Medios de pago

Dinero en efectivo, la pesadilla de las empresas que cobran impuestos y servicios

Juan Boubée, presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Cobranza Extrabancaria de Impuestos y Servicios (CAECEIS), pidió la impresión y circulación de billetes de más alta denominación.

La aceleración de la inflación no sólo deterioró el poder adquisitivo de los argentinos, sino que también volvió muy costoso y complejo el almacenamiento y traslado de dinero en efectivo, afectando a industrias diversas, entre ellas las de cobros de impuestos y servicios.

En diálogo con El Cronista, Juan Boubée, reelecto recientemente como presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Cobranza Extrabancaria de Impuestos y Servicios (CAECEIS), afirmó que ese es actualmente el principal problema de su sector, al tiempo que pidió la impresión y circulación de billetes de más alta denominación.

-¿Cuál es el problema más grande que afronta la industria?

-El problema de la industria hoy es el efectivo, porque la inflación ha hecho que la cantidad de físicos sea ingobernable. Eso te trae problemas en toda la cadena. Partiendo del individuo, que tiene que venir a pagar con una cantidad de plata que es enorme y representa un peligro. Desde esa persona al lugar donde está pagando, porque ese efectivo hay que atesorarlo. Eso es un problema. Más el camión de caudales que después lo tiene que trasladar. Y los bancos, que obviamente tienen los tesoros que no les entra la plata, entonces hace ya unos años el Banco Central no encontró la mejor manera que es decir "veamos la forma de desestimar el efectivo" y entonces lo que hicieron es autorizar a los bancos a que nos cobren un fee por la plata que llevamos.

-¿Cuán costoso es para el negocio el traslado y almacenamiento de ese efectivo?

-Es enormemente costoso porque hoy la industria sí o sí requiere del camión de caudales. Es inevitable. Para compensar ese costo, tenés que estar haciendo una cantidad de peleas enormes. A mí el banco de repente me dice yo te cobro tanta plata. Yo me doy vuelta, voy a las empresas, Telecom, Osde, y le digo, "a mí el banco por llevar tu plata me cobra esto". Y me dicen: "ese es tu problema", pero la verdad que es suyo. Entonces, nos empezamos a pelear, tenés mucho desgaste del lado de la compañía, mucho desgaste del lado bancario. Nosotros le hacemos la cobranza a 6000 empresas. Todos los días tenés un proceso de liquidación que es realmente muy grande. Si un banco pasa de cobrarnos el 0,5% al 1,5%, ya no hay negocio.

-¿Cuál es la solución, entonces?

-Hemos tenido reuniones en el Banco Central. ¿Por qué no sale un billete mayor? Porque tendría que salir un billete de $ 10.000, uno de 50.000, y uno de 100.000. Pareciera ser que si sacamos billetes realmente de mayor denominación, reconocíamos que hay inflación.

-¿Y un billete de más alta denominación sería una solución a la inflación o un parche?

-Un billete mayor sería como una solución vertical a mi industria. Claramente el tema es que solucionen la inflación. Pero si me das billetes más grandes, me permite contar la plata. A mí me obligas a tomar más gente para contar plata, me obligas a comprar equipos de mayor tecnología para contar esa cantidad de billetes para contar, armar, atesorar. Si yo eso lo hiciera con menos billetes, yo la pasaría mucho mejor. No te olvides que esto es un negocio de plata. Esto tiene que ser perfecto.

-Además de eso, ¿qué otra problemática afecta al sector?

-El otro punto que es muy interesante es que en la época de Mauricio Macri el Banco Central sacó una forma de pago para ayudar a quitar efectivo que se llamó PEI. Eso es Pagos Electrónicos Inmediato y es una operación por la cual vas a cualquiera de las empresas nuestras y pagas con tarjeta de débito. La industria tiene 28 años y jamás habíamos podido usar ningún elemento digital por el tema de los costos que tiene. Este PEI fue fantástico y le permitió a la gente usar la tarjeta de débito en otras cosas. Técnicamente no es una operación de tarjeta de débito porque no recorre el camino de la operación de débito. Eso hizo que VISA pusiera una queja. No encontró el espacio en ese gobierno de la queja y mucho no pudo hacer. En este gobierno sí lo encontró y hoy nos encontramos transitando la migración de PEI a débito real. Estuvimos a punto de quedarnos sin tarjeta, que era tremendo, una pérdida para todo el mundo. Logramos ponernos todos de acuerdo y se armó una especie de categoría dentro de las tarjetas débitos, que son las extrabancarias.

Temas relacionados
Más noticias de dinero

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.