FINANCIAL TIMES

Las empresas recaudan más de u$s 12 billones en un año récord para los mercados

Los programas de estímulo de los bancos centrales contribuyeron a un "ritmo frenético" de captación de fondos de capital y deuda.

Las empresas recaudaron una cifra récord de u$s 12,1 billones en 2021 mediante la venta de acciones, emisión de deuda y la firma de nuevos préstamos, luego de que un torrente de estímulos de los bancos centrales y la rápida recuperación de la pandemia impulsaran la suba de muchos mercados mundiales.

A días de que termine el año, la recaudación de fondos ya ha aumentado casi un 17% respecto a 2020, que fue en sí mismo un año histórico, y casi una cuarta parte por encima de la recaudación de 2019 antes de la crisis del coronavirus, según los cálculos del Financial Times basados en datos de Refinitiv.

El feroz ritmo de captación de fondos subraya lo fáciles que son las condiciones financieras en muchas partes del mundo, sobre todo en los Estados Unidos, donde se recaudaron más de u$s 5 billones.

Qué pasará con los mercados en 2022 y por qué los próximos meses serán un test para los nervios de los inversores

"Ha sido un año realmente exitoso", dijo Chris Blum, un banquero de BNP Paribas que ayuda a financiar compras apalancadas. "Prevemos que continuará el próximo año. Todos los años se piensa que los mercados bajarán de este ritmo frenético, pero seguirá siendo robusto".

Se han recaudado sumas gigantescas con la salida a Bolsa de empresas como el fabricante de vehículos eléctricos Rivian y la empresa surcoreana de comercio electrónico Coupang.

Se firmaron docenas de préstamos de 10 y 11 cifras, incluidos los destinados a financiar la fusión de Discovery con la unidad WarnerMedia de AT&T y la adquisición de su rival Kansas City Southern por parte del operador ferroviario Canadian Pacific. Y los inversores en el mercado de bonos corporativos de Estados Unidos, de aproximadamente u$s 10 billones, se deleitaron con una operación tras otra.

Los programas de compra masiva de bonos lanzados por los bancos centrales, entre ellos la Reserva Federal y el Banco Central Europeo, durante la pandemia, han contribuido a empujar los costos de los préstamos a mínimos históricos. Junto con la gran cantidad de efectivo que circula por el sistema financiero, el entorno era muy favorable para que las empresas recurrieran a nuevos inversores y prestamistas, según los banqueros.

Mientras que las ventas de bonos corporativos de alta calidad se ralentizaron en Europa y Estados Unidos -muchos grupos blue chip habían llenado sus arcas corporativas en 2020-, un aumento de las emisiones de las empresas con calificación basura hizo que las ventas totales de bonos corporativos cayeran menos del 3%, hasta los u$s 5,5 billones.

Esto se vio reforzado, en parte, por la enorme actividad de los fondos de capital riesgo, ya que las empresas de compra de acciones, como KKR, Blackstone y Apollo, se endeudaron a través de los mercados de crédito para financiar compras que han alcanzado un total de u$s 1,1 billones este año.

Wall Street a la caza de nuevas cotizaciones por la retirada de las empresas chinas

Las ventas de bonos basura aumentaron un 17% con respecto al año anterior, hasta algo menos de u$s 650.000 millones, mientras que las nuevas emisiones de préstamos apalancados -créditos a prestatarios altamente endeudados- se duplicaron con creces, hasta alcanzar los u$s 614.000 millones, según Refinitiv y el servicio Leveraged Commentary & Data de S&P Global.

"Se piense o no que las valoraciones son elevadas, la realidad es que hay mucha liquidez en el sistema y los 'espíritus animales' [término acuñado por John Maynard Keynes] en el mercado de fusiones y adquisiciones están muy vivos", dijo Kevin Foley, el ejecutivo de JPMorgan Chase encargado de suscribir más operaciones de bonos corporativos que ningún otro en el mundo, según las tablas de clasificación de Bloomberg.

La emisión mundial de acciones superó el récord de 2020, impulsada por el aumento de los volúmenes de las ofertas públicas iniciales (OPIs) en todos los principales mercados. La emisión total de acciones alcanzó los u$s 1,44 billones, un 24% más que en el año anterior.

China endurece las reglas para las empresas que cotizan en el exterior

En Estados Unidos, en particular, los volúmenes de OPIs casi se duplicaron en comparación con lo que ya había sido un año 2020 muy intenso, con los debuts de empresas como el fabricante de chips GlobalFoundries, la aplicación de citas Bumble y Nubank, el grupo brasileño de tecnología financiera que cuenta con Warren Buffett y Tencent como inversores.

"No sólo hemos batido el récord, sino que lo hemos aplastado", dijo Jim Cooney, responsable de los mercados de capitales de las Américas en Bank of America. "Ni siquiera estuvo cerca".

Sin embargo, a pesar de los fuertes volúmenes y el sólido crecimiento del mercado bursátil en general, muchas de las empresas que acaban de salir a Bolsa tuvieron un rendimiento inusualmente bajo después de la cotización. El índice Renaissance IPO, que sigue el rendimiento de las recientes salidas a Bolsa en Estados Unidos, cayó un 8% este año, su peor rendimiento en relación con el S&P 500 desde su lanzamiento en 2009.

La mitad de las IPO de u$s 1000 millones que salieron en 2021 ya cotizan por debajo de su precio

Por primera vez en la historia, se recaudó más dinero mediante Compañías con Propósito Especial de Adquisición (SPACs, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos que a través de las OPI tradicionales. La emisión se ha ralentizado desde un primer trimestre extraordinario, pero un flujo constante de empresas de 'cheque en blanco' -que recaudan dinero de los inversores y luego buscan una empresa para adquirirla- han salido al mercado durante los últimos meses del año, recaudando colectivamente más de u$s 152.000 millones este año.

Brad Miller, codirector de los mercados de capital de las Américas en UBS, dijo que el mercado de SPAC "ha sido nada menos que extraordinario". El resultado, añadió, es que ahora hay "un enorme número de empresas que buscan oportunidades de fusiones y adquisiciones".

Según Dealogic, más de 550 SPACs están buscando un objetivo, y casi 200 tienen un plazo para encontrar uno antes de finales de 2022. Su éxito o fracaso ayudará a determinar si el fenómeno SPAC persiste o si se desvanece para convertirse en el producto de nicho que era antes de 2020.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios