El BCRA subió otra vez la tasa de interés en medio de las tensiones cambiarias

La autoridad monetaria dispuso este lunes un incremento de 14,4 puntos porcentuales para uno de sus instrumentos.

El Banco Central sigue buscando, a través de una mejora en los rendimientos de los instrumentos en pesos, contener las fuertes tensiones cambiarias que se observaron durante las últimas semanas en los dólares paralelos, tanto en el blue como en las cotizaciones financieras.

La autoridad monetaria dispuso este lunes reducir la diferencia de lo que reciben los Fondos Comunes de Inversión (FCI) por suscribirse a los Pases pasivos respecto a lo que obtienen las entidades bancarias por realizar estas mismas operaciones.

Dólar blue hoy: el secreto de los "100" que se aplica en las cuevas y puede anular toda compra y venta del billete

A partir de ahora, los FCI recibirán el 95% de lo que obtienen los bancos por estos instrumentos. Es decir, el rendimiento ascenderá al 68,4% anual, ya que la tasa para las entidades bancarias es del 72%, luego del incremento de dos puntos porcentuales que el Central dispuso la semana pasada.

De esta manera, las tasas de interés de los Pases pasivos para los FCI tendrán un incremento de 14,4 puntos porcentuales en relación al 54% que obtenían anteriormente, cuando recibían el 75% del retorno que obtenían los bancos por suscribirse a estos instrumentos.

IMPACTO


Jorge Viñas, head portfolio manager de Toronto Trust, estimó que con esta medida el Central estaría buscando restringir la liquidez de pesos que hay en el mercado y tratar de compensar la caída estacional de la demanda de dinero y, de esa manera, descomprimir la tendencia alcista de los dólares financieros.

"Pero no queda del todo claro. Aumentar sólo la tasa de los pases desincentiva no sólo a la demanda de dólares, sino también a la de otros activos en pesos, como plazos fijos y letras del Tesoro. Los plazos fijos deberían acompañar para que no pierdan atractivo y a a las letras le van a pedir más tasa en las licitaciones", advirtió.

Emiliano Anselmi, economista jefe de PPI, coincidió en que el objetivo es seguir mejorando las remuneraciones de todos los depósitos en pesos para evitar una mayor huida hacia los dólares financieros, aunque afirmó que "no se entiende por qué directamente no suben las tasas de las Leliq" si quieren contener al mercado cambiario. 

"Esta maniobra reduce considerablemente el spread entre colocaciones a 1 día y a 30 días, como los plazos fijos. Si se mantiene esta baja de spread, sería un riesgo para la nominalidad, ya que los pesos tienen incentivos a permanecer más líquidos que antes. No descartaría que haya otra suba de tasas de las Leliq (con impacto en plazos fijos) para volver a ensanchar el spread", agregó Anselmi.

Por su parte, la consultora 1816 afirmó que la medida tendrá un impacto negativo sobre los bancos (perderán depósitos y rentabilidad por la baja del spread) y que, además, "no será gratis" ni para el balance del Banco Central ni para la capacidad del Tesoro Nacional de conseguir financiamiento a través del mercado.

"Los Money Market migrarán, como mínimo, de cuentas corrientes remuneradas en los bancos a pases con el BCRA. También podrían pasar de colocaciones en plazos fijos (y cauciones) a pases", señaló la consultora, que a la vez agregó que los T+1 podrían empezar a hacer pases, lo que reduce la exposición al Tesoro.

Además, los analistas de la consultora destacaron que tras esta medida el spread de rendimiento entre los fondos T+1 y los Money Market se achicará, impulsado al segmento corporativo a colocarse en fondos T+0, y "habrá que ver si esto no aumenta el flujo a estos FCI desde fondos más largos".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.