Espionaje en España: hackearon el celular de Pedro Sánchez y el de la ministra de Defensa

Por primera vez, se confirmó el uso dek software de espionaje Pegasus contra un mandatario en funciones.

El programa espía Pegasus fue utilizado para hackear los celulares del presidente del Gobierno y de la ministra de Defensa, según informó este lunes el Gobierno de Madrid, en el primer uso confirmado del software de espionaje contra un jefe de Gobierno en funciones.

Los teléfonos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron intervenidos ilícitamente en tres ocasiones el año pasado y se expusieron franjas de datos al acceso ilegal, dijo Félix Bolaños, ministro del gabinete, en una conferencia de prensa.

"No hay duda de que se trató de una intervención ilegal realizada desde fuera del Estado sin ninguna autorización judicial", dijo Bolaños, añadiendo que los detalles de los incidentes de mayo y junio de 2021 habían sido enviados a la Audiencia Nacional de España para su investigación. No comentó el origen de los ataques.

Cómo es el misterioso 'síndrome de La Habana' que está afectando a espías y diplomáticos de Estados Unidos

El presidente francés, Emmanuel Macron, cambió su teléfono y su número el año pasado después de que los medios de comunicación informaran de que él y 14 ministros del gobierno francés habían sido atacados utilizando Pegasus. Las acusaciones de España, sin embargo, son la primera vez que un gobierno confirma el uso del programa espía contra un líder nacional.

Pegasus fue desarrollado por el Grupo NSO de Israel como una herramienta cibernética para ser utilizada por los gobiernos autorizados para luchar contra el terrorismo y el crimen. Sin embargo, su presunto uso contra políticos de la oposición, activistas de derechos humanos y otras personas ha sido ampliamente criticado por Amnistía Internacional y otros grupos de derechos humanos.

El programa espía, que oficialmente sólo está disponible para las agencias gubernamentales, puede hackear los celulares aprovechando vulnerabilidades no descubiertas en sus sistemas operativos y luego, sin que el propietario del teléfono lo sepa, recolectar datos en el dispositivo y transmitirlos al atacante. También se puede utilizar para la vigilancia en tiempo real activando los micrófonos y las cámaras.

Guerra Rusia-Ucrania: el aumento del espionaje ruso alarma a Europa

La revelación de que los teléfonos de altos cargos del Gobierno español habían sido infectados por Pegasus se produjo cuando el Gobierno regional de Cataluña acusó al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) de España de utilizar el mismo software espía para hackear los smartphones de decenas de políticos separatistas entre 2017 y 2020.

Según Citizen Lab, un organismo de vigilancia de la ciberseguridad con sede en la Universidad de Toronto, los teléfonos de más de 60 personas vinculadas al movimiento independentista de Cataluña, incluidos el actual y los tres ex presidentes regionales, fueron atacados utilizando Pegasus y un software espía desarrollado por Candiru, otra empresa israelí.

Pere Aragonès, líder del gobierno regional de Cataluña, condenó el espionaje contra Sánchez y Robles, pero acusó al gobierno de actuar con lentitud ante las denuncias de espionaje generalizado contra políticos catalanes y otros independentistas.  

"Sé lo que se siente cuando te espían, cuando violan tu intimidad y tu actividad política", dijo en Twitter. "Pero aquí hay una clara doble vara". Madrid estaba tomando medidas inmediatas, mientras que "la vigilancia masiva contra las instituciones catalanas ha sido respondida con silencio y excusas".

El Grupo NSO ha dicho que practica una política de tolerancia cero en el uso de su software contra objetivos políticos. La Unión Europea ha condenado el uso ilícito de Pegasus y ha prometido legislar para endurecer las normas de privacidad. Pero ha dicho que la persecución de casos concretos es responsabilidad de las autoridades nacionales.

España: el bono al estilo "peronista" que anunció Pedro Sánchez para que los jóvenes consuman cultura

En febrero, la agencia de datos de la Unión Europea recomendó que se prohibiera el uso de Pegasus dentro del bloque. La semana pasada, una comisión del Parlamento Europeo inició una investigación sobre el supuesto uso del programa espía en países como España, Hungría, Polonia y Grecia.

El Grupo NSO afirmó en un comunicado que cooperaría con las investigaciones del gobierno español. Describió cualquier posible ataque a periodistas, disidentes y políticos como "un grave abuso" de su tecnología.

"Aunque no hemos visto ninguna información relacionada con este presunto uso indebido y no estamos familiarizados con los detalles de este caso concreto, la firme postura de NSO en estas cuestiones es que el uso de herramientas cibernéticas para vigilar a políticos, disidentes, activistas y periodistas va en contra del uso deseado de dichas herramientas críticas".

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios