Seguro de conversión

Liquidez inmediata: la medida del BCRA para acotar el riesgo soberano

En paralelo a la norma que permite a los bancos integrar bonos del Tesoro como encajes, el Central emitió otra comunicación que autoriza a las entidades a venderle a la propia autoridad monetaria estos instrumentos.

En paralelo a la Comunicación A 7295, que permite a las entidades financieras integrar bonos del Tesoro en pesos como parte del efectivo mínimo, el Banco Central (BCRA) emitió otra normativa menos comentada, pero que le da mayor fuerza a la anterior. Se trata de la Comunicación A 7291, a partir de la cual se permite a las entidades vender títulos públicos en pesos al propio BCRA.

A partir de esta norma, el organismo que preside Miguel Pesce busca neutralizar los temores que pueden llegar a tener los bancos al prestarle a a la Secretaría de Finanzas.

Para poder vender títulos al BCRA, los bancos deberán cumplir tres requisitos: que los bonos hayan sido comprados en licitaciones y a partir del 1° de junio, que hayan transcurrido cómo mínimo cinco días hábiles desde la fecha de liquidación de la subasta y que los bonos hayan sido usados como encajes.

El valor de compra se calculará en base a la TNA del mercado secundario, sumado a un spread de 200 puntos básicos. Queda expectuado de esta posibilidad el TY22P, bono que ya era utilizado como encaje.

En relación a las críticas que despertó la posibilidad de que los bancos puedan cambiar sus encajes en Leliq por encajes en bonos, el analista Damián Pierri afirmó: "Si los argumentos son contra la exposición al Tesoro, el seguro de conversión elimina esas críticas". 

"Más aún, aunque la participación del Tesoro más la del BCRA en el activo de las entidades está más de 10 puntos encima de lo observado en la pandemia (26% vs 39%), la participación del Tesoro cayó (de 35% a 30%). Las medidas nivelan está última categoría", consignó.

El 38% del total de las Leliq está en manos de bancos públicos (unos $ 760 mil millones) y el 62% restante en manos de bancos privados (aproximadamente $ 1240 millones), según estimaciones de la Consultora 1816

Por otro lado, Pierri, quien es economista del Instituto Interdisciplinario de Economía Política y docente la Universidad Carlos III de Madrid, afirmó que la crítica válida tiene que ver con la suba en la exposición al sector público cómo un todo. Y, en sentido, sostuvo: "Es muy elevada y podría estar explicando parte del deterioro en los resultados". 

"Para salir de ahí, hay que mejorar la demanda de crédito privado, algo que no ocurriría ante un endurecimiento de la política monetaria como el que se espera ocurra después de cerrado el acuerdo con el FMI. Sin poder afectar el nivel, las autoridades se ocupan de la composición", amplió.

Sin embargo, los reparos del mercado hacia la normativa 7295 no se agotan en los señalamientos sobre los riesgos por exposición al soberano, sino que también destacan el carácter supuestamente expansivo. 

En ese sentido, el director de la consultora EcoGo, Federico Furiase, indicó: "Una letra del Tesoro no es un instrumento de esterilización, por lo cual el cambio de Leliqs a letras del Tesoro implica expansión de base monetaria por el desarme de pasivos remunerados".

Asimismo, Fernando Marull, economista de FMyA.com.ar, advirtió un mayor impacto monetario. "Imaginemos, si un monto de $700.000 millones migra de Leliq (en el BCRA) al Tesoro para financiar el déficit y este se gasta. El impacto es expansivo per sé. Salvo que el BCRA salga a retirar esos pesos con más Leliqs o Pases", explicó.

En tanto, el director de la Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño, escribió en sus redes: "El Tesoro y el BCRA buscan coordinarse y que el primero nutra progresivamente las licitaciones con parte de la porción de los encajes integrada en Leliq. Es potencialmente financiamiento expansivo".

Damián Pierri discrepó con estas alertas. "Bajo el supuesto de que el fondeo adicional del Tesoro reemplaza a las transferencias recibidas desde el BCRA, el efecto es neutro", señaló. 

Y agregó: "Se reducen los pasivos remunerados del BCRA, esa liquidez pasa a entidades y luego al Tesoro. Movemos base monetaria. Pero la expansión es la misma que se hubiera obtenido si en lugar de emitir estos bonos el Tesoro hubiera recurrido a la ventanilla del BCRA". 



Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios