DURA ADVERTENCIA

Polémica entre el BCRA y los bancos por un "rulo de guante blanco"

El Banco Central envió mensajes a las cámaras bancarias pidiéndoles que avisen si alguna entidad realizó estas operatorias por las cuales se ganaban la diferencia entre dólar oficial y dólar MEP. Les dijo que, contrariamente a lo que sostienen los bancos, está fuera de regulación y les instruiría sumario.

Una polémica quedó entablada en el sistema financiero a raíz de una operatoria de mercado que, a través de diversas transacciones con la suscripción primaria de ON y la negociación en el mercado secundario, les permitía a algunas entidades generarse una diferencia a favor equivalente a la brecha entre el dólar oficial y el dólar MEP.

El Cronista había informado cómo, a través de esas operaciones, colateralmente el mercado cambiario había logrado cierta estabilidad.

Con una mano de los bancos, toman fondos a tasa cero y logran frenar al dólar

El dólar blue volvió a subir y el mercado se pregunta por qué: a cuánto cotiza hoy jueves 5 de mayo

Según los bancos, esa operatoria se daba dentro de la ley, porque no estaba reglamentada la compra-venta de emisiones de ON en dólares en el mercado secundario dentro de determinados límites, un paso determinante del circuito.

Sin embargo, el Banco Central envió mensajes a las cámaras bancarias para que le informen si alguna entidad asociada había realizado este "rulo de guante blanco", porque sostiene que está fuera de la regulación, y que les instruiría sumarios.

Rulo del dólar

En rigor de verdad, según pudo averiguar El Cronista con distintos banqueros consultados que exigieron off the record, el Central no envió una nota, sino que se comunicó de modo informal. Les advirtió, dijeron, que los bancos chicos debían dejar de hacerlo porque, si no, habría consecuencias. 

El mensaje se centró en Adeba, que agrupa a bancos privados nacionales y también a algunos de los más pequeños del sistema financiero. Lo que detectaron es que los bancos extranjeros no participaron en esta operatoria, ya que suelen moverse con pies de plomo. 

En cambio, las entidades nacionales de menor envergadura son las que no corren tanto riesgo, ya que muchas son manejadas por sus propios dueños, por tanto no deben dar explicaciones a sus headquarters en el exterior. 

"Los bancos tienen claro que eso no se podía hacer. Si alguno lo hizo, va a sumario. Los bancos grandes ninguno está en esa, puede haber alguno muy pequeño y por muy poco monto. Si es así, lo van a sumariar. Está en la normativa que eso no se puede hacer", advirtieron fuentes del BCRA.

El Central envió mensajes informales a las cámaras bancarias para que avisen si alguna entidad hizo este rulo de guante blanco, que está fuera de regulación e irán a sumario.

Cuando el miércoles El Cronista consultó a la institución oficial, en el Central se habían desligado de la operatoria, señalando que, a pesar de que tenía un efecto de tranquilizar al mercado, deseado por el Gobierno, de ningún modo la promovían, impulsaban ni la contemplaban.

Detallaron en el Banco Central que la posición global de moneda extranjera (PGNME) no les permite recomprar dólares ante la precancelación, por cuanto vender una ON en forma anticipada es una operación análoga.

"Los bancos tienen claro que eso no se podía hacer. Si alguno lo hizo, va a sumario. Los bancos grandes ninguno está en esa, puede haber alguno muy chico y por muy poco monto", dicen en el BCRA

EL RULO

La operatoria consistía en lo siguiente:

1) Los bancos compran ON en el mercado primario.

2) A las 48 horas de la licitación, se daban vuelta y salían al mercado secundario a venderlas por el MAE con un descuento de hasta el 10%. Es decir, vendían ON en dólares, sobre lo cual no hay una norma que los limite.

Puesto en números, venden al valor de dólar Bolsa al que le restan el 10%. Luego se compran con esos pesos dólares en el MULC al precio oficial. En consecuencia, se ganan el diferencial de la brecha cambiaria entre el MEP y el oficial del MULC, menos las comisiones.

Mientras tanto, al vender ON en el mercado secundario, le dan a los clientes algo de tasa (por eso primario y secundario operan con mucha diferencia) y se ganan la brecha cambiaria.

En general, el banco emisor necesita pasivos en dólares para no quedar superada su posición de 0 de la PGNME.

Interpretación  

Los bancos habían interpretado que sí podían hacerlo, ya que usan dólares disponibles de su posición general en moneda extranjera.

Sostienen que aplicar esas divisas en licitaciones de ON no violan la normativa cambiaria, que les impide vender dólares contra MEP o cable, hasta que a raíz de la denuncia de este diario, el BCRA salió tras ellos, así que no les quedará otra que dejar de hacerlo. 

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios