Alerta en Wall Street: inversores reducen sus participaciones en renta variable a su nivel más bajo desde la quiebra de Lehman Brothers

Los gestores de fondos alcanzan un "nivel nefasto" de pesimismo sobre las perspectivas económicas, según una encuesta de Bank of America.

Los grandes inversores han recortado sus participaciones en renta variable hasta el nivel más bajo desde la quiebra de Lehman Brothers en el punto álgido de la crisis financiera mundial, ya que el aumento de los temores de recesión genera preocupación por los beneficios de las empresas.

Los gestores de fondos redujeron este mes su posición neta sobreponderada en acciones hasta el nivel más bajo desde octubre de 2008, al tiempo que aumentaron las tenencias de efectivo de los activos gestionados hasta el 6,1%, un máximo de 21 años, según mostró una encuesta realizada por Bank of America (BofA) a 259 gestores de inversiones con activos combinados por u$s 722.000 millones.

El estudio pone de relieve que, incluso después de que los mercados mundiales hayan registrado su peor primer semestre del año en cinco décadas -con una caída del 21% en el barómetro FTSE All-World-, muchos gestores de activos siguen profundamente preocupados.

Larry Fink, de BlackRock, alerta sobre el peligro del aumento en los precios de los alimentos

Michael Hartnett, estratega jefe de inversiones de BofA, afirmó que los inversores han alcanzado un "nivel de pesimismo terrible", ya que les preocupa que un endurecimiento global de la política monetaria pueda desencadenar una amplia desaceleración del crecimiento. Añadió que una mayor proporción de gestores de fondos -un 79%- espera ahora que las ganancias empresariales se deterioren más que en cualquier momento durante la pandemia o el colapso de Lehman Brothers, en septiembre de 2008.

Larry Fink, director general de la mayor gestora de activos del mundo, BlackRock, ofreció una opinión similar la semana pasada, cuando dijo que la ansiedad por el impacto de los altos precios de la energía y las rápidas subas de las tasas de interés por parte de los bancos centrales sobre el crecimiento económico y los beneficios de las empresas estaban afectando tanto a las acciones como a los bonos.

Un 58% de los encuestados por BofA dijo que estaba tomando niveles de riesgo más bajos de lo normal en sus carteras, con asignaciones a sectores defensivos de Estados Unidos, como la salud, los servicios públicos y los productos básicos de consumo, que se consideran menos vulnerables en una recesión, alcanzando su nivel más alto desde mayo de 2020.

En las últimas cuatro semanas, los gestores de fondos también han abandonado la renta variable de la zona euro, así como los bancos, las acciones energéticas, materiales y materias primas, y se han decantado por sectores defensivos y por la renta fija.

Un tercio de los inversores dijo que su mayor preocupación era que la inflación se natuviera alta, mientras que algo menos de una cuarta parte citó una recesión como el mayor riesgo.

El aumento de la inflación implica que el promedio de los inversores ahora espera que la Reserva Federal, el banco central más influyente del mundo, suba su principal tasa de interés otros 1,5 puntos porcentuales este año, que se sumarán al aumento de 1,5 pp. existente.

¿Fuerte suba de tasas? En la Fed proyectan alza de 1 punto para julio

Según los encuestados, es poco probable que el banco central de Estados Unidos deje de endurecer su política monetaria hasta que la inflación subyacente, medida por el índice de precios de gastos en consumo personal, que se situaba en una tasa anual del 4,7% en mayo, vuelva a ser inferior al 4%.

Hartnett dijo que el ánimo de los inversores era ahora tan a la baja que era posible un rebote a corto plazo de las acciones y el crédito.

"Es probable que cualquier repunte sea temporal. El catalizador de una recuperación sostenida será un cambio en la política monetaria de la Reserva Federal cuando vea que Main Street [como se llama coloquialmente a las Pymes en Estados Unidos] está sufriendo junto con Wall Street. Todavía estamos a cierta distancia de los niveles [del índice bursátil S&P 500 de Estados Unidos] que harían que los responsables de la política monetaria entraran en pánico y cambiaran de rumbo", dijo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios