Tipo de cambio

Devaluación: polémica de Caputo con el mercado sobre lo inevitable de subir el dólar

Caputo desecha la idea de un salto brusco del dólar. Lo que está defendiendo Caputo es que la expectativa inflacionaria es menor respecto de lo que está incorporando hoy el mercado en los precios.

En esta noticia

El ministro de Economía, Luis Caputo desecha la idea de un salto cambiario brusco. Lo que está defendiendo Caputo es que la expectativa inflacionaria es menor respecto de lo que está incorporando hoy el mercado en los precios.

Si la inflación es menor a la esperada, entonces la necesidad de corregir el tipo de cambio al alza también debería ser menor, y en definitiva, el tamaño del salto cambiario (o crawling peg) debería reducirse.

Dólar oficial en $ 1000: el salto cambiario que se viene y con qué activos esperarloCedear: acciones pagan dividendos en dólares en febrero y los analistas recomiendan

 Expectativas devaluatorias

El Gobierno insiste en que no es necesario un salto devaluatorio de la magnitud en la que está especulando el mercado.

Detrás de la expectativa de salto cambiario se da el hecho de que, con una inflación del 25,5% en diciembre y del 20% para enero, la mejora de competitividad se está deteriorando.

Ese deterioro permanecería intacto en los próximos meses si es que el BCRA mantiene el actual ritmo de crawling peg del 2% mensual.

Pensando en el inicio fuerte de la liquidación del agro entre marzo y abril, el Gobierno necesita hacer que el peso se sostenga en niveles altos de competitividad. Sin embargo, si la inflación se mantiene en estos niveles, dicha competitividad continuaría deteriorándose.

Para mejorar ese deterioro sería necesaria una nueva devaluación.

De hecho, según un análisis de Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, la mejora del tipo de cambio real alcanzada tras el salto cambiario a $800 en diciembre se vería completamente erosionada para el mes de abril, dada la actual dinámica inflacionaria.

En su análisis incorpora una trayectoria inflacionaria alta en la que se incluye la corrección de tarifas en los próximos meses y asumiendo los precios relativos se acomodan más rápidamente, algo a lo que supuestamente apunta el gobierno.

Por lo tanto, para Franco, así como para la mayoría del mercado, este escenario se corregiría con un nuevo salto cambiario. De hecho, esta sospecha se corrobora al analizar las tasas de devaluación implícitas en Rofex, las cuales marcan que el crwaling peg se ve a acelerar al 7% en marzo y al 14% mensual en abril.

Para Alejo Rivas, Analista de Research en Balanz, va a ser difícil mantener el ritmo actual del crawling peg hasta abril, salvo que se vea una baja muy fuerte en la inflación de febrero y marzo, cosa que en principio parece poco probable.

"Observar una aceleración en el ritmo de ajuste del tipo de cambio no sería raro, probablemente hacia marzo. Pensamos que el gobierno va a esperar a que la trayectoria de inflación sea marcadamente decreciente antes de liberar las restricciones cambiarias", dijo.

Además, agregó que para ello, "antes necesita que las expectativas de inflación se calmen para que se recomponga la demanda de dinero y así poder liberar restricciones con un menor riesgo de que eso pueda implicar un nuevo salto en la inflación".

En cuanto a la fecha del salto cambiario, desde Balanz lo ubican más bien hacia junio, y mientras tanto esperan que se opte por acelerar el ritmo del crawling peg o subir la tasa de interés.

"Para que el salto ocurra en abril pensamos que la inflación debería ser más alta que la esperada", detalló Rivas.

El Gobierno niega la necesidad de una devaluación

El análisis propuesto por Franco fue publicado en las redes sociales por este periodista. En ese posteo se señalaba que la devaluación era inevitable a causa de que el atraso cambiario por la alta inflación va a obligar al Gobierno a volver a mover al dólar.

En respuesta a esa publicación, el Ministro de Economía, Luis Caputo, se expresó en la red social X con un tono más bien crítico y dando a entender que el salto cambiario no estaría asegurado.

"Los niveles de inflación que suponen ese análisis están bastante alejados de la realidad, empezando por enero que ya es casi un dato que va a estar en el entorno al 20%. También son muy superiores al REM, que espera 21,9% para enero, 18% para febrero, 15,3% en marzo y 13 % en abril. Por lo tanto, la conclusión está sesgada por un supuesto que hoy por hoy no comparte nadie", detalló Caputo en "X".

En definitiva, lo que está señalando el ministro es que la inflación va a venir a un menor ritmo de lo que está esperando hoy el mercado y que por lo tanto, no será necesaria aplicar la devaluación con la que sospechan actualmente los inversores.

En una entrevista televisiva en las últimas horas, el ministro apuntó en la misma dirección y defendió el 2% de devaluación mensual.

A su vez, agregó que no ve un atraso cambiario en línea con lo sugerido por los análisis del mercado.

Según cálculos de Caputo, contemplando una trayectoria de la inflación que puede estar en torno al 20% en enero y febrero, cayendo al 14% en marzo y al digito para abril, el dólar no estaría atrasado.

Según sus estimaciones, con esos números se estaría, a fin de marzo y tomando como dólar base $100 en la salida del cepo de Macri, hoy el dólar se ubicaría en $117.

Es decir, un 17% por arriba en términos de tipo de cambio real, respecto de los valores de la salida del cepo de Macri de 2015.

En definitiva, lo que está defendiendo Caputo es que la expectativa inflacionaria es menor respecto de lo que está incorporando hoy el mercado en los precios.

Si la inflación es menor a la esperada, entonces la necesidad de corregir el tipo de cambio al alza también debería ser menor, y en definitiva, el tamaño del salto cambiario (o crawling peg) debería reducirse.

De esta manera, dejo el mensaje de que no hay atraso cambiario que justifique una devaluación.

Los analistas de Adcap Grupo Financiero coinciden con el ministro ya que en su red social "X" remarcaron que con los números propuestos por el ministro, el BCRA podría mantener el crawling peg hasta mayo o junio.

Mauro Falcone, Research de Adcap Grupo Financiero, agregó que lo que se ve en Rofex es que el mercado parecería estar aceptando el nivel de crawling defendido fuertemente por Caputo en estos días, al menos hasta abril.

  "Los datos de inflación, si bien altos, son inferiores a los esperados inicialmente, lo que despeja ciertas dudas. La capacidad de compra de divisas del BCRA continúa siendo una de las principales variables a monitorear, principalmente ahora que el mercado de cambios se normaliza, principalmente desde el flujo de las importaciones", comentaron.  

Temas relacionados
Más noticias de pesos

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.