Por qué la inflación real es tan difícil de medir

Los científicos y los contadores de porotos de todo el mundo tienen que llenar las lagunas de nuestro conocimiento en lugar de tropezar con ellas.

¿De qué color es el arco iris? En promedio, blanco. ¿Y cuál es el nivel actual de inflación en el Reino Unido? En promedio, del 5,4%. Ambas respuestas son ciertas. En ambas falta algo importante.

El índice de precios al consumidor, o IPC, pretende medir el precio medio que pagan los consumidores del Reino Unido. Pero cuando se conocieron las últimas cifras del IPC, la escritora especializada en alimentación y activista contra la pobreza Jack Monroe se descargó en Twitter con algunos ejemplos de su supermercado local: 500g de pasta barata subieron de 29p (u$s 0,39) a 70p (u$s 0,95) año tras año; 1kg de arroz subió de 45p (u$s 0,61) a £2 (u$s 2,70); los porotos cocidos subieron de 22p (u$s 0,30) a 32p (u$s 0,43). A medida que se acumulaban los ejemplos, Monroe llegó a la conclusión de que la tasa de inflación a la que se enfrentaban los hogares pobres era mucho mayor que el 5,4% del IPC.

"El sistema por el que medimos el impacto de la inflación es fundamentalmente deficiente", añadió, en un hilo que desde entonces ha sido leído por millones de personas. Estoy de acuerdo, por diferentes razones. A Monroe le preocupa que los precios se disparen para los hogares más pobres. A mí me preocupa que nuestro actual proceso de medición de la inflación no pueda decirnos si tiene razón o no.

Por qué hay que leer menos a Thomas Piketty y más a Terry Pratchett

El acuerdo de Argentina con el FMI es una advertencia sobre la deuda de los mercados emergentes

En su lugar, tenemos que confiar en las pistas. Una de ellas es el IPC reponderado. Chris Giles, del Finacial Times, lo hizo. Señaló que mientras los precios de la energía subían rápidamente, también lo hacían otros precios como las comidas en restaurantes. Si se corrige el IPC para reflejar el gasto de un hogar más pobre (más alimentos y calefacción) o de un hogar más rico (más comidas fuera y vuelos), la tasa de inflación es prácticamente la misma para todos.

Otra pista proviene de los observadores del sector. El analista del sector minorista Steve Dresser señala que los datos de Jack Monroe provienen de Asda [una cadena de hipermercados birtánica], pero "Asda lleva un tiempo recortando los productos de valor diferenciado [value-tier products]... no es indicativo del mercado en general".

Una tercera pista proviene de un amplio estudio sobre el gasto de los consumidores publicado recientemente por economistas académicos en Estados Unidos. Llegan a la conclusión de que el repunte de la inflación a fines de 2020 fue mayor para "los hogares de bajos ingresos, baja educación y negros". Sin embargo, la diferencia es de medio punto porcentual o menos.

Pero no hay que fiarse de las pistas. La reponderación del IPC no puede mostrarnos lo que está ocurriendo con los productos alimenticios superbaratos que son tan importantes para alguien que compra con un presupuesto ajustado. De hecho, el jefe de inflación de la Oficina Nacional de Estadística (ONS, por sus siglas en inglés), Mike Hardie, me dice que los recopiladores de datos de la ONS identifican los productos más populares, en función del espacio en las estanterías. ¿Son estos productos los más baratos o no? "No hemos hecho el análisis para saberlo", reconoce Hardie.

Lo comprendo. Tiene sentido calcular la inflación observando los mismos productos, mes tras mes. Pero un comprador astuto podría dirigirse primero a la sección de 'promociones'. Entonces podría comprar algunos carbohidratos baratos. Arroz una semana, espaguetis la siguiente, lo que sea que esté en oferta. ¿Cuál es la tasa de inflación de un comprador así? Incluso en teoría, la respuesta es difícil de encontrar.

La tormenta perfecta de Meta: cómo la fuga de usuarios y los cambios de Apple están golpeando su modelo de negocios

Bitcoin: FTX, el exchange de criptos opera u$s 14.000 millones al día y ya vale más que el Deutsche Bank

Sin embargo, la respuesta es importante. Puede que no le importe al Banco de Inglaterra, que trata de garantizar la estabilidad de los precios en toda la economía, pero debería importarle al Gobierno, que fija el nivel de las prestaciones y de la pensión estatal. Y ciertamente le importa a un padre desesperado en la caja del supermercado, tratando de averiguar si puede permitirse un frasco de mantequilla de maní o si la tostada no tendrá nada esta semana.

Jack Monroe -que me dice que sus "principales intereses son las matemáticas y la pasta barata"- está reuniendo un esfuerzo voluntario para elaborar un índice de precios de alimentos básicos baratos y otros productos básicos como productos menstruales, pasta de dientes y shampoo.

Pero eso no puede competir con los recursos que la ONS dedica a la elaboración del IPC, recogiendo 6000 cotizaciones de precios al día en todo el país. La ONS acaba de anunciar sus planes de reforzar este esfuerzo con datos de escáner de los supermercados.

¿Está bien dirigida esta potencia estadística? Sí, si el objetivo es medir la inflación en toda la economía. No, si lo que queremos es entender lo que ocurre en los hogares más pobres.

La recopilación de datos de calidad es costosa y muy valiosa. Pero a menudo resulta chocante darse cuenta de que hay ciertas cuestiones que se han colado entre las grietas. En 2007, nos quedamos atónitos al darnos cuenta de lo mucho que no sabíamos sobre el riesgo en el sector bancario. En 2019, Caroline Criado Pérez presentó un caso convincente de que los datos relevantes para las mujeres a menudo se descuidaban. En 2020, la ONS se apresuró a crear una encuesta sobre infecciones representativa de la población, pero dicha encuesta podría haberse iniciado años antes. Ahora Jack Monroe ha señalado otra laguna.

Los expertos y los contadores de porotos de todo el mundo -mi tipo de gente- deben tratar de llenar esas lagunas en nuestro conocimiento en lugar de tropezar con ellas. Hay arco iris blancos por todas partes, y no siempre es fácil distinguir los colores. Pero debemos intentarlo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios