Valor pesoExclusivo Members

Devaluación: qué espera el mercado y cuándo llegará a $ 1000 el dólar oficial

Las expectativas devaluatorias se siguieron moderando en las últimas jornadas. El mercado se acopla a la idea del 2% por más tiempo, aunque con riesgos de que la misma se acelere a niveles de entre 4% y 6% en los próximos meses. Ante el posible atraso, recomiendan cobertura cambiaria.

En esta noticia

Las expectativas devaluatorias se siguieron moderando en las últimas jornadas. El mercado se acopla a la idea del 2% por más tiempo, aunque con riesgos de que la misma se acelere a niveles de entre 4% y 6% en los próximos meses.

Con el ritmo cambiario proyectado por Rofex, el dólar en $1000 llegaría en julio. Esto implica un retraso respecto de los meses previos, cuando a comienzo de 2024 se esperaba que el mismo alcance los $1000 entre abril y mayo.

Ante el posible atraso, recomiendan cobertura cambiaria.

Suben casi 3% las acciones de Galicia tras la compra de HSBCCae el riesgo de default y se reduce la brecha de legislación: una oportunidad

 Ajustándose al crawling del 2%

El mercado se sigue acomodando a una expectativa devaluatoria cada vez más contenida.

Los inversores están viendo una macro que camina con una nominalidad más lenta, esto es con una brecha cambiaria reducida, expectativas inflacionarias a la baja y proyecciones sobre el futuro devaluatorio a la baja.

Actualmente, el mercado espera un ritmo cambiario del 3% para abril, saltando a niveles de entre 5% y 6% para los meses de mayo a octubre y del 3% y 4% para el último bimestre del año.

Esto represente un ritmo cambiario bastante menor respecto del 12% al 13% de devaluación mensual que se esperaba a comienzo de año.

En base a la actual expectativa devaluatoria, el dólar oficial cerraría en $853 en abril, saltando a $921 en mayo y $956 en junio.

De esta manera, el dólar seguiría subiendo a $1006 en julio y mantendría esa tendencia los próximos meses.

La expectativa es que llegue a $1058 en agosto, a $1100 en septiembre y finalice el año en $1240.

El mercado está viendo que la inflación está apuntando a la baja y en paralelo está acomodando su expectativa inflacionaria también hacia abajo.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones afirmaron que las expectativas devaluatorias continúan moderándose y alineándose con el crawling peg de 2% mensual.

"El mercado descuenta un ritmo de devaluación de 3,4% en abril, 4,1% en mayo y 5,4% en junio, cuando hace un mes atrás esperaba un crawling de 6,5%, 6,5% y 8,1%, respectivamente. Estos recortes son consistentes con una nueva baja de tasas del BCRA, la cual se rumorea que podría realizarse en el cortísimo plazo", señalaron.

Mauro Falcone, Analista de Renta Fija de Adcap Grupo Financiero, explicó que los futuros de ROFEX reflejan una tasa de devaluación entre el 4% y el 5% para los próximos meses. 

"Dado el costo de la cobertura cambiaria, el mercado cree en la continuación del crawling peg al 2% más allá de lo que se esperaba inicialmente", dijo. 

Riesgo de atraso y nueva devaluación

El gran desafío que tiene el equipo económico es que, aun con una inflación que apunta a la baja, mantener el tipo de cambio oficial al 2% tal como lo viene haciendo hasta ahora, genera riesgos de atraso cambiario en primer lugar, y riesgos devaluatorios en segunda instancia.

Los analistas de Econviews afirmaron que desde la devaluación de diciembre, el tipo de cambio real bajó un 36%.

Es decir, si se lo analiza en pesos actuales, pasó de $1362 a $863, casi 500 pesos de apreciación.

En ese sentido, agregaron que en el caso de que se mantenga el 2% de crawling, en abril va a apreciarse otro 7%, en mayo 6.2% y en junio 4.4%

Por lo tanto, según Econviews, para junio va a quedar un 26% abajo del promedio histórico.

"Un tipo de cambio real tan bajo genera varias dificultades. En primer lugar, el incentivo de los exportadores a liquidar será menor, lo cual conspira contra el objetivo de acumulación de reservas. El otro problema es que se sobre estimulen las importaciones. Si los agentes perciben que el dólar está barato van a tratar de importar tanto como sea posible, inclusive por encima de lo que requiera la economía para funcionar bien. Este esquema inconsistente puede durar un tiempo, pero no será algo indeterminado" advirtieron.

Algo similar advierte Adrián Yarde Buller, economista jefe de Facimex Valores, al remarcar que el atraso cambiario en los proiximos meses se seguirá dando si es que el BCRA contonua con el crawling del 2%.

Yarde Buller también alertó que el principal riesgo en el frente externo es un tipo de cambio real que sigue apreciándose, pudiendo generar mayores presiones en el segundo trimestre del año

"El tipo de cambio real está 7% arriba del nivel previo a la devaluación de agosto y 3% arriba del nivel post devaluación de diciembre de 2015.  La liquidación de la cosecha gruesa podría mantener la brecha acotada en el segundo trimestre, aunque no hay que olvidar que el gobierno se comprometió a eliminar el dólar exportador a partir de julio", comentó.

Tomar cobertura

Ante las chances de qué tipo de cambio se siga atrasado, el mercado comienza a observar tal dinámica con cierta preocupación, por lo que los analistas ven que luce aconsejable tomar cobertura cambiaria.

Ezequiel Zambaglione, Head de Research en Balanz, detalló que las expectativas de devaluación cayeron fuertemente, en parte bajo la expectativa que el Banco Central evitaría un salto en el tipo de cambio apoyándose en el ingreso de dólares producto de la estacionalidad de las exportaciones de los próximos meses.

En este contexto, recomienda tomar cobertura cambiaria.

"Actualmente, la devaluación implícita se encuentra en línea con nuestro escenario positivo de convergencia, por lo cual no vemos con malos ojos tomar cobertura cambiaria. Para ello preferimos el bono dólar linked T2V4", dijo Zambaglione

Si bien el atraso cambiario podría provocar una menor liquidación del agro y por lo tanto, una menor cantidad de reservas, el BCRA sigue comprando divisas en el MULC.

En particular, el BCRA acumula casi u$s 12.100 millones de compras en el mercado desde la devaluación y u$s 9200 millones en el año, a la vez que el tipo de cambio oficial sigue avanzando al 2% mensual y la brecha cambiaria sigue contenida.

De esta manera, es el esquema 80- 20% de liquidaciones de exportaciones el principal motivo por el que la brecha cambiaria se mantiene baja.

En materia de inversiones, Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, afirmó que si bien no espera un salto discreto, sí cree que T2V4 sería la alternativa más apropiada para tener cobertura cambiaria, combinado con un fondo dólar linked.

Finalmente,  Juan Pedro Mazza, estratega de Cohen, coincide en que luce conveniente tomar cobertura cambiria. 

"Los futuros de ROFEX siguen a la baja y por ahora no hay señales de el flujo vendedor se vaya a revertir en el corto plazo. A estos precios, la devaluación mensual implícita en los contratos es de 4,3% promedio hasta enero del 2025. Esto queda un punto por debajo de nuestras proyecciones", dijo.

Según sus estimaciones, la devaluación promedio esperada es de 5,3% hasta fin de año y por ello recomienda cobertura cambiaria.  

"Bajo este escenario, vemos valor en tomar cobertura a través de los contratos de julio en adelante. Sin embargo, si la devaluación al 2% se extendiese hasta junio, el valor en la cobertura recién aparecería a partir de octubre", dijo.

En cambio, Falcone entiende que no es el timing correcto para una cobertura vía futuros.

"Cada dato de inflación refleja el sendero a la baja de ésta, despeja una devaluación (o aceleración brusca de la tasa de devaluación) en el corto plazo y presiona hacia abajo el precio de los futuros. Una posición larga en éstos puede significar pérdidas diarias en el corto plazo que dificultan mantener la posición abierta", dijo Falcone.

Temas relacionados
Más noticias de devaluación

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.