Mundial Qatar 2022: los que apuestan por Argentina o Brasil se olvidan de la supremacía de Europa

Sólo algunas selecciones nacionales pueden igualar a los equipos de los mejores clubes; pero, dada la relativa mediocridad del fútbol, la imprevisibilidad de este Mundial es la mitad de la diversión.

Uno casi se puede olvidar que también se jugará al fútbol. Ninguna Copa del Mundo moderna se ha inaugurado con tan poca expectativa sobre los partidos reales. La mayor parte de las conversaciones previas al torneo han girado en torno a las transgresiones de Qatar. Y para los fanáticos del fútbol, los clubes reinaban hasta hace poco.

Pero yo llegué al país del Golfo con la intención de disfrutar del fútbol, mientras mis colegas siguen informando sobre las violaciones a los derechos humanos. El truco es mantener dos pensamientos en nuestras cabezas simultáneamente: no dejar que el intento de lavado deportivo de la monarquía tenga éxito; y al mismo tiempo disfrutar del deporte. Entonces, ¿quién va a ganar?

Las casas de apuestas dan como favorito a Brasil, seguido por Argentina, y hay razones para ello. La calidad de la selección brasileña sólo es comparable a la de Francia. La Argentina de Leo Messi está invicta en 36 partidos desde 2019, cuando renovó su planel tras su desordenada campaña de 2018.

Mundial Qatar 2022: cómo ganar la copa según siete campeones mundiales

Sin embargo, inclinarse por ellos es ignorar 20 años de dominio de Europa. Los cuatro mundiales anteriores los ganaron Francia, Alemania, España e Italia. El único país no europeo que consiguió siquiera un subcampeonato en ese periodo fue Argentina en 2014.

Europa ha sido pionera en el fútbol moderno: un juego rápido de presión colectiva con pases en diagonal. Los niños de la región aprenden a jugar desde los seis años. En las grandes ligas nacionales del continente, en las que los jugadores de Europa entran de adolescentes y predominan, compartiendo campo con sólo una minoría de otros continentes, se intercambian conocimientos cada semana. Cuando el Real Madrid venció al Manchester City en la semifinal de la Champions League en mayo, los perdedores se fueron a casa y descifraron los secretos de los ganadores. Y así los equipos de la región avanzan por semanas: el fútbol de 2022 es mejor que el de 2021.

Los equipos de otros lugares no tienen la suficiente experiencia de jugar contra los mejores europeos, por lo que a menudo pasan los Mundiales acostumbrándose al ritmo. No es de extrañar que varias selecciones no europeas -sobre todo, Marruecos- recluten jugadores de sus diásporas en Europa.


Lógicamente, un equipo europeo debería ser el favorito en Qatar. Pero es difícil saber cuál. Italia, la mejor selección del continente cuando arrasó en la Eurocopa 2020, hace sólo 16 meses, no clasificó. Inglaterra y Francia llevan meses flaqueando. El experto en táctica Michael Cox llegó a una conclusión que debería tranquilizar a ambos países: la solidez supera a la brillantez, y la forma no importa demasiado. Sin embargo, los fallidos históricos de Inglaterra y la ola de lesiones de Francia hablan en su contra. Alemania está entre generaciones. El maravilloso pase de España probablemente no sea suficiente.

Los países europeos más pequeños tienden a confiar en un puñado de superestrellas. Las generaciones doradas de Croacia y Bélgica se están apagando, y los holandeses no tienen ninguna. Portugal, el país pequeño con más talento en la actualidad, no sabe si Cristiano Ronaldo, de 37 años, se ha convertido en un lastre.

Otros continentes están rezagados. Ninguna selección asiática ha brillado en un Mundial desde que Corea del Sur alcanzó las semifinales de local en 2002. Los cuartos de final de Camerún en 1990 parecen ahora el punto álgido de África, más que el fresco amanecer que parecía entonces. Senegal, vigente campeona de África, no podrá contar con Sadio Mané, lesionado: ¿cómo se las arregla un equipo de un solo hombre sin él? Estados Unidos, en su primer Mundial desde 2014, y Canadá, en el primero desde 1986, se prepararán sobre todo para 2026, cuando sean anfitriones con México.

Especiales El Cronista Qatar 2022

Más allá de unos pocos partidos en la eliminatoria, no esperen un gran fútbol. Muchos equipos aquí, como Túnez, probablemente descenderían en la Premier League inglesa. Sólo un par de selecciones nacionales pueden igualar a los mejores equipos de los clubes, que pueden tapar sus puntos débiles con fichajes, y tienen tiempo de entrenamiento para desarrollar el entendimiento entre los jugadores.

Antes del Mundial, los equipos suelen tener al menos casi un mes para entrenar juntos. Esta vez apenas tienen una semana. Es posible que muchos equipos recurran a la simple marca en lugar de la defensa de área que se ve en el fútbol de clubes de Primera. Pocos ejercerán presiones complicadas o sofisticados movimientos de pelota parada. El equipo que más se parece a un equipo es Qatar, el único país que juega su primer Mundial: sus jugadores llevan meses entrenando juntos.

Cómo es el estadio hecho de contenedores y desmontable donde Argentina se medirá con Polonia

Si el fútbol decepciona, las historias de horror de los inmigrantes se acumulan, y los guardias de seguridad qataríes siguen proporcionando imágenes virales al acosar a los periodistas occidentales ante las cámaras (las autoridades han pedido disculpas por el incidente). Este podría ser el torneo que ponga en peligro la preeminencia de la Copa Mundial.

Entonces, ¿quién ganará? Bueno, dada la relativa mediocridad del fútbol, la imprevisibilidad del Mundial es la mitad de la diversión. En una liga de una temporada, el mejor equipo suele imponerse, pero la suerte importa más en los torneos eliminatorios, especialmente en los Mundiales, donde no hay un partido de vuelta que permita al equipo más fuerte resarcirse de una mala noche. Una pelota que rebota adentro del palo, en lugar de afuera puede cambiar la historia. Si tuviera que elegir un ganador, no lo haría.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.