Estados Unidos: la inflación supera las proyecciones y presiona a la Fed para otra suba récord de las tasas

El aumento de los precios mantiene la presión sobre la Reserva Federal para una nueva gran suba de tasas este mes.

La tasa de inflación de los Estados Unidos fue más alta de lo previsto en agosto, lo que mantiene la presión sobre la Reserva Federal para otra gran suba de las tasas de interés este mes.

El índice de precios al consumo (IPC) aumentó un 0,1% en el mes, por encima de las expectativas de los economistas de un descenso de 0,1%, ya que la caída de los costos de la energía no logró compensar totalmente los aumentos de los servicios y otras categorías de gasto.

Las cifras, publicadas por la Oficina de Estadísticas Laborales, también contrastan con las de julio, cuando los precios no subieron respecto al mes anterior.

Fed: Powell hace crecer los rumores de otra suba de las tasas de 75 puntos, la tercera consecutiva

En términos anuales, la inflación general se sitúa en 8,3%, por debajo del 8,5% de julio, pero todavía cerca de un máximo de cuatro décadas. Los economistas esperaban una cifra de 8,1%.

"Realmente no vemos nada aquí que haga que la Fed quiera optar por un ritmo más lento de suba de tasas este mes", dijo Brian Coulton, economista jefe de Fitch Ratings.

El sorprendente aumento se produjo a pesar de que el precio de la nafta han caído en los últimos meses. A principios de este verano, superaron el récord de u$s 5 el galón, tras el aumento de los precios del petróleo después de la invasión a Ucrania por parte de Rusia. El promedio nacional actual es de u$s 3,70, según la Asociación Americana del Automóvil.

Sin embargo, una vez descontados los precios de la energía y los alimentos, el IPC core subió aún más. Entre julio y agosto, aumentó un 0,6%, lo que se traduce en un incremento anual de 6,3%. Esta cifra es superior al 5,9% registrado en el periodo anterior.

El IPC es el último dato importante que se publica antes de la próxima reunión de política monetaria del banco central estadounidense, en la que se espera que los funcionarios apliquen una tercera alza consecutiva de las tasas de 0,75 puntos porcentuales.

Esto elevará la tasa de interés de los fondos federales a un nuevo rango objetivo de entre 3% y 3,25%. Para fines de año, los mercados de futuros sugieren que la tasa de interés de referencia se situará entre 3,75% y 4%.

Fed: un alto funcionario dijo que hay que mantener las tasas altas, ¿se viene otra suba de 75 puntos?

Los precios de la nafta bajaron un 10,6% en agosto, lo que supuso un descenso de 5% en los precios globales de la energía. Los pasajes de avión bajaron un 4,6%, después de haber caído un 7,8% en julio, mientras los autos usados también descendieron.

Sin embargo, un aumento de 0,7% en los costos relacionados con la vivienda contrarrestó estos descensos. En términos interanuales, han subido un 6,2%. Los precios de los alimentos aumentaron un 0,8%, tras el aumento de 1,1% de julio, lo que se traduce en una suba anual de 11,4%.

Debido al incremento de los precios en el sector de transporte, así como en el de la atención médica, la inflación de los servicios sin energía aumentó un 0,6%, es decir, un 6,1% más que en el mismo periodo del año anterior.

La inflación interanual de Estados Unidos bajó al 8,3%

En las últimas semanas, los responsables de la política monetaria de la Reserva Federal han reafirmado su compromiso de controlar la inflación, haciendo hincapié en los riesgos asociados a la persistencia de las presiones sobre los precios.

El presidente Jay Powell y la vicepresidenta Lael Brainard advirtieron la semana pasada que si no se lograba reducir la inflación y se permitía que las expectativas de futuros aumentos de precios se disparasen, la economía sufriría más adelante.

A medida que los precios de la nafta han ido bajando, también lo han hecho las expectativas sobre la inflación futura. Los datos publicados por la sucursal neoyorquina de la Fed el lunes mostraron que los hogares esperan ahora que la inflación se sitúe en el 5,7% dentro de un año, frente al 6,2%.

Banco Central Europeo: tras una histórica suba de tasas, empieza el debate por el quantitive tightening

Sin embargo, a los responsables políticos les preocupa que esta tendencia a la baja no se mantenga, especialmente si los precios de la energía se disparan a fines de año. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, advirtió de esa posibilidad el fin de semana, citando la preocupación por una escasez generalizada en toda Europa cuando el bloque deje de comprar petróleo a Rusia.

Christopher Waller, un gobernador que forma parte del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés), dijo que apoyaba "otro aumento significativo" de la tasa de interés de referencia en la reunión de septiembre. Señaló que la resistencia de la economía estadounidense y la fortaleza del mercado laboral daban a la Fed "la flexibilidad para ser agresiva" en su lucha contra la inflación.

Se espera que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, organice un acto en la Casa Blanca este martes por la tarde para celebrar la aprobación de la Ley de Reducción de la Inflación, un paquete de medidas aprobado por el Congreso en agosto que incluye incentivos para las energías limpias y algunos impuestos más altos para los ricos y las grandes empresas. Aunque los economistas no creen que la legislación tenga un efecto inmediato sobre la inflación, podría aliviar las presiones sobre los precios a largo plazo.

La alta inflación ha condicionado la recuperación económica durante meses, dando a los republicanos una ventaja de cara a las elecciones de mitad de término en noviembre.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios