Las nuevas restricciones suman presión sobre el nivel de reservas

Las medidas podrían generar un aumento del déficit y mayor emisión monetaria. Así, se incrementaría también la presión sobre el tipo de cambio y pondría en jaque la recomposición de reservas del BCRA.

Las nuevas restricciones a la circulación impuestas por el Gobierno tendrán un impacto directo en el nivel de actividad, lo que significará también menores recursos fiscales. Este escenario, alertan los analistas, sumaría mayores presiones hacia la emisión monetaria, lo que a su atentará contra el ritmo de devaluación trazado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y contra la leve recomposición del nivel de reservas

El razonamiento del que parten es que ante un menor nivel de actividad, el Gobierno no solo recaudaría menos. Sino que también ese escenario podría empujar al Ejecutivo a tener que ofrecer nuevos programas de asistencia social.  Ese bache podría empujar al déficit fiscal por encima de la meta del 4,5% y obligar a que el Gobierno deba emitir más de lo proyectado para poder cubrir el desequilibrio.

De esta manera, se volvería a ver la dinámica del 2020, en la que el Gobierno tuvo un deterioro en su hoja fiscal con caída en los ingresos y aumento de gastos.

Si ello ocurre, la presión sobre la inflación trepará aún más, incrementando así la tensión sobre el tipo de cambio. Así, crecería la presión sobre las reservas y los bonos, ya que ambos son utilizados por el Banco Central (BCRA) para controlar los tipos de cambio en el mercado.

Ante este escenario, el mercado comienza a ver con preocupación la capacidad del equipo económico de poder mantener a raya la estrategia cambiaria a fin de mantener tranquilo el dólar de cara a las elecciones de medio término. 

José Ignacio Bano, gerente de research de InvertirOnline, sumó que también puede haber impactos tanto en la renta variable como en la parte cambiaria.

"Si hay nuevamente un encierro, es esperable que baje la actividad, caiga la recaudación y aumente el déficit fiscal. En ese sentido, la clave pasará por ver cómo se financia. Es cierto que mes a mes se vienen sobre-cumpliendo las metas de financiamiento, pero habrá que ver si es suficiente ya que si no lo es, probablemente se recaerá sobre la emisión monetaria", dijo Bano.

Buena parte de las reservas que logró acumular el BCRA en los últimos meses tuvieron como destino la recompra de bonos en dólares que la propia entidad vende contra pesos para mantener bajo control el tipo de cambio. Por lo tanto, si las presiones cambiarias se incrementan, el BCRA tendrá que usar mayor poder de fuego de sus reservas a la vez que deberá incrementar su venta de bonos, poniendo presión a las paridades de las mismas. 

Francisco Mattig, estratega de renta fija de Consultatio, explicó que ante nuevos confinamientos, las presiones irían fundamentalmente hacia la parte cambiaria, poniendo mayor presión en la estratega cambiaria del BCRA, es decir, sobre las reservas y los bonos.

"Las nuevas restricciones aumentan la posibilidad de que haya un mayor déficit y, por lo tanto, una mayor monetización y en ese caso, podría haber presión en la brecha. El BCRA podría abastecer esa presión con los dólares que está acumulando de la cosecha, y por lo tanto podría ser malo para los bonos soberanos en dólares", explicó Mattig.

Por último, Nicolás Viveros, portfolio manager de CMA, coincide en que el aumento de la incertidumbre y las mayores restricciones generan dudas acerca del rebote económico para este año, lo que también afectaría negativamente a la ya muy golpeada curva de bonos soberanos.

"Cuanto más severas sean las restricciones, más se va a afectar el resultado fiscal con el consiguiente impacto en niveles de inflación y tipo de cambio apartándose del sendero de crecimiento necesario para ver una inflexión en la curva de bonos", sostuvo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios