Freno a los preciosExclusivo Members

El mercado se vuelve optimista sobre la inflación: cuáles son las oportunidades de inversión

Los inversores comienzan a incorporar en los precios de los bonos en pesos una dinámica inflacionaria más lenta respecto de lo que se especulaba hace semanas atrás. Según los precios de los bonos, la inflación de un digito llegaría a mitad de año.

En esta noticia

Los inversores comienzan a incorporar en los precios de los bonos en pesos una dinámica inflacionaria más lenta respecto de lo que se especulaba hace semanas atrás.

Según estimaciones de los inversores y los precios de los bonos, la inflación de un digito llegaría a mitad de año.

En este contexto, sigue siendo difícil ganarle a la inflación. Las oportunidades siguen estando en la curva CER aunque los analistas también ven valor en otros bonos a tasa fija.

Cuál es la importante empresa del mercado que pagó dividendos por primera vez en su historiaAtaque de Israel eleva la tensión en los mercados: cómo reaccionan el petróleo, el oro y Wall Street  

Dinámica de tasas en el mercado

Las tasas reales en los bonos que ajustan por CER se están desplazando al alza.

Esto podría estar implicando que el mercado estaría incorporando a precios una menor inflación respecto de la esperada en el pasado, así como también una dinámica más lenta hacia adelante.

El último REM proyectó una inflación del 12,5% en marzo y terminó siendo de 11 por ciento. 

A su vez, las estimaciones del REM para este año siguen mostrando una dinámica de precios más lenta respecto de lo que se esperaba a comienzo de año (-20,8 puntos porcentuales menos que la encuesta previa).

La expectativa inflacionaria a la baja también se está plasmando en los precios de los bonos, ya que se evidencia que los títulos de renta fija CER están operando con tasas reales ligeramente más altas en las últimas jornadas.

Hoy la curva CER opera con tasas de -80% en el tramo corto, cuando hace semanas atrás lo hacía con tasas de -100%, y saltando a tasas de -50% y -30% en los plazos de julio a diciembre.

Mariano Calvielo, head portfolio manager de FIMA, agregó que el mercado está intentando sumar a los precios una baja más acelerada de la inflación, que parece reafirmarse con cada nuevo dato publicado.

También afirmó que se intenta estimar si eso llevará a una nueva baja de tasas.

"En este contexto, el comportamiento de las LECAPS pareciera sugerir eso mismo, que el mercado entiende que la inflación será menor, pero al mismo tiempo la baja de tasas podría mantener tasas reales negativas", detalló.

Juan Manuel Truffa, director de la consultora Outlier, puntualizó un rebote en las tasas reales.

"Si bien aún estamos lejos del terreno positivo, se vienen viendo algunos ajustes significativos en las tasas de algunos bonos pos baja de tasas. En otras palabras, como ocurrió luego de las bajas de tasas previas y en la medida que la licuación sigue avanzando, las tasas reales han comenzado nuevamente un proceso de progresiva corrección y convergencia a valores positivos", dijo Truffa.

Los analistas de Delphos Investments estiman que el mercado espera una inflación de un dígito para el segundo semestre.

El cálculo de Delphos arroja que el mercado observa implícitas mensuales en promedio de 8,4% y 6,7% para octubre y febrero de 2025, que, considerando el rezago del CER sería para agosto y diciembre de 2024.

Rodrigo Benítez, economista jefe de MegaQM, recordó que, sobre fines del año pasado, el mercado empezó a descontar que se venía un salto del tipo de cambio y que eso iba a implicar una aceleración inflacionaria.

A partir de esta expectativa, se produjo una mayor demanda de bonos CER y una suba en los precios de esos títulos, impactando sobre sus valuaciones.

"El valor técnico se ajusta una vez que se produce la inflación y se incorpora en el CER. En ese momento, el precio se ubicó muy por arriba del valor técnico, provocando que los spreads sobre inflación sean fuertemente negativos", dijo.

Sin embargo, agregó que en la medida que los datos altos de inflación fueron llegando e incorporándose al CER y el valor técnico de los bonos, esos spreads negativos empezaron a bajar.

"Ese proceso todavía sigue hoy, con el CER corriendo por arriba de las tasas de interés. Esto implica que el spread negativo que disminuyó, lo hizo por motivos técnicos, independientemente de las expectativas inflacionarias", detalló.

Oportunidades de inversión

Mirando hacia los próximos meses, los economistas encuestados en el REM esperan que la dinámica inflacionaria siga apuntando a la baja y que el digito sea alcanzado en junio.

En un contexto de inflación con expectativas a la baja, pero también con tasas que siguen siendo muy bajas en términos reales, sigue siendo desafiante poder ganarle o equipararle a la dinámica de precios.

Los analistas ven oportunidades en los bonos CER, aunque también remarcan que existen opciones en otros activos, tales como las Lecap.

Juan Manuel Anciaume, director de Sales & Trading de Criteria, espera un aumento en las tasas reales y cree que la mejor manera de capturar ese escenario es con las Lecap, antes que con la curva CER.

"Nosotros estamos manejando expectativas de inflación bastante más bajas que las que tiene el REM y creemos que las tasas reales de los bonos indexados por inflación tendrían que subir, especialmente las del 2024-2025 para equiparar el rendimiento que tienen las Lecaps. En ese sentido, vemos más bien una oportunidad en las Lecaps vis a vis a la curva CER", dijo.

Joaquín Álvarez, CEO de Imsa ALyC, advirtió que actualmente se están dando señales mixtas que nacen desde la economía real.

"Es cierto que estamos viendo una desaceleración en la inflación. Hay un componente de la caída de demanda que muchos casos ha llevado a ajustar los precios a la baja. Sin embargo, tenemos los componentes de servicios básicos que pesan casi 9,5% del índice de precios. Por lo tanto, esto debería tener ajustes hacia adelante, lo cual te genera esa presión al alza en inflación en los próximos meses. Por eso es que empezamos a ver señales mixtas", dijo Álvarez.

En este contexto, el CEO de Imsa puntualizó que el contexto actual para las inversiones en pesos luce difícil para cubrirse contra la inflación.

"Muchas veces la decisión de inversión termina dependiendo básicamente del inversor. Muchos prefieren bloquear una tasa, pudiendo ahora alcanzar tasas del 60%. Ahora, en aquellos clientes que sí estén dispuestos a ponerle un poco más de riesgo, ver cierta oportunidad en este incremento yéndonos a instrumentos que ajusten por CER", comentó.

Manuel Yansen, Portfolio Manager Fondos Balanz, sostuvo que, ante una nueva baja de tasas definida por el BCRA, los inversores tienen incentivos a estirar duration en sus portafolios, buscando rendimientos que superen el 60% área en el que se ubicarían los fondos Money Market (MM).

En cuanto a las inversiones, Yansen agregó que más allá de la baja de tasas, los fondos CER siguen siendo una buena opción para aquellos inversores que quieran tener ahorros en pesos.

"Para quienes sean más conservadores y que quieran tener un devengamiento diario, no hay mucha más opción que los papeles más cortos de la curva CER. Para aquellos inversores que toleren un poco más de riesgo y busquen un poco más de retorno, los papeles más largos también pueden ser una buena opción", comentó.

Finalmente, José María Aristi, portfolio Manager de ICBC Investments, sostuvo que se observa es una mayor demanda por bonos que ajustan por inflación.

"Respecto a la curva CER, y dado el contexto de tasas muy negativas, y que el mercado ya incorporó una baja importante de la inflación de acuerdo al REM, se percibe algo de demanda. Hay que tener en cuenta que esta curva naturalmente actúa de "hedge" ante un eventual escenario con alguna adversidad macro, que si bien no luce probable en el mediano plazo nunca tiene probabilidad 0", sostuvo.

Temas relacionados
Más noticias de pesos

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.