Dudas locales

Miedo al default: los inversores se cuidan de la deuda argentina ante una mayor volatilidad global

Los bonos caen más de 10% en las últimas semanas y regresan a zona de mínimos. En medio de la volatilidad global, Argentina es la que más sufre y los inversores se cubren legalmente con bonos de legislación internacional

Vuelve con fuerza el castigo a los bonos argentinos. Todos los tramos de la curva soberana argentina vuelven a desplazarse hacia abajo y acumulan perdidas mayores al 15 por ciento.

El contexto internacional le juega en contra a los bonos locales y los inversores aplican estrategias conservadoras dentro de la curva argentina, buscando cobertura en bonos con legislación internacional.

Por ello, el diferencial de tasas entre las distintas legislaciones se amplía al máximo en tres meses.

Fuerte desplome de bonos en dólares impulsó de nuevo al riesgo país

Cobertura histórica: cautela extrema respecto de una posible devaluación del peso

Fuerte caída

Se está observando una muy fuerte reversión en los bonos argentinos. El tramo más corto de la curva cae entre 14% y 16% desde los picos de agosto, mientras que en el tramo medio se ven bajas del 17 por ciento.

Del mismo modo, los Globales con mayor vencimiento registran debilidades del 17 por ciento. 

De esta manera, los globales se ubican entre 5% y 10% desde sus mínimos de junio pasado.

El contexto global luce desafiante para los Globales locales ya que todo el mundo de renta fija se encuentra en un fuerte proceso correctivo.

Los bonos del tesoro americano operan con fuertes bajas y se registran grandes subas en las tasas de tales bonos, generando presiones bajistas en las distintas clases de curvas de renta fija.

Los emergentes son los que más sufren y Argentina no puede escapar a tales debilidades.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones advierten que los bonos soberanos en dólares no logran dar vuelta la tendencia.

"La coyuntura internacional que no cede genera un efecto dominó en los mercados a nivel global, del que Argentina no puede escapar. Ni la aprobación del FMI de la revisión del programa argentino ni las recientes medidas que se tomaron desde la vuelta del ministro de economía de EE.UU. alcanzaron para sostener a la deuda, que cedió a las presiones globales", dijeron desde PPI.

Según advierten desde la compañía, no se puede dejar de lado los efectos del universo emergente en la trayectoria de los globales, debido a que estos explican el 70% del desempeño de los bonos soberanos argentinos desde su debut post reestructuración en septiembre 2020.

Mayor spread por legislación

A medida que crece la volatilidad en el mercado de bonos, los inversores se tornan más cautelosos y buscan coberturas de distinto tipo.

En el caso de la deuda hard dollar, ante contextos de volatilidad y mayores riesgos de ver un evento crediticio, los inversores comienzan a mostrar una mayor preferencia en los bonos ley internacional en detrimento de los ley local.

Esto lo hacen ante los riesgos de un eventual default y en búsqueda de mayor proyección legal ante un eventual incumplimiento.

A partir de tal coyuntura, se amplía el diferencial de tasas entre los bonos de ley local e internacional, provocando una ampliación de spreads entre las distintas legislaciones.

Los bonos del tramo corto son los más operados y se observa como el spread por legislación en el Global 2030 y en el Bonar 2030 más que se duplicó en los últimos meses.

En agosto se ubicaba en niveles de 200 puntos básicos y hoy está en 562 puntos básicos debido a que los inversores estuvieron demandando con mayor volumen los bonos del ley extranjera y en menor medida los de ley local.

Federico Pérez, gerente de inversiones de Mariva Fondos, coincide en que el spread por legislación subió y advierte que el mismo más que se duplicó respecto de los niveles vistos a comienzo de agosto.

"Entendemos que éste spread reflejó rápidamente los cambios de gabinete y ahora viene devolviendo sobre una coyuntura más volátil y shokeada por factores internos y externos", sostuvo.

Por su parte, Ardían Yarde Buller, economista jefe y estratega de Facimex Valores, advirtió que el spread por legislación entre GD30 y AL30 estuvo subiendo claramente en los últimos dos meses.

"Sin dudas, el contexto global estuvo jugando en contra, aunque creo que también está pesando la falta de un rumbo económico más claro. Esta es la impresión que me queda al ver que las paridades estuvieron cayendo y se ampliaron los spreads por legislación al mismo tiempo que el BCRA acumuló más de u$s 3000 millones de reservas netas", dijo.

Más reservas pero menores precios

En línea con lo que menciona Yarde Buller, efectivamente el BCRA pudo comprar reservas pero eso no se tradujo en mejores precios para la deuda.

La acumulación de reservas y el precio de bonos han estado bastante correlacionados en la historia reciente. Sin embargo, esa relación se rompió debido a la falta de anclas locales y volatilidad global que han estado perjudicando a la deuda argentina.

Los analistas de Cohen remarcaron que el spread por legislación entre el Global 2030 y el Bonar 2030 se ubica en sus valores más altos en tres meses.

"Ante una menor demanda del AL30, el spread se ubica en el valor máximo de los últimos tres meses, superando así al promedio de este período de 12,9%. Consideramos que puede volver a converger a su media mediante el retroceso del GD30, lo que vuelve un interesante momento para pasar al AL30 y aprovechar así este movimiento", dijeron desde Cohen.

Por otro lado, Martín Saud, jefe de trading de Balanz, dijo que el spread por legislación se viene ampliando en un contexto global en el cual los bonos emergentes en general están con fuertes bajas.

"Los bonos por ley local en el exterior son menos líquidos, entonces cuando hay venta, las bajas son más fuertes que los de ley NY. Puede haber una oportunidad para inversores con un optimismo acerca de la deuda argentina y que su horizonte de inversión sea de largo plazo sin contemplar tanto la volatilidad en el corto plazo", puntualizó.

Finalmente, Yarde Buller agregó que estamos en un nivel donde puede ser atractivo apostar por una compresión de los spreads por legislación.

Sin embargo, consideró que la falta de definiciones y un entorno global más desafiante para los créditos de alto riesgo como Argentina por el momento restan atractivo a los bonos soberanos en dólares en general.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.