Mercado cambiario

La caución bursátil pasó de un piso histórico a ser puerta al carry trade y calmar el dólar

Tras habilitar a los FCI que vayan a los pases, se reducen los flujos hacia las cauciones elevan las tasas de interés. Así, se disparan las tasas de caución que tocan máximos desde 2019. La mayor tasa calma al dólar.

La decisión del Banco Central de permitirle a los Fondos Comunes de Inversión (FCI) operar pases pasivos a un día empieza a mostrar sus primeros efectos.

La medida, que le habilitó a los fondos el acceso a un instrumento que hasta ahora estaba restringido solo para bancos, provocó que se redujera el volumen en las cauciones y que sus tasas se disparen a máximos desde 2019. 

Esto cobra especial relevancia porque al permitirle a los FCI suscribir pases, más pesos se alocarán en dichos instrumentos y menos lo harán en cauciones. Al reducirse la demanda por las cauciones, sus tasas se disparan y eso volvería atractivo hacer carry trade, lo que en definitiva terminaría quitándole presión al dólar.

Hubo repunte en bonos y fuertes caídas de las acciones argentinas en Wall Street

Trade electoral: mercados toman posición tras el desembarco de Massa en Economía

PASES PARA LOS FCI

El jueves último, el BCRA permitió que los FCI coloquen sus pesos en pases pasivos. Con esta medida, la entidad monetaria explicó que busca "optimizar la transmisión de la tasa de política monetaria a los distintos segmentos del sistema financiero y del mercado de capitales". 

Sin embargo, ayer se conoció que a los fondos comunes de inversión el BCRA les ofrecerá menos tasa que a los bancos

En la City explican que el objetivo de esta medida es no descuidar el flujo de pesos que podría ir a las licitaciones de deuda del Tesoro. 

Según argumentan, ese sería el motivo por el que el BCRA indicó ayer que la tasa de pases de los FCI será equivalente al 75% de la tasa vigente para los pases pasivos a 1 día con entidades financieras. 

Como la tasa de pases pasivos a 1 día es del 64,5%, esto implica una TNA del 48,37% (62,2% TEA).

Esteban Gette, estratega de Cohen, dice que desde la compañía encuentran al BCRA más activo en lo que es la captación de pesos que puedan volcarse a los dólares financieros.

"Al igual que lo hace con las Leliq, se basa en la inflación estimada para esterilizar esa masa de pasivos que acumula. Esto puede obtener el impacto buscado en el corto plazo donde el mercado se encuentra expectante ante el anuncio de nuevas medidas. Luego dependerá de las medidas anunciadas y la evolución de las variables macro en relación a las metas con el FMI", aclaró.

Por su parte, Rodrigo Benítez, economista jefe de MegaQM, también marcó que el BCRA viene tomando decisiones en las últimas semanas orientadas a elevar el costo de financiamiento en pesos de corto plazo.

Dicha política, consideró, responde a la necesidad de corregir una inconsistencia que se venía dando en el mercado cambiario.

"Cuando se decide acelerar el ritmo de depreciación, la tasa activa queda por debajo del nuevo ritmo. Así, aparecía una oportunidad de lograr financiamiento a una tasa en pesos menor a la devaluación y retener exportaciones generaba una utilidad directa. Parte de este problema se daba por la magnitud del spread entre las Leliq a 28 días y los pases a un día", dijo.

Para corregirlo, añadió, el BCRA subió más de 24 puntos la tasa de pases. "Se achicó ese spread y ahora sigue buscando opciones para que la tasa de caución no se despegue del resto de las tasas de referencia", explicó.

VOLATILIDAD EN LAS TASAS DE CAUCIÓN

Tras tocar un pico de 100% en el tercer trimestre de 2019, las tasas de caución fueron cayendo en línea con la baja de tasas que propició el BCRA hasta este 2022. 

Pero desde que empezó el año, las mismas empezaron a fluctuar con mayor volatilidad. 

Prueba de ello pudo verse a principios de julio, cuando las tasas de caución a 7 días tocaron mínimos de 30% luego de que el BCRA, en su afán por redireccionar pesos a instrumentos del Tesoro, decidió prorratear Leliq en una subasta en la que enfrentaba vencimientos por $ 788.358 millones y solo adjudicó unos $ 600.000 millones. 

Esto dejó un exceso de liquidez en el mercado que se volcó fuertemente hacia la caución. El BCRA luego volvió a renovar el 100% de los vencimientos de sus Letras de Liquidez y las tasas de las cauciones se normalizaron hacia niveles de 40% al 45%. 

