China vs bitcoin: por qué Beijing está en contra de las criptomonedas

Los militantes defiende la existencia de una moneda digital que esté más allá del control de una autoridad central, pero un gobierno autoritario está poniendo a prueba esa idea.

"Cómo hacerse millonario con bitcoin" es un tema común en los videos de TikTok, la app creada por la empresa ByteDance, con sede en Beijing. Clip tras otro, jóvenes influencers enseñan a otros cómo seguir sus pasos, mostrando estilos de vida financiados por la criptomoneda.

Sin embargo, la experiencia cuando abro la app hermana china de ByteDance, Douyin, es un contraste. Cuando busco Bitebi (bitcoin en chino), la plataforma me muestra vídeos negativos.

En el primero, los equipos que minan bitcoins aparecen acompañados de una nota en la que se informa de que, anualmente, consumen más energía que 100 países. En otro, el orador termina un monólogo sobre bitcoin: "¿Por qué no jugamos con un montón de aire en vez? Tú compras el mío y yo compro el tuyo".

Criptomonedas: por qué China puede complicar a los exchanges offshore

¿Por qué son tan diferentes las dos aplicaciones? No es que los jóvenes de China sean tan diferentes de sus compañeros extranjeros. Pero Beijing controla el contenido que pueden ver y ByteDance debe censurar sus sitios online con las prioridades del Gobierno. Cada vez más, eso significa vigilar de cerca los contenidos relacionados con las criptomonedas, como bitcoin.

El mes pasado, el Banco Popular de China y otros nueve organismos, incluida la oficina de seguridad pública, declararon ilegales todas las transacciones de criptomonedas. Los principales exchanges donde los inversores compran y venden monedas digitales empezaron a cortar los lazos con sus usuarios chinos. Esta medida es la continuación de una campaña iniciada a principios de este año, en la que las autoridades chinas cerraron las granjas informáticas del país que consumen mucha energía y en las que se mina bitcoin.

Criptomonedas: el pedido de bancos y traders para no quedar afuera del mercado

Se trata de un giro importante para un país que, hace cinco años, representaba el 90% del comercio mundial de bitcoins. Hasta esta primavera, casi la mitad de los bitcoin del mundo se minaban en granjas de China, mientras que las wallets del país recibieron criptomonedas por u$s 150.000 millones en la primera mitad del año, sólo superadas por las de Estados Unidos, según el proveedor de datos Chainalysis.

La ofensiva en China enfrenta el poder ilimitado de un gobierno autoritario con el principal argumento de venta de las criptomonedas: las redes descentralizadas de ordenadores que las gestionan las ponen fuera del control de cualquier autoridad central.

Desde la perspectiva de Beijing, el bitcoin permite a los ciudadanos chinos eludir los estrictos controles de capital del país, que limitan las transferencias al extranjero a u$s 50.000 al año. Incluso en el ámbito nacional, permite a ciudadanos ordinarios transferir dinero o realizar inversiones sin la supervisión del gobierno. En una época era posible comprar un café en la capital china con bitcoin.

Cuando Beijing prohibió por primera vez los exchange de criptomonedas en 2017, los centros online para el comercio de monedas digitales huyeron al extranjero. Las lagunas jurídicas permitían a los usuarios chinos seguir comprando y vendiendo bitcoin con algunos pasos adicionales. Pero las últimas normas han impulsado a los sitios web y las aplicaciones que los sirven a moverse por su cuenta para cortar a los usuarios chinos.

Bitcoin: por qué los traders de Wall Street están comprando cada vez más criptomonedas

Tal vez por temor a que sus empleados con sede en China puedan ser atacados, los exchange extranjeros han comenzado a rechazar a los clientes chinos. Y varias wallets digitales, donde los individuos almacenan criptomonedas, están desconectando a los usuarios de China continental.

Douyin es sólo una de las muchas plataformas de medios de comunicación chinos que ahora filtran lo que los usuarios pueden saber sobre las monedas digitales. Otro sitio líder, ChainNode, está notificando a los usuarios una "actualización" que cambiará su enfoque. En su foro han desaparecido publicaciones sobre criptomonedas, como una lista de establecimientos de Beijing que aceptan bitcoin.

En cualquier caso, el contenido eliminado parece haberse quedado atrás. A la cabeza de la lista había una cafetería de Beijing en el corazón del centro tecnológico de la ciudad, que en su día fue famosa por aceptar bitcoin. Pero un camarero me dijo que hacía varios años que los clientes no podían pagar con la cripto. "Ni siquiera se puede venir aquí a hablar de ello", dice. "Antes hacíamos eventos con bitcoin, pero el gobierno ya no nos deja".

Aunque sigue siendo posible que los usuarios chinos se envíen bitcoin entre sí, lo que valida la fe de los criptocreyentes en la red distribuida de computadoras que mantienen la moneda, la pregunta más grande es si la gente seguirá molestándose en hacerlo. Beijing ha tenido mucho éxito en marginar las ideas que no encajan en su narrativa.

Mientras tanto, en Douyin los influencers son mucho más positivos sobre el nuevo renminbi digital, una moneda virtual que está poniendo en marcha el propio banco central de China y que probablemente dará a las autoridades una capacidad sin precedentes para rastrear las transacciones.

Cuando hablo con un funcionario chino, me dice que el país ya no necesita el bitcoin. "Ya tenemos nuestra propia moneda digital", dice.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • MS

    momoi studio

    Hace 19 días

    Porque es una dictadura comunista

    0
    0
    Responder