Dark kitchens, el nuevo negocio súper secreto del fundador de Uber: vale u$s 15.000 millones y crece en América latina

Travis Kalanick compra 'cocinas fantasma' locales con el intenso secretismo que impregna su estilo empresarial

Travis Kalanick ha construido silenciosamente un gran negocio de alimentos y artículos de conveniencia en toda América latina, conforme el fundador de Uber intenta aprovechar el mercado de comercio electrónico de rápido crecimiento de la región.

El multimillonario ha expandido rápidamente su startup CloudKitchens, con sede en Estados Unidos, comprando y construyendo dark kitchens locales en América latina durante los últimos tres años como parte de una iniciativa para construir una red mundial de centros de entrega de alimentos, aprovechando su experiencia en la construcción de Uber Eats durante su mandato como director ejecutivo.

Junto con el negocio de las dark kitchens, que compra inmuebles para utilizarlos como espacio para preparar comida a domicilio o para recogerla, ha lanzado Pik N' Pak. Este negocio almacena artículos de conveniencia, como alimentos para mascotas y medicamentos, de casi 50 locales de CloudKitchens en 11 ciudades de Brasil, México y Colombia. Al igual que en las operaciones de cocina, los productos de Pik N' Pak se les envían a los clientes a través de compañías locales de apps de delivery.

MercadoLibre: Marcos Galperín desnuda los problemas de la Argentina y cuenta sus planes en la región

El vínculo entre Pik N' Pak y CloudKitchens, que hasta ahora no se había revelado, forma parte de un impulso deliberado de expansión en secreto, con entidades locales que se mantienen distantes de la empresa matriz para evitar que se les relacione con Kalanick, según tres antiguos empleados de CloudKitchens, que hablaron bajo condición de anonimato debido a los estrictos acuerdos de no divulgación.

"Cuando tienes un director general tan impactante y polémico como Travis, no quiere asociar la marca a él", dijo un exgerente que trabajó en el negocio de CloudKitchens en Latinoamérica.

Se produce cuando Kalanick ha hecho crecer rápidamente CloudKitchens a nivel mundial desde que se hizo cargo del negocio en 2018, después de ser destituido de Uber tras una serie de escándalos en 2017. CloudKitchens fue valorada en u$s 15 mil millones en noviembre, tras una ronda de financiación de u$s 850 millones.

Crédito: Cloud Kitchens.

CloudKitchens tiene más de 4000 empleados en todo el mundo, según dos personas familiarizadas con el negocio.

La cultura de secretismo refleja el enfoque de Kalanick hacia los negocios tras su enconada salida de Uber. A los empleados se les prohíbe mencionar que trabajan en la compañía en LinkedIn, y en su lugar indican como lugar de trabajo "empresa startup oculta", un término normalmente reservado para las compañías que aún no se han lanzado.

"Está relacionado con la forma en que lo atacaron en el pasado", dijo un exempleado de alto nivel de CloudKitchens. "La situación de Uber no fue agradable para él. Quería desarrollar [CloudKitchens en América latina]; no quería llamar demasiado la atención; quería dominar el sector".

Mercado Libre en alerta: cuál es el próximo gigante del ecommerce que llega a América latina

Pero personas cercanas al empresario dijeron que su enfoque corría el riesgo de obstaculizar el crecimiento de la compañía y tenía el sello distintivo de su época en Uber. Los famosos principios de la compañía Uber, como "Always Be Hustlin" (Siempre trabaja duro), se han codificado en CloudKitchens.

Los exempleados afirmaron que a otras divisiones de la compañía se les ocultaban partes relacionadas del negocio, lo que contribuía a la alta rotación de inquilinos en sus instalaciones.

CloudKitchens emplea a cerca de 500 personas en América latina y gestiona aproximadamente 70 locales, con 1800 cocinas individuales, en ocho países, según dos exempleados de alto nivel con conocimiento directo de las operaciones de la compañía.

La fintech mexicana que compró un banco para cambiar el sistema financiero desde adentro

Pik N' Pak utiliza el espacio sobrante en las instalaciones de cocina de la compañía -como en el sótano o en los pasillos- para almacenar artículos de conveniencia como medicamentos sin receta, comida para mascotas y juguetes sexuales. En el material promocional, Pik N' Pak dice que les ofrece a los minoristas acceso a "millones de clientes".

Las marcas minoristas pueden alquilar un espacio en las estanterías y anunciar sus productos en apps de delivery de alimentos en América latina, como Rappi o Cornershop, que se encargan del pago y la entrega a los clientes.

El crecimiento de CloudKitchens en la región se vio impulsado por al menos dos adquisiciones. En 2020, la compañía compró el grupo de cocinas Nano, con sede en México, por u$s 20 millones, según datos de PitchBook.

Crédito: CloudKitchens.

En 2019, en una operación de la que no se había informado anteriormente, CloudKitchens adquirió el negocio de cocinas con sede en Colombia Cocinas Ocultas, fundado un año antes por los empresarios italianos Raffaele Sertorio y Edoardo Dellepiane.

El equipo de Cocinas Ocultas se encargó de desarrollar el negocio de CloudKitchens en todo el continente. Bajo la marca Cocinas Ocultas, CloudKitchens opera ahora en Colombia, Perú, Costa Rica, Panamá, Chile y Ecuador. En México, la compañía opera como VirtualKitchens.

En Brasil, CloudKitchens opera como Kitchen Central y es líder del mercado, según Renato Avó, de la consultora 360 Varejo. El gasto en comida a domicilio en el país aumentó casi una cuarta parte el año pasado, hasta los R$40.5 mil millones (u$s 7.8 mil millones), según un estudio de GS&NPD y el Instituto Foodservice Brasil.

Cómo América latina se convirtió en la próxima gran frontera de la tecnología

"Se espera que las operaciones de las dark kitchens representen alrededor del 15% de este total", dijo Avó.

Pero el crecimiento de las dark kitchens en toda América latina ha causado polémicas en algunas ciudades. La proliferación en San Pablo, la mayor ciudad de América, provocó las objeciones de los residentes que viven cerca, con pancartas en contra de las nuevas instalaciones que aparecen en los barrios acomodados.

El municipio ha propuesto una regulación local de las dark kitchens y a principios de este año prohibió temporalmente la concesión de nuevas licencias.

La gente se ha quejado del ruido, los olores, el humo y los motoqueros -conocidos coloquialmente como "motoboys"- que esperan afuera para buscar los pedidos. Cris Monteiro, concejala de la ciudad, dijo que la compañía había estado en contacto antes de que estallara la polémica, pero ella puso en duda su voluntad de llegar a un compromiso.

"Entiendo la posición del empresario. Dicen que están establecidos legalmente. Para mí, esta respuesta no muestra el deseo de cooperar", añadió. "No veo que quieran resolver el problema junto con la comunidad".

Un exempleado de alto nivel de CloudKitchens en América latina dijo que la compañía se había vuelto más sensible a las prácticas comerciales locales. Pero otras personas cercanas a Kalanick advirtieron que los viejos hábitos podrían perdurar.

"Lo único que aprendió Travis de su paso por Uber es a no confiar en la prensa, y a no confiar en los capitalistas de riesgo", dijo un exanalista de alto nivel de la capitalista de riesgo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios