Por qué Ethereum puede destronar a Bitcoin en 2022

Los resultados de una actualización de la red este año atraerán a los aficionados a las criptomonedas con conciencia ecológica.

A fines de 2021 surgió una nueva criptomoneda que parecía sacada directamente de una novela de ciencia ficción. Worldcoin ofrecía tokens digitales gratuitos a quienes estuvieran dispuestos a escanear su globo ocular. Más de 100.000 personas se anotaron. La demanda sugiere que 2022 podría ser el año en que las monedas alternativas desafíen la supremacía de bitcoin.

En la columna de hoy hacemos una serie de predicciones para el año que viene.

Por ahora, el bitcoin sigue siendo la criptomoneda más grande y conocida. Tiene una capitalización de mercado de u$s 887.000 millones, según CoinGecko. Esta cifra duplica el tamaño de la segunda más grande, ether. En medio de la habitual volatilidad, los precios alcanzaron nuevos topes en 2021 en medio de la esperanza de una mayor aceptación por parte de la población. En abril, el exchange de criptomonedas Coinbase cotizó en Estados Unidos. En octubre, se lanzó el primer fondo cotizado en Bolsa (ETF) de bitcoin en Estados Unidos. El precio del bitcoin saltó por encima de los u$s 67.500 en noviembre antes de volver a caer por debajo de los u$s 50.000 este mes.

Ethereum: qué son los NFT y cómo crearon un mercado que ya vale u$s 41.000 millones 

La progresión desigual de los precios continuará. El interés de las empresas por las monedas alternativas aún no es consistente. Tesla declaró que tener bitcoin como alternativa al efectivo demostraba su liquidez. Luego vendió su participación y decidió que bitcoin no podía seguir utilizándose para comprar sus vehículos eléctricos.

El futuro de todos los tokens digitales sigue dependiendo de los reguladores. La Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos permitió que un ETF de bitcoin siguiera adelante porque tiene contratos de futuros negociados en un exchange regulado en lugar de bitcoins directamente. El mayor exchange de criptomonedas del mundo, Binance, sigue sin estar regulado y sin cotizar en Bolsa. Se ha enfrentado a los reguladores de Singapur. China anunció en septiembre que las transacciones de criptomonedas eran ilegales. El director de la SEC, Gary Gensler, ha advertido que los inversores podrían salir perjudicados si no hay más supervisión.

Elizabeth Holmes, la estafadora' de Silicon Valley que recaudó u$s 1000 millones, enfrenta dura condena por fraude

Sin embargo, mientras los organismos de control titubean, las instituciones que temen que la blockchain y las criptomonedas puedan eliminar sus costosos servicios de terceros seguirán reclamando sus derechos sobre el sector. Los gobiernos seguirán promoviendo sus propias monedas digitales gestionadas por los bancos centrales.

Ambas cosas deberían suscitar un mayor interés por el rival de bitcoin, ether. Ether se utiliza para comprar NFT [tokens no fungibles] -un mercado de u$s 15.000 millones- y está en el centro de las DeFi o finanzas descentralizadas. La tecnología de esta última no depende de los típicos intermediarios financieros, como los bancos.

Criptomonedas: cómo los bancos moldean el sistema 'en silencio' a su favor

En 2022, la red de Ethereum, donde se utiliza ether, se actualizará y se espera que se transforme en una red de Prueba de Particpación [Proof of Stake]. Este cambio requiere mucha menos energía que la verificación de Prueba de Trabajo [Proof of Work] de Bitcoin.

El cambio debería atraer a los aficionados a las criptomonedas con conciencia ecológica, animándoles a cambiar. La apuesta a largo plazo para ganar adeptos a las criptomonedas favorece a ether, no a bitcoin.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios