unos $ 74.200 millones, pero solo se hizo de $ 37.830 millones. Analistas criticaron la política de tasas y temen que la situación derive en más emisión.

El financiamiento neto positivo venía siendo una suerte de leitmotiv para el Gobierno. Sin embargo, el mercado no parece demasiado convencido de permitir que esa melodía continúe sonando, a menos que venga acompañada de una suba de tasas. 

La primera advertencia de ello había llegado el pasado 28 de marzo, tras una licitación que no arrojó los resultados deseados para Economía. Pero a esa advertencia se sumó, este jueves, un nuevo aviso. En la que fue la primera búsqueda de pesos de abril, la Secretaría de Finanzas sólo obtuvo $ 37.830 millones, cuando necesitaba cubrir un vencimiento de $ 74.200 millones entre letras y un Boncer. 

Voces del mercado no esconden un requerimiento: aseguran que es fundamental mejorar las tasas para lograr financiamiento, de manera tal que el Tesoro no deba recurrir a la asistencia monetaria del Banco Central (BCRA). Más aún, luego de los anuncios de restricciones a la circulación, que muy probablemente incrementen las necesidades de asistencia social.

La respuesta a este pedido del mercado podría llegar más temprano que tarde. Es que el miércoles de la semana próxima, Economía realizará una nueva licitación en la que se observará si el Gobierno cede ante el pedido, o si, por el contrario, mantiene su rumbo. 

Yendo a la licitación, se emitieron dos nuevas letras (LEDE y LEPASE) con vencimiento el 29 de octubre. A su vez, se licitó una nueva letra a descuento ajustable por CER con vencimiento en abril del 2022. Se recibieron 505 ofertas, adjudicándose un total de VNO$ 40.170 millones, lo que representa un valor efectivo de $ 37.830 millones.

"Sumando algunos cupones de principios de abril a esos $ 74.200 millones, el Gobierno debería haber conseguido, para quedar saldado, unos $ 86.000 millones", agregó Pedro Siaba Serrate, estratega de renta fija de Portfolio Personal Inversiones. 

Respecto de la la última licitación, subieron 50 puntos básicos las tasas nominales a 6 meses, 75 puntos básicos las flotantes a 6 meses y 105 puntos básicos las tasas reales a 12 meses.

"Para cubrir las necesidades de financiamiento que estimaba el Presupuesto, este año el Gobierno debería conseguir $ 890.000 millones netos y en el primer trimestre obtuvo $ 90.000 millones, pero con esta licitación negativa retrocedió bastante, ya que estuvo por debajo de la mitad", señaló Siaba Serrate.

Ante este escenario, el analista consideró que haber ofrecido tasas que estaban por debajo de lo que se hubiese obtenido en el mercado secundario, a esta altura, es "jugar con fuego". 

Por su parte, Nicolás Viveros, de Capital Markets, coincidió con su colega: "La licitación vino muy demorada y fue decepcionante porque se ofrecían tasas que no mejoran lo que puede conseguir el inversor, por instrumentos similares, en el mercado secundario".

Un portfolio manager consultado por este medio señaló que es muy posible que los fondos Pimco y Templeton no hayan ingresado al roll over. Días atrás, un informe de la consultora 1816 había destacado que estos dos fondos tenían posiciones valuadas en u$s 3100 millones en títulos en pesos, superior a lo que tienen todos los fondos comunes de inversión del país. 

"Desde el mes pasado que venimos diciendo que es riesgoso hacer carry trade en un año electoral y más aún en este contexto de pandemia", señaló a El Cronista Eduardo Herrera, presidente de Invertir en Bolsa Fondos. Y añadió: "El endurecimiento de las medidas por el tema de la pandemia, por 15 días por ahora, y la posibilidad de tener que dar asistencia a toda la gente que tenga que encerrarse van generar mayor déficit y más presión sobre el tipo de cambio". 

En caso de suceder lo que menciona Herrera, es posible que los $ 890.000 millones de financiamiento neto requerido para poder cubrir en el mercado de capitales un 40% de los requerimiento del Tesoro quede corto. 

A ello debe sumarse, además, la posibilidad de que el dato de inflación de marzo (4,8%) agregue tensión a la curva en pesos. 

"Todavía hay un roll over positivo, porque en el primer trimestre fue de $ 90.000 millones, pero si se siguen quedando cortos eso es expectativa de mas emisión y eso va a ir a presionar la brecha en este contexto de reservas netas débiles", alertó Federico Furiase, director de Eco Go. 

Además, Furiase sentenció: "La política económica debería concentrarse en hacer lo que hay que hacer antes de que reaccione el contado con liquidación y que sea demasiado tarde. Esto es cerrar con el FMI y consolidar cuentas fiscales y monetarias".

"Es muy preocupante que el Gobierno nacional tenga un libro de $ 40.000 millones en esta  licitación y uno no sabe si es que el mercado pide más tasa o que se va a otros instrumentos, pero la realidad es que tampoco los institucionales tienen una oferta muy variada", indicó otra fuente de mercado. 

Además, Herrera resumió: "Va perdiendo atractivo jugarle a al curva de pesos y toma más atractiva la cobertura vía dólar linked y futuros del Rofex".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios