Alerta de Moody's

Los bancos enfrentarán un 2024 complejo: ¿cuál es la perspectiva para Argentina?

Los bancos globales enfrentarán condiciones más difíciles en 2024 debido a las altas tasas de interés y una desaceleración de la actividad económica. La situación de las entidades en América Latina será estable.

Los bancos globales enfrentarán condiciones más difíciles en 2024 debido a las altas tasas de interés y una desaceleración de la actividad económica. Así lo reveló un reciente informe de Moody's Investors Service, que, sin embargo, destaca que la situación de las entidades en América Latina será estable.

"La perspectiva de Moody's para los bancos globales en 2024 es negativa, ya que el endurecimiento de las políticas monetarias de los bancos centrales se ha traducido en un menor crecimiento del producto interno bruto", sostiene el estudio. 

"La baja liquidez y capacidad de pago reducirán la calidad de la cartera y generarán un mayor riesgo de activos. La rentabilidad podría disminuir debido a mayores costos de financiamiento, menor crecimiento de los préstamos y acumulación de reservas", declaró Felipe Carvallo, vicepresidente y Senior Credit Officer de Moody's Investors Service.

Sin embargo, la perspectiva para bancos en América Latina es estable. 

El informe destaca que en Argentina la inestabilidad política será un factor adicional que agregará complejidad al escenario financiero.

"El 19 de noviembre, el pueblo argentino eligió a Javier Milei, un libertario que enfrentará importantes desafíos en la implementación de ajustes macroeconómicos. La posibilidad de un estallido social podría reducir el interés por invertir en la región, especialmente en Perú (Baa1 negativa), Colombia (Baa2 estable) y Chile (A2 estable)", afirmó la calificadora.

Fundamentos principales del informe:

  • Las altas tasas de interés y el bajo crecimiento económico plantean riesgos. A pesar de los importantes recortes de los bancos centrales de Brasil, Chile, Uruguay y Costa Rica (B1 positiva), las tasas de interés se mantendrán altas, lo que debilitará la demanda de créditos y la capacidad de pago de los individuos y pequeñas empresas, además de exponer aún más a los bancos a los riesgos de refinanciamiento. 

  • Los bancos mantendrán amplias reservas y estrictas normas de regulación, lo que conducirá a una mejora gradual de la morosidad en 2024. Una disminución de la inflación y las tasas de interés favorecerá la capacidad de pago de los prestatarios, y los bancos preservarán las reservas para pérdidas crediticias. 

  • La rentabilidad se mantendrá estable a pesar de la reducción de tasas, con mayores volúmenes de negocios y menores necesidades de provisión. Los márgenes seguirán siendo amplios, y el crecimiento de los préstamos compensará los ajustes de tasas de interés de las carteras y los mayores costos de financiamiento. Las inversiones en innovación y fuentes más estables de ingresos, como las tasas y comisiones, seguirán respaldando las ganancias.

  • Una rentabilidad amplia mantendrá una capitalización estable. Las reservas frente a los mínimos regulatorios son grandes

  • La elevada liquidez a nivel local les ayudará a los bancos a evitar el ajuste de las condiciones financieras en otros lugares. La baja dependencia de los mercados de capitales internacionales limitará el impacto de la volatilidad global en los bancos latinoamericanos. Los grandes volúmenes de depósitos estables y la fuerte demanda de los mercados de capitales locales son fortalezas clave. Las bajas tasas de interés disminuirán el financiamiento en las instituciones más pequeñas.

  • El apoyo del gobierno sigue siendo amplio. La necesidad de recibir apoyo del gobierno disminuirá a medida que los bancos de la región acumulen instrumentos híbridos para la absorción de pérdidas.
Temas relacionados
Más noticias de Bancos

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.