Perspectivas

Emisión 2022: qué espera el mercado y cómo impactará en el dólar y la inflación

El último día hábil de diciembre, el Banco Central giró al Tesoro el monto más elevado de 2021. Qué interpretan los economistas y cómo prevén que siga este año.

El Banco Central (BCRA) publicó recientemente el dato de la última emisión monetaria de 2021. La suma, que fue de más de $ 200.000 millones, fue al Tesoro Nacional el pasado 30 de diciembre en concepto de Adelantos Transitorios, principalmente para continuar cubriendo el elevado déficit de las cuentas públicas.

Esta última transferencia fue la más elevada del año pasado para un mismo día y con ella diciembre terminó con un asistencia monetaria al Tesoro de $ 685.000 millones, cifra que también representó el monto mensual más alto de 2021. De este modo, en el año, la asistencia total ascendió a más de $ 2,12 billones.

Dólar 2022: cómo evolucionarán el blue y el oficial este año

El monto que el Central el transfirió al fisco durante el mes pasado representa aproximadamente el 1,5% del Producto Bruto Interno (PBI), mientras que la cifra total del año pasado implica más del 4,6% sobre esa misma base, de acuerdo con los cálculos de los economistas privados.

Gabriel Caamaño, director de la consultora Ledesma, destacó que la emisión monetaria neta para financiar al Tesoro durante el año pasado fue la más elevada desde el finales de la década de 1980, exceptuando a 2020, que fue un año atípico, en el que los niveles fueron aún más elevados debido a la crisis que se desató a partir de la pandemia

El Banco Central le giró al Ministerio de Economía más de $ 2,12 billones durante 2021.

"Tuvimos un nivel de financiamiento monetario muy alto. Está claro que el Gobierno no tiene financiamiento en pesos voluntario. Tiene que recurrir a fuentes cautivas y muchas de ellas son expansivas desde lo monetario. Entonces, plantear un déficit alto de manera sostenida implica expansión monetaria por vía fiscal", sostuvo el economista.

De acuerdo con Camilo Tiscornia, director de C&T, si se toma lo que se emitió en diciembre, que es "prácticamente récord en financiamiento al Tesoro", y si se tiene en cuenta que el Gobierno colocó deuda local por unos $ 150.000 millones netos, se observa que "el déficit fiscal de diciembre fue altísimo, cercano a los $ 800.000 o $ 900.000 millones". 

Por su parte, Sebastián Menescaldi, director de EcoGo, comentó que con estos últimos giros al Tesoro, además de cubrir el déficit fiscal, el Gobierno podría estar guardándose un colchón de financiamiento para este año, prefinanciando desde ahora a empresas públicas y fondos fiduciarios, ya que después del acuerdo con el FMI estará más limitado.

presión sobre dólar y precios


Caamaño señaló que para este año, como no hay utilidades pendientes y el Gobierno se consumió buen parte de los Adelantos Transitorios, se prevé que continúe colocando deuda contra liquidez bancaria, que es la "fuente de financiamiento monetario no directa que tiene a la mano", y consideró que la situación es "preocupante".

"Los primeros meses del año empiezan a ser más tranquilos en materia del gasto. El gran desafío es que todo eso que se emitió, que en diciembre es demandado, ahora es dinero que sobra. Esto puede presionar sobre dólar y forzar también la suba de tasas de interés, que deberían subir para absorber este excedente de dinero", afirmó Tiscornia. 

Menescaldi señaló también que ese exceso de liquidez en el mercado deberá ser absorbido por la autoridad monetaria y que probablemente pueda observarse en el corto plazo mayores presiones sobre la inflación y el tipo de cambio, en un escenario en el que "hay muchos pesos en la calle y pocos dólares".

La emisión de 2021 para asistir al Tesoro fue la más elevada desde la década de 1980, exceptuando 2020.

Por su parte, Martín Vauthier, director de Anker Latinoamérica, agregó que lo que ocurra en el año en materia de emisión monetaria en va a depender en gran medida de cómo evolucionen las negociaciones con el FMI para reestructurar la deuda y de cuál termine siendo el programa económico que surja a partir del acuerdo entre las partes. 

"Lo deseable sería terminar acordando un sendero de consolidación fiscal que comience este año, que se reduzca el déficit primario y, sobre todo, el financiamiento monetario. Esto porque, a mi juicio, el principal objetivo de un programa económico, para poder estabilizar la macroeconomía y anclar expectativas, debería ser mejorar el balance del Banco Central", sostuvo Vauthier.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios