Financial Times Exclusivo Members

Trump le promete a los grandes CEOs de EE.UU. que bajará impuestos

El expresidente quiere ganarse el apoyo de los titanes de Wall Street haciendo hincapié en la desregulación y el uso de aranceles a las importaciones como "táctica de negociación" con otros países.

Donald Trump dijo la semana pasada en una reunión de altos ejecutivos de Estados Unidos que reduciría drásticamente los impuestos y las regulaciones al tiempo que aumentaría los aranceles, en un intento por sumar el respaldo de los líderes empresariales del país a su agenda económica populista.

Trump hizo estas declaraciones en un evento de la Business Roundtable celebrado en Washington, al que asistieron un centenar de líderes empresariales, entre ellos Jane Fraser, de Citigroup; Tim Cook, de Apple; Brian Moynihan, de Bank of America; y Jamie Dimon, de JPMorgan Chase.

La reunión se produjo pocas semanas después de que Trump se convirtiera en el primer expresidente en ser condenado por un delito grave cuando un jurado lo declaró culpable en un juicio por 'dinero por silencio' en Nueva York. También se reunió con republicanos en el Capitolio.

Donald Trump: el atroz encanto de un césar americano

En una conversación de aproximadamente una hora con su exdirector del Consejo Económico Nacional, Larry Kudlow, Trump habló de su programa económico de derecha y arremetió contra la gestión del presidente Joe Biden de los acontecimientos mundiales, desde la retirada de EE.UU. de Afganistán hasta la invasión de Rusia a Ucrania y el ataque de Hamás contra Israel.

El expresidente dijo a su audiencia que consideraría bajar aún más la tasa del impuesto corporativo de 21%, después de recortarla desde 35% en 2017, según una persona que asistió.

"Me pareció que se mostró sólido, casi empresarial, y no otra cosa como vemos a veces", dijo un ejecutivo que estaba en la sala.

Otro CEO que asistió dijo: "Fue el mismo Trump que hemos visto y oído cientos de veces, pero más apagado".

El asesor económico de Trump, Stephen Moore, dijo que el expresidente había hecho hincapié en la desregulación y el uso de aranceles a las importaciones como "táctica de negociación" con países extranjeros. Dijo que Trump ampliaría sus recortes fiscales de 2017, algunos de los cuales expiran en 2025.

El expresidente también mencionó su plan de eliminar los impuestos sobre las propinas, y arrancó risas del público cuando dijo que había hablado con una mesera y caddies de golf a los que les gustaba la idea.

La Business Roundtable invita a los dos candidatos presidenciales a dirigirse a sus 200 miembros ejecutivos antes de cada elección estadounidense.

Entre los que no acudieron al acto se encontraban Satya Nadella, de Microsoft, Larry Fink, de BlackRock, Stephen Schwarzman, de Blackstone, que ya ha apoyado a Trump, así como Darren Woods, de ExxonMobil, y Bill Thomas, de KPMG.

"¡Lo aman señor!": Donald Trump seduce votantes en distritos reticentes

El jefe de gabinete de Biden, Jeff Zients, reemplazó al presidente, que se encontraba en la cumbre del G7 en Italia, y advirtió a los CEO que no debían dar por sentada la estabilidad política, según algunas personas que se encontraban en la sala. Zients elogió a varios directivos, entre ellos a Cook, de Apple.

En el exterior de la sede de la Business Roundtable circulaba una propaganda móvil pagada por el partido demócrata, que reproducía imágenes de la reciente condena por fraude de Trump en Nueva York y del ataque perpetrado el 6 de enero de 2021 contra el Capitolio estadounidense por una muchedumbre de sus seguidores.

Las empresas estadounidenses han disfrutado de beneficios récord bajo el mandato de Biden, pero muchos líderes empresariales desconfían de algunas de las propuestas presupuestarias del presidente, incluyendo impuestos más altos para las personas y empresas ricas, así como sobre las ganancias de capital y la recompra de acciones.

Los mercados no pueden seguir ignorando la posibilidad de un segundo mandato de Trump

En las últimas semanas, Trump ha ganado cada vez más adeptos entre los jefes de Wall Street, y algunos titanes de los hedge funds, como Bill Ackman, han declarado que probablemente lo apoyarán en la carrera hacia la Casa Blanca de este año.

La Business Roundtable lanzará una campaña publicitaria de ocho cifras antes de las elecciones en la que abogará por mantener la tasa del impuesto de sociedades del 21% y los bajos impuestos sobre los ingresos obtenidos en el extranjero y sobre la propiedad intelectual.

Muchos empresarios se mostraron escépticos ante Biden y Trump. Un miembro de la Business Roundtable le dijo al Financial Times: "Nos enfrentamos a la combinación de candidatos presidenciales más desastrosa de la historia de EE.UU."

"Independientemente de que sea Trump o Biden [quien gane en noviembre], creo que estamos en un periodo de mayor escrutinio regulador", añadió el CFO de una empresa de la Business Roundtable. "Cuando todo esté dicho y hecho, jugaremos el partido".

Temas relacionados
Más noticias de Donald Trump

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.