Finalmente, vimos un nuevo salto hasta los valores actuales de 65% luego de que les permitiese a los FCI participar en el mercado de pases.


De esta manera, con la última medida del BCRA se espera que haya menos flujo de pesos en el mercado y que los mismos se reorienten hacia los pases.

Por lo tanto, es esperable que las tasas en el mercado suban, y entre ellas las más sensibles a las rotaciones de flujos suelen ser las de las cauciones.

Esteban Gette cree que el efecto sobre tasa de caución será inverso, ya que el flujo de FCI que colocaba en cauciones del mercado debería aprovechar la mejor tasa que ofrece hoy por hoy el pase del BCRA.

"En este sentido por menor oferta de pesos en el mercado de cauciones, la tasa debería subir", dijo el estratega de Cohen.

Este efecto, de hecho, ya se viene observando en las últimas horas. La tasa de caución a 1 día saltó al 54%, mientras que las tasas de caución a 7 y a 30 días subieron abruptamente hasta 65% y 58% respectivamente. En todos esos casos, treparon hasta su mayor valor desde 2019.

Calma cambiaria

Esto de alguna manera es positivo para el tipo de cambio ya que la suba de tasas compite contra el dólar y eleva el atractivo a los inversores a mantenerse en pesos, en detrimento del dólar.

En los últimos días, el dólar contado con liquidación dejó de subir y ya acumula un retroceso de 17% desde sus máximos recientes. 

La caída del dólar y la suba de tasas hace que las apuestas a invertir en pesos de corto plazo vuelvan a tornarse atractivas, luego de un overshooting en el CCL previo a la llegada de Sergio Massa al Ministerio de Economía.

Los analistas de Delphos sostuvieron que "al parecer las nuevas tasas de interés dispuestas por el BCRA la semana pasada podría estar tentando a inversores a apostar por activos argentinos, en un incipiente "carry trade" de corto plazo.

Con una visión similar, desde la mesa de trading de un bróker local marcan que vuelve el veranito cambiario de corto plazo.

"La suba de tasas en el mercado empuja a que inversores arriesgados prefieran hacer tasa por un plazo de 60 a 90 días. El canje de deuda le dio al Gobierno un respiro sobre los riesgos cambiarios y de reperfilamiento, sumado a que la suba de tasas generó un combo atractivo para que el mercado deje de pensar en dólares de corto plazo e intente apostar al peso por un plazo relativamente corto. Hay que disfrutar este veranito de carry trade", dijeron.

Los analistas de Portfolio Investment entienden que hacia adelante parecería que la tasa de Pases del BCRA con FCI va a actuar como piso de toda la estructura de tasas.

"No vemos a la tasa de caución bajando por este motivo. Habría que seguir más de cerca lo que va pasando con lo que los fondos perciben por sus cuentas remuneradas que hoy son la principal alternativa a la caución", dijeron.

Flujo de los FCI a cauciones 

Si bien los FCI van a poder invertir en Pases, no es esperable que todo el flujo de cauciones o de liquidez en el mercado se redirija hacia los instrumentos del BCRA.

Mariano Calviello, head portfolio manager de Fondos FIMA, sostuvo que la caución funciona más que nada como una alternativa a la gestión de liquidez cuando las otras se han utilizado al máximo normativo.

"En los fondos money market este pase es muy útil en el caso de no encontrar donde colocar la liquidez, algo que en este momento no está ocurriendo"; comentó.

Por otro lado, sobre los fondos a plazo, Calviello agregó que las cauciones consumen cupo dentro del máximo permitido por normativa de devengamiento, hoy utilizado básicamente en Lelites y Plazos Fijos. 

"En el caso de no tener más cupo ahí, este Pase sería útil para mantener liquidez en ciertos contextos, o a la espera de nuevas licitaciones", dijo.

Finalmente, Rodrigo Benítez agregó que los fondos de money market pueden colocar en cuentas remuneradas sin encajes y tienen ahí un retorno mayor a esta tasa. Sin embargo, remarcó que el resto de los fondos, que no tienen esa opción, encuentran en este instrumento una alternativa para alocar excedentes de liquidez de muy corto plazo y ofrecer menos pesos en el mercado de caución.

"Entendemos por lo tanto que el objetivo del BCRA ha sido darles opciones a los fondos cuando los bancos no les toman esos pesos y evitar que la tasa de caución se quede muy por debajo del resto de las tasas de mercado. Esto debería ayudar a la liquidación de divisas y al equilibrio del mercado cambiario", sostuvo el economista jefe de MegaQM.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios