FINANCIAL TIMES

Reserva Federal: una alta funcionaria dice que el tapering podría comenzar a fines de este año

Mary Daly, presidenta del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, apunta a una fuerte recuperación de la actividad económica y del gasto de los consumidores en EE.UU.

La Reserva Federal podría empezar a "reducir" sus niveles pandémicos de apoyo monetario a la economía estadounidense a fines de año, dada la fortaleza del repunte económico, según una alta funcionaria del banco central estadounidense.

En una entrevista con el Financial Times, Mary Daly, presidenta de la Reserva Federal de San Francisco, expresó su confianza en que la sólida recuperación de la actividad de los hogares y las empresas siga cobrando impulso a medida que más personas vuelvan a trabajar y el gasto de los consumidores siga siendo elevado, sentando las bases para un giro de la política en los próximos meses.

"Sigo siendo muy optimista y positiva sobre las mejoras [otoñales boreales] y continuas en las variables clave que nos preocupan", dijo. "Para mí, esto significa que es apropiado empezar a discutir el nivel de acomodamiento que estamos dando a la economía de forma regular, y el punto de partida es, por supuesto, las compras de activos".

Y agregó: "Hablar de la posibilidad de reducirlas a finales de este año o principios del próximo es lo que me interesa".

Daly ha estado mucho tiempo en el bando de 'las palomas' de la Fed que aboga por un enfoque paciente a la hora de retirar el apoyo.

La Fed ha dicho que seguirá comprando u$s 120.000 millones en títulos respaldados por hipotecas y bonos del Tesoro todos los meses hasta que logre "nuevos avances sustanciales" en sus objetivos de una inflación promedio de 2% y pleno empleo.

Grieta en la Reserva Federal: el banco central debate empezar con el tapering

Daly, que es miembro con derecho a voto en el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés), dijo que esos objetivos probablemente se alcanzarán a finales de año o a principios de 2022.

Sus comentarios se produjeron tras otro anuncio de inflación alta, que mostró que el aumento de los precios en términos interanuales se mantenía en 5,4%, aunque el aumento del mes pasado registró un ritmo más moderado. Algunos sectores más sensibles a las perturbaciones de la pandemia experimentaron también una suba de precios más lenta que en meses anteriores.

El mercado de trabajo también ha avanzado mucho, con 943.000 puestos de trabajo añadidos en julio. La tasa de desempleo bajó al 5,4%, desde el 5,9% de junio.

Economistas prevén al menos dos subas de la tasa de interés para fines de 2023

"Estamos sumando suficientes puestos de trabajo como para ver que estamos avanzando hacia nuestro objetivo de pleno empleo", dijo Daly. "Todavía no hemos llegado a ese punto. . . [pero] estamos recortando el agujero que cavó el Covid".

Casi 6 millones de estadounidenses siguen sin trabajo, respecto a febrero de 2020. Daly dijo que esperaba que el déficit se redujera a medida que se desvanecieran los temores de la pandemia, se resolvieran los problemas del cuidado de los niños y se eliminaran gradualmente los beneficio de desempleo extra.

La mejora del contexto económico ha catalizado un vigoroso debate entre los funcionarios de la Fed sobre el ritmo adecuado para retirar su apoyo. La semana pasada marcó un punto de inflexión, con un número creciente de banqueros centrales que abogan por una retirada más rápida de los mercados financieros de lo que muchos esperaban inicialmente.

Estados Unidos: los banqueros centrales más experimentados quieren reformar los bonos del Tesoro

El miércoles, Esther George, presidenta de la Fed de Kansas City, que será miembro con derecho a voto del comité en 2022, dijo que era el momento de "pasar de un acomodamiento extraordinario de la política monetaria a una configuración más neutral".

"Aunque reconozco que hay factores especiales que explican gran parte del actual repunte de la inflación, la expectativa de una demanda fuerte y continuada, un mercado laboral en recuperación y unas expectativas de inflación firmes son consistentes, en mi opinión, con la orientación del comité respecto a un progreso adicional sustancial hacia sus objetivos", dijo George en un seminario organizado por la Asociación Nacional de Economía Empresarial. "Soy partidaria de poner fin a las compras de activos en estas condiciones".

Su opinión coincide con la del presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, y la del jefe de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, que en una entrevista con la CNBC el miércoles se mostró partidario de anunciar en septiembre que el tapering comenzaría en octubre. Esto también está en consonancia con el calendario propuesto por el gobernador de la Fed, Christopher Waller, a principios de este mes, siempre y cuando los próximos datos de empleo sigan siendo sólidos.

Raphael Bostic, de la Reserva Federal de Atlanta, Eric Rosengren, de la Reserva Federal de Boston, y Thomas Barkin, de la Reserva Federal de Richmond, también se pronunciaron esta semana, argumentando que la inflación ya estaba donde debía estar para empezar a reducir las compras de bonos.

El principal riesgo para las perspectivas, según los funcionarios de la Fed, es la alarmante propagación de la variante Delta, aunque Daly dijo que probablemente tendría un impacto económico limitado.

"En general, no creo que haga descarrilar nuestra recuperación", dijo.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios