FINANCIAL TIMES

Piratería: otra amenaza para los buques que cambien de ruta

Las compañías navieras ya se comunicaron con la Marina de EE.UU. por los peligros que conlleva desviar los buques para evitar el bloqueado Canal de Suez

Las compañías navieras se pusieron en contacto con la Marina de Estados Unidos debido a la amenaza de piratería potencialmente elevada que pesa sobre los buques desviados, después de que el portacontenedores Ever Given encallara y bloqueara la circulación en el Canal de Suez, situación que podría extenderse durante semanas.

Las asociaciones de navieras asiáticas confirmaron la preocupación mientras analizan si conviene más anclar en el mar miles de millones de dólares de carga o tomar otras rutas más largas -y potencialmente peligrosas- rodeando de África. Zhao Qing-feng, director de la oficina de la Asociación de Armadores de China, con sede en Shanghai, dijo el viernes que la eventualidad de desviar los buques incluye consideraciones de seguridad.

Suspenden el tráfico en el Canal de Suez por el buque varado: llegó un súper dragador para reflotarlo

"África conlleva el riesgo de la piratería, especialmente en el este de África", afirmó agregando que las compañías navieras podrían tener que contratar agentes de seguridad adicionales.

Rolf Habben Jansen, CEO de Hapag-Lloyd, el quinto transportista de contenedores del mundo, advirtió que no hay "nada que podamos hacer" con respecto a la carga de los buques detenidos fuera del Canal de Suez y que el objetivo de la compañía es llevar las embarcaciones a sus destinos previstos lo antes posible.

Pero Peter Sand, analista jefe de transporte marítimo de Bimco, aseguró que algunos barcos podrían dirigirse "hacia un puerto cercano como Djibouti" para transportar por aire componentes o mercaderías en un esfuerzo por limitar el impacto en ciertas cadenas de suministros industriales.

Así funciona la súper draga que trata de reflotar al buque encallado

Aunque desde hace tiempo se sabe que en África oriental hay problemas de piratería, en los últimos meses se observó un aumento de los secuestros y otros delitos marítimos en África occidental.

Dimitris Maniatis, director comercial de Seagull Maritime Security, proveedor de guardias de seguridad para barcos, dijo que la seguridad privada costará entre u$s 5000 y u$s 10.000 por embarcación si los que esperan en la entrada sur del Canal de Suez tienen que dar la vuelta y navegar por el Golfo de Adén.

Agregó que aquellos buques que cambien de ruta y pasen por el Cabo de Buena Esperanza en Sudáfrica se mantendrán bien alejados de las zonas peligrosas de la costa de África occidental.

La Marina de Estados Unidos declaró a Financial Times que todavía no se vieron afectadas las operaciones navales en la región, pero que las compañías estaban preocupadas porque, si el bloqueo continúa, sus buques podrían correr riesgos.

James Wroe, jefe de operaciones de transporte marítimo de Maersk Asia Pacific, escribió en las redes sociales que la decisión de cambiar la ruta "te puede salir bien o mal".

Jansen señaló que tres buques de su alianza con otras compañías navieras habían sido desviados. El Ever Greet, un barco gemelo del Ever Given, el buque atascado en el canal, también cambió de ruta. Agentes navieros de Singapur y Tokio afirmaron que era "inminente" la decisión de desviar varios petroleros y otros buques.

Los buques que viajan de Singapur a Rotterdam a través del Cabo de Buena Esperanza enfrentan costos adicionales de u$s 400.000 por embarcación para el viaje completo, dijo Anoop Singh, jefe de investigación de buques cisterna del agente naviero Braemar ACM.

Las compañías navieras calcularon que casi 200 buques están varados a ambos lados del Canal de Suez, el punto de estrangulamiento por el que fluye cerca del 12% del comercio mundial. La ruta es fundamental para el petróleo, el gas y los productos alimenticios de gran demanda, como el café.

Varias automotrices asiáticas dependen de esta ruta para transportar piezas con destino a las fábricas europeas, lo que plantea la posibilidad de que se detengan las plantas del Reino Unido y Europa si el bloqueo se prolonga.

Nissan, que afirmó estar "evaluando el impacto en nuestras operaciones", confirmó que utiliza el Canal de Suez para todos sus envíos marítimos a Europa desde Asia. Honda también informó que está siguiendo de cerca la situación.

Debido al gran número de piezas que utilizan, los fabricantes de autos tienen muy pocas existencias, y dependen de la entrega de componentes "justo a tiempo". Los retrasos en el mar con frecuencia obligan a las automotrices a recurrir al costoso transporte aéreo de piezas como medida de emergencia.

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios