Recalculando

Esperan que el Tesoro aplique una mayor suba de tasas que el Central

Antes de la reunión de directorio del BCRA del jueves, habrá una licitación de la Secretaría de Finanzas donde podría plasmarse la suba de tasas de interés por sobre la inflación que pidió la ministra Batakis. El jueves el Banco Central podría quedarse un poco más atrás y dejarle el terreno libre al Tesoro.

En esta noticia

La ministra de Economía, Silvina Batakis, tendrá la posibilidad el miércoles de poner a prueba por mano propia su credo acerca del nivel de las tasas de interés. Desde que asumió la semana pasada, Batakis no se ha cansado de repetirlo.

El dólar blue y el financiero cayeron tras los anuncios económicos de Batakis

En momentos en que la turbulencia financiera, alimentada por la interna política y el desborde fiscal de los últimos dos meses, echaron por tierra los compromisos asumidos por el FMI, los inversores institucionales comenzaron a retirarse del mercado temerosos de un reperfilamiento.

Temores a un reperfilamiento

Con ese corrimiento de fondos, bancos y compañías de seguros, entre otros actores, la renovación de deuda había entrado en un cono de sombra.

La semana pasada, el regreso del prorrateo en la adjudicación a los bancos de las Leliq por parte del Banco Central, buscaba dejarle espacio al Tesoro para que pudiera la Secretaría de Finanzas captar fondos del mercado en un contexto de falta de atractivo.

La estrategia le costó cara al Central al dejar flotando pesos de los fondos y bancos que buscaron alocarse, momentáneamente, en operaciones de caución. La liquidez produjo una caída del nivel de tasas de la operatoria que invitó a inversores a tomar esos fondos para hacer diferencia en el CCL.

Hasta ahora, cuando se hablaba de movimientos de tasa, en el mercado todos esperaban la actitud que tomaría el Central el próximo jueves en su reunión de directorio.

Pero mañana, Batakis, de la mano del nuevo secretario de Finanzas, Eduardo Setti, podría ser quien marque el cambio de rumbo señalado por la ministra.

Hasta ahora, cuando se hablaba de movimientos de tasa, en el mercado todos esperaban la actitud que tomaría el Central el próximo jueves en su reunión de directorio.

Hay expectativa porque coincidirá con la difusión de un mal IPC de junio, que se estima por encima de 5,1%.

El "modo Martín Guzmán" de llevar la política de tasas indicaría que el ajuste debería correr en la modificación de la de la Leliq a 28 días y el consiguiente traslado a los rendimientos garantizados de los plazos fijos al público, sin mucho compromiso del Tesoro.

Sin posición definida

Pero ahora, el Central no tiene posición definida. La entidad que encabeza Miguel Pesce espera que el Tesoro adecue sus tasas al ritmo de la inflación.

El titular del BCRA ha reiterado en diversas oportunidades que apunta a que el organismo regule a través de su intervención en el mercado con títulos del Tesoro, desde donde enviar señales a la economía.

Según su modo de ver, lo que queda sería un aumento del premio en bonos a tasa fija. En la cabeza de la autoridad monetaria ronda la idea de que una discusión de fondo debería contemplar que el rendimiento de los bonos del Tesoro sea la tasa de referencia monetaria.

El titular del BCRA ha reiterado en diversas oportunidades que apunta a que el organismo regule a través de su intervención en el mercado con títulos del Tesoro, desde donde enviar señales a la Economía.

La defensa de la curva en pesos con la cual salió a jugar fuerte con la corrida de los bonos CER en el último mes revela el rol que pretende tener. "Vamos a ir con todo, a seguir con lo que anunciamos, que es la defensa de la curva, le tiraremos con todo lo que tengamos", dicen que repite Pesce en la sede de la calle Reconquista.

El vencimiento

En la licitación de mañana, el Tesoro debería cubrir una suma casi simbólica, de poco menos de $ 11.000 millones, por vencimientos de Bocon, Lelite, Bonte 2024 y un Boncer. Pero, como todo lo que sucede en los mercados por estos días tiene una significación especial.

En las últimas dos licitaciones, aún en cabeza de Guzmán y que no lograron los porcentajes suficientes de adhesión del mercado, ya Ramiro Tosi había subido la puntería alineando la tasa de interés con la inflación en los bonos que actualizan por CER.

Pero Guzmán resistía a la artillería pesada y eso generaba cruces con el Central de Pesce. Ahora, el corrimiento de Guzmán, sumaría más efectos.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.