Segundo semestre

Soja y cepo al dólar: cómo impactarán en la recuperación de las reservas

Ahora las miradas están puestas en lo que vendrá hacia la segunda mitad del año, teniendo en cuenta que pronto terminará la temporada alta de liquidaciones del agro y se aproximan las elecciones.

En los últimos meses, el Banco Central ha estado efectuando grandes compras de divisas en el mercado de cambios para recomponer las reservas que perdió durante el año pasado. Estas compras se dan de la mano del súper cepo cambiario y los fuertes ingresos de dólares del campo, impulsados por la suba del precio internacional de la soja.

De esta manera, luego de que en octubre pasado las reservas netas tocaran niveles muy bajos, ahora oscilan entre u$s 7000 millones y u$s 8000 millones, según estimaciones privadas. Anker Latinoamérica estima unos u$s 6800 millones; Bull Market, cerca de u$s 7600 millones; Ecolatina, alrededor de u$s 8000 millones; LCG, unos u$s 8500 millones.

De acuerdo con el economista Jorge Neyro, se trata de un incremento de más de u$s 3000 millones durante el primer semestre del año. Al respecto, destaca que si bien el volumen estimado actual no es muy elevado, por lo menos se encuentra en mejores niveles en comparación con lo que se observaba hace unos meses atrás.

Ahora las miradas están puestas en lo que vendrá hacia la segunda mitad del año, teniendo en cuenta que pronto terminará la temporada alta de liquidaciones del agro, tras un primer semestre con niveles máximos en 18 años, sumado al mayor apetito dolarizador por parte de los inversores, que buscarán tomar cobertura, sobre todo cerca de las elecciones.

"Estamos entrando en una etapa en la que, si bien la liquidación del campo se mantiene, el ritmo de compras del Central viene adormeciéndose muy rápido. Esto en parte se debe a que la entidad está interviniendo más fuerte en el mercado de bonos para contener a los dólares financieros, lo cual demanda dólares de las reservas", señaló Federico Furiase, director de Anker.

Según su análisis, esta menor suba en las reservas netas se debe también a que la autoridad monetaria ha estado aflojando un poco las restricciones a la compra de divisas por parte de las empresas para importaciones y pagos de deudas en el exterior. Todo esto está generando que por estos días las reservas se muestren estables, sin mucho crecimiento.

"El presidente del Banco Central, Miguel Pesce, hizo lo que mejor sabe hacer: meter cepos por todos lados. Y le funcionó. El costo de esto es que las empresas se hartaron y están recurriendo al dólar con toda clase de artimañas para girar dividendos, pagar deudas e incluso hacer pruebas de pagos de importaciones", afirmó Mauro Mazza, de Bull Market.

Hacia adelante

En el corto plazo, Furiase prevé que las reservas netas van a seguir en un período de estancamiento y que entre julio y agosto pueden empezar a descender, en la medida en que se termine el ingreso de dólares de la cosecha gruesa y el Central tenga que mantener la intervención en el mercado de bonos para anestesiar la presión en los dólares financieros.

"Aún cuando se haya hecho de un colchón de u$s 3100 millones en lo que corre del año, en el segundo semestre el Banco Central deberá enfrentar menores liquidaciones, una posiblemente mayor dolarización en la previa a las elecciones y pagos de deuda por compromiso asumidos (por ejemplo, con el Club de París)", advirtió Guido Lorenzo, director de LCG.

Mazza estima que los pagos a organismos multilaterales hasta fin de año rondan los u$s 3800 millones. No obstante, señala que los más de u$s 4300 millones que el FMI le otorgará a la Argentina en concepto de derechos especiales de giro (DEG) "ayudarán a maquillar todo", por lo que considera que es probable que a fin de cuentas las reservas no cambien mucho.

"La ecuación del Banco Central es sencilla. Ahora deberá aguantar hasta diciembre. La soja y el trigo no vendidos le permitirá recomponer reservas que pierda desde ahora a fin de año. Pero las reservas que perderá no serán por importaciones. Esto lo tiene manejado, a un costo altísimo, pero manejado. Serán por pagos de deuda", detalló el analista de Bull Market.

Por su parte, Neyro agrega que el resultado de la balanza comercial está arrojando cifras positivas, aunque no tan altas como las que registró en mayo pasado, pero que de mantenerse con buenos números durante los próximos meses puede contribuir en la acumulación de divisas para la arcas del Central.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios