Dato clave

Cepo: hasta cuándo extenderán la obligación a empresas de reestructurar su deuda en dólares

La escasez de reservas llegó para quedarse. El BCRA prorrogará la obligación vigente de que las empresas refinancien o reestructuren el 60% de su deuda en el exterior. El "efecto gasoducto" y la contra de Guzmán.

"Seguro se prorrogará durante todo el 2023 la norma para que las empresas refinancien o reestructuren el 60% de su deuda en el exterior". Así lo aseguró a El Cronista una alta fuente del Banco Central.

La escasez de dólares en la entidad monetaria se está reflejando hoy en la menor acumulación de reservas durante la liquidación de las exportaciones de soja por los pagos de las importaciones de energía. 

Si en este contexto, en los meses más dulces para el BCRA en lo que a oferta de dólares se refiere, no puede sumar dólares es inevitable que a lo largo del corriente año tampoco logre revertir el statu quo cambiario.

De esta manera, se verifica que no hay nada más permanente que un cepo al dólar transitorio, adaptando aquella frase referida pero a los impuestos. Inicialmente se había previsto que la traba oficial para el acceso a dólares destinado al pago de deudas en el exterior iba a ser sólo durante el 2020, pero ahora se asegura que se extenderá a toda la gestión de Alberto Fernández y será uno de los temas a resolver por el gobierno que asuma en diciembre del 2023.

Uno de los factores clave con impacto directo en la plaza cambiaria son los subsidios energéticos y la importación de GNL. En el Central estiman que una de las incertidumbres pasa por la construcción del gasoducto que va desde Vaca Muerta hasta la provincia de Buenos Aires, hoy demorado en su puesta en marcha.

Cómo es el gasoducto de Vaca Muerta y cuándo empieza la obra

Que no sea concluido antes del invierno del 2023, implica que se deberá, una vez más, afrontar importaciones de GNL para abastecer la demanda de personas y empresas durante la época más fría del año, lo que implica un fuerte recorte a la disponibilidad de dólares para las empresas.

Uno de los vencimientos más importantes del 2023 es el que posee AYSA con una amortización final de u$s 500 millones el 1° de febrero del año próximo. En la plaza financiera ya se descarta que la empresa puede acceder a un refinanciamiento voluntario con el riesgo país en torno a los 1900 puntos y con muy baja probabilidad de que se reduzca significativamente en los próximos meses.

Aysa busca ayuda del Gobierno para canjear un bono por u$s 500 millones

Así deberá salir a reestructurar ese pasivo en los meses por venir con sus acreedores. Puntualmente en este caso la empresa tampoco tiene liquidez como para poder hacer frente a ese vencimiento y requiere de la asistencia del Tesoro que deberá seguramente emitir deuda propia para ofrecer un canje a tenedores de papeles de AYSA.

Malena Galmarini, titular de AYSA

ESTRATEGIA

Las empresas ya se están moviendo en sintonía con esta postergación del cepo al pago de la deuda en moneda extranjera por más que su norma recién se materialice en la última parte del 2022. IRSA y Edenor ya dieron sus primeros pasos para refinanciar vencimientos del 2023. Pampa Energía también se está moviendo en igual dirección.

Esta situación encuentra a la relación entre Martín Guzmán y Miguel Pesce con algunas rispideces. Las declaraciones del Ministro de Economía el fin de semana pasado acerca de su preferencia por el desdoblamiento cambiario en el 2020 y que no pudo poner en práctica habría sido un tiro por elevación a la cúpula del BCRA.

¿Querrá ir Guzmán por mayor control en la entidad monetaria? Difícil que lo pueda materializar por la relación estrecha que tiene Alberto Fernández con los principales integrantes del Central pero además por la falta de funcionarios idóneos entre los allegados al titular del Palacio de Hacienda.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios