Empresarios de EE.UU. no podrán invertir en empresas chinas de tecnología de defensa y vigilancia

Con la prohibición, el gobierno de Joe Biden busca evitar que el gigante asiático utilice el capital norteamericano para debilitar la seguridad nacional


El gobierno de Biden prohíbe a los estadounidenses invertir en docenas de empresas chinas de tecnología de defensa y vigilancia, en un esfuerzo por evitar que China utilice el capital norteamericano para debilitar la seguridad nacional.

El presidente Joe Biden firmó el jueves un decreto por la que se prohíben las inversiones en 59 compañías, entre las que se encuentran grupos chinos de renombre como Huawei, el fabricante de equipos de telecomunicaciones, y Semiconductor Manufacturing International Corporation, el mayor fabricante de chips del gigante asiático que, según los servicios de inteligencia estadounidenses, es fundamental para el ejército chino.

Altos funcionarios norteamericanos informaron que la prohibición entrará en vigencia el 2 de agosto, pero los inversores pueden realizar operaciones durante los próximos 12 meses para vender sus tenencias.

Aunque los estadounidenses no están obligados a desprenderse de los títulos valores, no podrán vender sus participaciones una vez transcurrido el período de un año.

La orden ejecutiva prohíbe la inversión directa en títulos de deuda y acciones, pero tampoco les permite invertir en fondos que contengan títulos valores chinos en sus carteras.

"La nueva orden ejecutiva refleja la intención del gobierno de mantener y ampliar la prohibición de invertir en compañías de defensa chinas como manera de asegurarse de que los estadounidenses no financien el complejo industrial militar de la República Popular China", dijo un alto funcionario norteamericano.

"Las prohibiciones están intencionadamente orientadas y delimitadas para maximizar el impacto en los objetivos y minimizar el daño a los mercados globales", agregó.

La prohibición es el último esfuerzo de la administración de Biden por adoptar una postura cada vez más dura con respecto a China, desde la represión de los uigures hasta su agresiva actividad militar en los mares del Sur y del Este de China.

Biden firmó el decreto mientras se dispone a viajar a Europa para asistir a la cumbre del G7, en la que se espera que China sea un tema de debate.

El ex presidente Donald Trump emitió a fines del año pasado una orden que prohibía las inversiones en compañías incluidas en una lista, preparada por el Pentágono, de los grupos con presuntos vínculos con el Ejército Popular de Liberación.

Biden firmó el decreto mientras se dispone a viajar a Europa para asistir a la cumbre del G7

Sin embargo, la medida causó confusión en los mercados financieros porque no brindaba suficiente detalle sobre su aplicación. Los tribunales estadounidenses también dictaminaron posteriormente que en algunos casos el gobierno no había aportado pruebas suficientes para justificar la inclusión de una compañía en dicha lista.

Los altos funcionarios dijeron que el decreto de Biden garantiza que la prohibición de inversión tiene una base legal más sólida. Agregaron que amplía la medida de Trump para incluir a las empresas de vigilancia, incluida Hikvision, que están acusadas de ayudar a Beijing a perseguir a más de un millón de uigures musulmanes que han sido retenidos en campos de detención en la región noroccidental de Xinjiang.

Entre las empresas afectadas figuran también Aviation Industry Corporation of China, China National Offshore Oil Corporation, China Railway Construction Corporation y China National Nuclear Corporation. La lista incluye también tres grandes compañías chinas de telecomunicaciones: China Mobile, China Telecom y China Unicom.

Se espera que el jueves el Pentágono publique una versión actualizada de su lista de compañías chinas con conexiones con el Ejército Popular de Liberación (EPL), después de que el Congreso le pidió al departamento de defensa que entregue una lista nueva lista por año. Sin embargo, el alto funcionario dijo que la lista del Pentágono no tendrá ninguna relación con la prohibición de invertir prevista en el nuevo decreto.

La última directiva ofrecerá claridad a los inversores, las bolsas y los proveedores de índices que quedaron atrapados en el fuego cruzado entre los halcones de China dentro de la administración Trump y la conducción del departamento del Tesoro durante el año pasado.

Alibaba vuelve a ser mimada por el mercado después de su desafío al gobierno chino

En diciembre y enero, los proveedores de índices purgaron de sus índices las acciones chinas vinculadas al ejército. Y en los primeros días de 2021, la Bolsa de Nueva York anunció que retiraría de la lista las acciones de China Mobile, China Telecom y China Unicom que cotizan en Estados Unidos, pero luego dio marcha atrás con esa decisión.

La bolsa terminó retirando a las tres compañías presionada por la administración Trump, incluido el entonces secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Plataformas financieras como Bloomberg advierten ahora explícitamente a los inversores estadounidenses cuando una operación puede estar sujeta a sanciones.

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados

Compartí tus comentarios