Perspectivas

La siesta del dólar blue: qué factores amenazan con despertar al paralelo

Las cotizaciones paralelas se mantienen casi en los mismos valores en los que iniciaron el año. Economistas analizan cómo seguirá hacia adelante.

Los dólares paralelos han estado registrando variaciones muy moderadas en las últimas semanas. Incluso, acumulan avances muy inferiores en comparación con el incremento inflacionario, que durante los primeros cinco meses del año anotó un alza cercana al 30%.

El mayor "atraso" se observa en el dólar blue, que en las últimas jornadas se ha estado vendiendo incluso por debajo de sus niveles de principios del año. En tanto, los que se operan a través de la Bolsa acumulan avances de hasta 5%, muy por debajo del aumento del resto de los precios de la economía.

Bancos de los Estados Unidos 'echan' a clientes argentinos

Los analistas del mercado señalan que la relativa calma que están mostrando estas cotizaciones está influenciada, en parte, por la mayor oferta de divisas para algunos pagos de impuestos y por la menor demanda debido a que muchos inversores se han estado inclinando por activos atados al índice de inflación

¿PUEDEN DISPARARSE?


Los economistas señalan que en el corto plazo no esperan una gran aceleración de las cotizaciones paralelas, aunque indican que en algún momento deberían empezar a moverse más cerca del ritmo inflacionario. No obstante, advierten que algunos factores podrían ejercer presión y agilizar la dinámica alcista. 

"No creo que pueda mantenerse así por mucho tiempo más. Si bien no veo un salto, tampoco creo que pueda seguir estable con esta inflación que tenemos. Pero esto es siempre y cuando se mantenga el compromiso con el FMI y se vayan cumpliendo las metas. Si el escenario cambia, será distinto", señaló el analista financiero Christian Buteler.

El mayor "atraso" se observa en el blue, que cotiza incluso por debajo del precio en que inició el año.

Buteler comentó que el proceso ascendente de las cotizaciones podría iniciarse en cualquier momento. Incluso, no descarta que, en principio, suba un poco más de lo habitual, mientras se acomodan los precios, teniendo en cuenta lo "bajo que están frente a la inflación", para luego retomar su dinámica.

Pablo Repetto, jefe de investigación de Aurum Valores, coincidió en que esta estabilidad cambiaria "en algún momento va a terminar". El especialista destacó que la "pesificación" de los ahorros está en niveles muy elevados, por lo cual advirtió que "el riesgo de un sacudón brusco está creciendo".

Los analistas prevén que esta estabilidad cambiaria no se mantendrá.

"En el corto plazo, la estacionalidad en la demanda de pesos, favorecida por el vencimiento de grandes impuestos y el pago de aguinaldos, contribuirá a mantener a raya a los dólares libres. Si bien muchos trabajadores pueden ir con esos pesos al dólar, las empresas requieren de más liquidez para pagar ese dinero", indicó Santiago Manoukian, de Ecolatina.

No obstante, el economista advirtió que, una vez finalizado este período de pagos, el futuro de la pax cambiaria se torna incierto, teniendo en cuenta que la situación de la economía local sigue siendo "muy frágil", por lo que consideró necesario un cambio genuino de expectativas para darle más lugar a mantener cierta calma.

"En el segundo semestre, el dólar suele ser más volátil por cuestiones estacionales en la oferta. Además, prevemos que el Gobierno deba enfrentarse al trade-off entre procurar cumplir con la meta de reservas o mantener el flujo de importaciones. Si el Gobierno optara por restringir la entrega de divisas, esto podría volver a impulsar al alza a las cotizaciones paralelas", advirtió.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.