El fraude en seguros, imparable: casi la mitad de las denuncias son falsas o exageradas

Según un informe de Libra Seguros, los casos de fraude en el país aumentaron 15% con la pandemia y un 45% de las denuncias son falsas o exageradas. Preocupación por una modalidad que mueve unos $ 55.000 millones por año.

Los casos de fraude aumentaron un 15% desde el comienzo de la pandemia y casi la mitad de las denuncias de siniestros en la Argentina son falsas o exageradas. Las cifras se desprenden de un informe de Libra Seguros, que advierte respecto de este complejo desafío que enfrenta el sector asegurador no solo en el país sino también en todo el mundo.

De acuerdo a la firma, en la Argentina "aproximadamente el 45% de las denuncias de siniestro son falsas o exageradas". No se trata de un tema menor, ya que según sus estimaciones este tipo de modalidad delictiva "mueve unos $ 55.000 millones por año", según estimaciones del sector.

Tampoco refiere a un problema local. Aunque en otros países ese porcentaje de denuncias falsas o exageradas desciende levemente hasta el 38% o 40%.

"De los efectos devastadores de la pandemia en la economía se ha escuchado y leído hasta el cansancio. Pero poco se habló del auge de conductas delictivas que crecieron justamente al calor de la crisis, la dificultad para controlar y la suposición errónea de que se trata apenas de una picardía", subrayan en un comunicado desde Libra Seguros.

Incluso desde la compañía van más allá y lanzaron una advertencia para aquellas personas que intenten sacar partido de ello. La aseguradora que preside Gabriel Bussola será la primera en denunciar penalmente a sus autores, dijeron.

"Libra tiene tomada la decisión política de no avalar ninguna conducta de este tipo. Vamos a detectar, combatir y llevar a la Justicia los casos de fraude", explicó Bussola en el mencionado comunicado.

"El fraude, en todo sentido y en cualquier industria, es claramente un delito y así está tipificado en el Código Penal. Y en la industria aseguradora tiene un impacto de magnitud porque representa un alto porcentaje de los pagos por siniestros, lo que afecta la solvencia del sistema", advirtió.

"Si el que intenta un fraude o lo lleva adelante no tiene consecuencia legal alguna, estamos fomentando un camino de enriquecimiento ilícito. Hay que romper con la abulia o liviandad con que se toma la temática del fraude en la industria del seguro", agregó.

Según explican detectan entre 20 y 30 casos de fraude mensuales. Y agregan que ese trabajo les permite destinar unos $ 80 millones al año "para siniestros y juicios que sí corresponde pagar a término".

Uno de los puntos en los que se detectan mayores intentos de fraude es en lo que refiere a siniestros viales. Dentro del sector se estima que de cada 100 intentos, unos 80 corresponden a presuntos robos del auto o la moto, 15 a cubiertas y los 5 restantes a sobreestimación en el valor del siniestro.

El fraude también aparece, aunque en menor medida, en otros tipos de seguros. Y desde Libra aseguran que "suelen inventarse daños a electrodomésticos y causales de muerte distintas a las amparadas en las coberturas de personas".

Lo dicho: no se trata de una problemática local. Una estimación realizada por la Coalición contra el Fraude de Seguros de EE.UU. consignó que las demandas fraudulentas logran arrebatarle a las aseguradoras de dicho país unos u$s 80.000 millones al año.

En España, en tanto, la tasa de fraude al seguro se duplicó en la última década. Según datos del VII Mapa AXA del Fraude en España pasó del 0,85% en 2010 al 1,94% de 2019, sobre un total de 64.400 siniestros sospechosos analizados. Dentro del sector, más de la mitad de casos fraudulentos detectados están vinculados a seguros para autos. 

Compartí tus comentarios