Los 5 mejores métodos para ahorrar sí o sí y llegar siempre con plata a fin de mes

Empezar a guardar dinero requiere esfuerzo y dedicación. Estos sistemas ayudarán a que el proceso sea más fácil

Si se quiere empezar a ahorrar hay que aprender nuevos hábitos y formas de manejarse con el dinero. Pero sobre todo es necesario aprender a ser constante y fijarse objetivos que permitan no tirar todo por la borda en el medio del proceso. Por eso existen diversos métodos que hacen más sencillo adquirir una cultura del ahorro. Estos son los cinco más efectivos

1. Reto de las 52 semanas

La idea es usar cada una de las semanas del año para ahorrar un poco. Aunque lo ideal sería empezar en enero e ir acompañando el año, se puede comenzar en el momento que se desee. La primera semana se aparta u$s 1, en la segunda u$s 2 y así sucesivamente hasta llegar a la semana 52, en la que se deberá separar u$s 52.

La escala es modesta y, por eso mismo, no es difícil de cumplir. Con constancia, este método permite ahorrar un total de u$s 1378 a lo largo del año.

2. Método de Pareto

La ley de Pareto explica que el 80% de las consecuencias provienen únicamente del 20% de las causas o acciones. Este principio se utiliza en muchos campos, como la ciencia o la economía y, por supuesto, también se ha convertido en una técnica que funciona muy bien a la hora de ahorrar.

Para ponerlo en práctica hay que identificar bien los ingresos totales. El 80% se usará para gastos mensuales de todo tipo. El 20% restante se destina a ahorro y se guarda separado del dinero de gastos corrientes.

3. Técnica del Ahorro Programado

Aunque se tenga la intención de ahorrar, la tentación de usar ese dinero siempre aparece. Por eso, este sistema ayuda a hacerlo de manera automática. Primero hay que elegir qué porcentaje de los ingresos se destinará a ahorro. Luego, habrá que programar para que, de manera automática o con la ayuda de otro, esa proporción se destine automáticamente a una cuenta de ahorro distinta de la que se usa habitualmente. Así, será más fácil llegar al objetivo fijado.

4. Regla del 50/20/30

Para usar esta regla hay que identificar los ingresos totales. Luego hay que separar el 50% para cubrir gastos básicos y obligatorios, como alquiler, servicios, alimentos y transporte. El 20% se destina a ahorro. Y el 30% restante se usará para gastos no esenciales, pero que ayuden a mejorar la calidad de vida.

5. Método Kakebo

Este método para ahorrar dinero viene desde Japón y tiene más de 100 años de historia. Primero hay que identificar todos los ingresos, estos pueden ser fijos como el sueldo, o variables como trabajos extra. Luego se debe hacer una lista de gastos fijos mensuales, es decir, aquellos que nunca puedes dejar de pagar.

Se debe decidir cuál es el monto que se quiere ahorrar. Lo mejor es separar ese monto antes de comenzar a pagar las cuentas. 

Además, hay que elaborar un presupuesto. Del total de ingresos se deben restar los gastos fijos para identificar cuánto dinero queda disponible. Conviene separar un monto también para los gastos variables de cada semana.

Pero lo más importante es este paso: se deben anotar todos tus gastos semanales para controlar si de verdad se está cumpliendo con lo planteado al inicio y, sobre todo, para saber si se gasta de más y por qué. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.